Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

domingo, 19 de mayo de 2013

RESEÑA: Los Miserables.

LOS MISERABLES

Título: Los Miserables.

Autor: Víctor Hugo (Tours 1802- París 1885) esta considerado como uno de los mejores escritores de la literatura universal. Tuvo una infancia difícil y poco estable, demostrando aún así y muy precozmente, su vocación literaria, pasión que se vio recompensada con diversos premios académicos. En 1830 publicó Hernani, teatro en verso que despertó gran expectación, a este éxito le seguiría la publicación de Nuestra Señora de París, conocida popularmente como El Jorobado de Notre Dame, tan sólo un año después. En el año 1862 se publica Los Miserables obteniendo un gran éxito novelístico. Desilusionado y agraviado por los hechos históricos que acaecían en su época, abandonó su actividad literaria para ocuparse plenamente a la política, hecho que le obligó a exiliarse durante años en los que apreovechó para retomar su brillante carrera de escritor.
Editorial: Austral, pero con el lanzamiento de la nueva adaptación de la novela al cine se ha publicado en otras editoriales como EDIMAT Libros o Realidad B. Incluso la propia editorial Austral ha sacado una edición especial con el cartel de la película como portada, que es justo la que tenéis al comienzo de la reseña.

Traductor: no aparece ningún nombre.


Sinopsis: Narra las vidas y las relaciones de varios personajes durante un periodo de veinte años, a principios de siglo XIX, en los cuales trascurren las Guerras Napoleónicas. La historia se centra principalmente en los esfuerzos de Jan Valjan, un ex-presidiario, por redimirse, pero también analiza el impacto de las acciones de Valjan a través de las reflexiones sobre la sociedad.


Su lectura me ha parecido: Rimbaud, un poeta francés del siglo XX, dijo de esta obra que era "una maravilla y un verdadero poema" y sinceramente, Rimbaud no exageraba al pronunciar estas palabras. Nos encontramos ante una novela inmensa, ingeniosa, poética, épica, emotiva...En definitiva, un clásico con todas las letras. Nos sumergimos en una trama magistralmente trazada, en la que los protagonistas no son los que están a la cabeza de la pirámide social, sino los que se encuentran en el escalafón más bajo de la misma. La novela esta plagada de maleantes, delincuentes, prostitutas, pobres...Marginales que tratan de sobrevivir en un marco histórico hostil y despiadado. Señoras, señores, ante ustedes: Los Miserables, un autentico canto a la pobreza y la la lucha social.


Conocí Los Miserables a través de las canciones del musical en el que está basado el libro. Piezas como One day more, I dream a dream o Empty chairs and empty tables, entre otras muchas, lograron que me interesase mucho más por la historia que englobaba a estas canciones. Las navidades pasadas tuve el privilegio de ver la última adaptación cinematográfica de la película y la primera de su versión musical. Tras vibrar con cada uno de sus temas y tras salir del cine, impresionada por la fuerza de la trama, en ese preciso instante decidí que debía hacerme con el libro. Después de preguntar en varias librerías del centro de mi ciudad y de comparar precios, encontré una versión, con el cartel de la película como portada, que no podía dejar escapar. A los pocos días comencé ávida su lectura, devorando cada una de sus 762 páginas, deteniéndome en lo que me parecía más interesante y deleitándome con una prosa difícil pero llena de valores y sentimientos que nunca pasan de moda. Siendo consciente de los tiempos que corren y de la vigencia que está teniendo esta novela, y sobretodo los temas que trata, sentía que tenía el deber de escribir esta reseña, ahora, y no más adelante; porque actualmente, cada vez hay más injusticia, más pobreza, pero a la vez más compromiso por parte de una población harta de esta situación. 


Ante todo, Los Miserables es una novela de denuncia social, de conciencia social y ciudadana y de defensa del oprimido. Todos estos rasgos se pueden apreciar en algunos de sus personajes más emblemáticos. Jan Valjan, el ejemplo más famoso de la reinsercción en la sociedad y de las segundas oportunidades, es el personaje que trata de quitarse la etiqueta de ex-presidiario (de forma ilegal y cambiando de identidad constantemente) para poder volver a vivir con total libertad. Su evolución en la novela va de abajo-arriba, mejorando su condición a medida que transcurren los años. El único que tiene el poder de devolverle a la condición que le pertenece es el inspector Javert, un despiadado policía sin moral ni sentimientos que hará lo posible para descubrir al impostor que se esconde detrás de diversas identidades. Este me resulto uno de los personajes más interesantes, sobretodo hacia la mitad-final del libro, cuando se arrepiente de todo el mal que ha causado por su culpa. 


Luego tenemos en la capa más baja de la pobreza a Fantine, una joven que una vez fue hermosa y feliz, y que por culpa de su inocente carácter juvenil cayó en la miseria más absoluta y con una hija a su cargo. Incapaz de poder hacerse cargo de la niña, Fantine la deja al cuidado de unos "amables" taberneros con la condición de enviarles dinero para su manutención. A partir de entonces su dignidad va decayendo poco a poco, al contrario que la de Jan Valjan, la de Fantine es de arriba-abajo. Despedida primero,  arruinada segundo y obligada finalmente a ejercer como prostituta para conseguir algo de dinero con el que pagarles a los taberneros. Todo y para su Cosette, su hija. Fantine representa la miseria de una época y el amor incondicional propio de una madre. El personaje de Cosette, al ser adoptada por Jan Valjan comienza una ida en ascenso, rescatada de la pobreza siendo una niña y plenamente integrada en la sociedad cuando llega a la adolescencia. Y por último,  tenemos a Marius Pontmegcy, un valeroso estudiante de descendencia noble, que enemistado con su abuelo, decide luchar en la revolución que pretende derrocar a Felipe de Orleans, un rey que no satisface las necesidades de un pueblo hambriento. Su amor hacia la joven Cosette le hará plantearse si continuar o no con la lucha. En parte, me identifico mucho con este personaje, sobretodo en su compromiso social y político, ya que él (y su compañero Enjorlas) representan en cierto modo a esa juventud cansada, que pretende un cambio en la política de su país y una mejora de la situación del pueblo. Algo que actualmente nos resulta muy familiar ¿no creéis?


Para finalizar esta reseña, me gustaría remitirme al hecho de que cada uno de estos personajes principales y los secundarios atesora un valor y una circunstancia que hoy en día se repite mucho. Todos los días vemos a una Fantine en cada nuevo deshauciado o en un parado por la crisis por ejemplo, a un Jan Valjan en cada ciudadano que pretende mejorar sus condiciones de vida, a un Javert en esos policías sin respeto que la emprenden a palos en las manifestaciones que están teniendo lugar, a una Cosette que parece vivir ajena a lo que sucede o a un Marius en el coraje y en la persistencia de todos aquellos que salen a la calle a protestar contra un sistema corrupto y obsoleto. Los Miserables, una obra maestra que se hace eco del grito ahogado y desesperado de los desheredados sociales y que ahora está más viva que nunca. 

Frases o párrafos favoritos: 

"¿De qué se compone un motín? De todo y de nada. Deuna electricidad que se desarrolla poco a poco, de una llama que se forma súbitamente, de una fuerza vaga, de un soplo que pasa. Este soplo encuentra cabezas que hablan, cerebros que piensan, almas que padecen, pasiones que arden, miserias que se lamentan y las arrastra."

Lo mejor: todos y cada uno de los personajes de la novela y la atemporalidad de los valores y sentimientos.

Lo peor: algunas partes descriptivas y el hecho de que hayan castellanizado los nombres en la traducción. Eso es cuestión de gustos, sin embargo, no me sonaba muy bien eso de "Juan Valjan", pierde su seriedad la verdad. Y lo curioso de todo esto es que en esta edición en concreto no aparezca el nombre del traductor.

Película/Canción: el cine quiere y ha querido mucho a Víctor Hugo y en especial a esta obra, de la que se han hecho más de 10 adaptaciones tanto para el cine como para la televisión. A lo largo de esta reseña hemos podido contemplar imágenes de las tres adaptaciones más importantes: la primera protagonizada por Gerard de Pardieu y John Malkovick, la segunda por Liam Nesson y Umma Thruman y la tercera y más reciente basada en el afamado musical de los 80, en la que detendremos nuestra atención unos instantes. 




Dirigida por el director Tom Hoper y con las interpretaciones de Hugh Jackman (X Men), Russell Crowe (Gladiator), Anne Hataway (Alicia en el País de las Marvillas), Amanda Seyfried (Mamma Mía), Eddie Redmayne (Los Pilares de la Tierra) y Helena Bonham Carter (Sombras Tenebrosas) entre otros; ha conseguido realizar una de las adaptaciones más fieles al libro, galardonada incluso con tres Oscars, uno como todos ya sabéis para Anne Hataway por su desgarradora interpretación de Fantine. Tom Hoper podría haberla estrenado en cualquier momento, sin embargo, su aparición en la navidad del 2012 reavivó el interés por el libro, para comprobar la extraordinaria atemporalidad de la historia que se narra, porque injusticias hay todos los días, a todas horas, a cada instante, pero siempre habrán personas que luchen por hacerse un hueco y que pretendan, a través del diálogo, cambiar, para mejor, el rumbo de la historia.



¡Un saludo y luchad siempre!

5 comentarios:

  1. es un clasico y un clasico es el libro al que siempre se mira apra entender el mundo. Muchas obras literarias pasan por la historia sin pena ni gloria pero libros como la Republic ade Platón, Edipo Rey de Sófocles, Madame Bovary Guerra y Paz son imperecederos y Los Miserables es tan valido hoy como cuando fue escrito.
    Me ha encantado esta reseña pues has mezclado a la perfección el argumento del libro de Hugo con la situación socio-politica actual.
    una gran reseña de un libro increible de un autor emblema del Romanticismo francés que también hizo poesia y teatro ademas de prosa nobelesca

    ResponderEliminar
  2. También es aquel cuyos valores no pasan nunca de moda y que su historia es extraordinariamente atemporal, que puede tener su reflejo en la vida cotidiana y en acontecimientos históricos como es el caso. Como ya he nombrado en la reseña, no podía demorar su escritura, pues creo que es el momento más adecuado para hacerse eco del problema que vivimos actualmente y como una novela ha sabido representar (aunque fue escrita en el siglo XIX) con una vigencia maravillosa las desgracias e injusticias y la insurrección social derivada de ello. Algo que actualmente vemos todos los días a través de las noticias.
    Víctor Hugo es un escritor romántico por excelencia, sin embargo, al ser escrita en la década de los 60 del siglo XIX, ya comienza a apreciarse ciertos tintes del realismo, por ejemplo en la exhaustiva descripción psicológica de los personajes.
    Gracias por tu comentario ;)

    ResponderEliminar
  3. No sé qué voy a hacer contigo... Cada reseña supera a la anterior y, cada nuevo libro reseñado, se hace más deseable y apetecible para mí.

    Sin duda, éste se ha puesto en el número uno en mi lista de pendientes. Por los personajes, por los mensajes transmitidos, por revelarse contra la sociedad... lo leeré, será mi próxima lectura -cuando saque tiempo, ya sabes que ando queriendo leer muchos desde hace unos meses-. Pero sí, soy un chico de palabra y leeré todos los prometidos, éste de momento, el primero.

    Un besazo enorme,

    Abel Jara Romero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Abel!
      Jajajaja....Me alegro provocar esa sensación, precisamente era esa la que buscaba cuando inicié está nueva andada en el blog, que os pique la curiosidad por leer los libros que comento, incluso los que a mi no me han gustado.
      Me hace mucha ilusión escuchar eso, porque he de decir que esta es una de mis novelas favoritas y que recomendaría a cualquiera que quiera maravillarse con una historia de superación, amor, lucha, sueños, injusticias... También te digo que si no has visto la película de su versión musical, te la recomiendo también, son sus voces de verdad y grabadas en directo; lo que todavía tiene más mérito.
      Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar
  4. Tienes toda la razón. Los Miserables conserva su vigencia porque las situaciones de injusticia que denuncia perduran y se reproducen en muchos lugares del mundo. De hecho, siempre he pensado que en nuestro tiempo faltan novelas de este calado social y compromiso, que además aúnen lo épico y poético. Coincido con que hay partes "eliminables", es decir, que al lector actual se le pueden hacer cuesta arriba. Pero perdura su esencial.
    El musical moderno me pareció excepcional y es el que me lanzó de lleno al libro, sobre el que tenía ciertas reservas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...