Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

domingo, 8 de diciembre de 2013

RESEÑA: El Señor de las Moscas

EL SEÑOR DE LAS MOSCAS

 
 
Título: El Señor de las Moscas.
 
Autor: William Golding (Cronualles 1911-1993) novelista y poeta británico hijo de un profesor de  ciencias y una sufragista, comenzó a estudiar ciencias naturales en el Braneose College de Oxford sólo para complacer a su padre. Pero dos años después decide estudiar literatura inglesa, con el sueño de convertirse en poeta, al estilo de Shakespeare y Tennyson. Al año siguiente de iniciarse la Segunda Guerra Mundial comienza a trabajar como profesor en la Bishop Wordsworth´s School de Salisbury y dos meses después ingresa en la Royal Navy. Además de participar en la persecución y destrucción del acorazado Bismark,  también participa en el Desembarco de Normandía. Premiado con el Premio Nobel en el año 1983, Golding es autor de Los herederos, El Dios Escorpión, Los Hombres de Papel, Caída Libre y El Señor de las Moscas entre otros títulos; siendo éste último su novela más importante.
 
File:William Golding 1983.jpg
 
 Editorial: Alianza Editorial.
 
Idioma: inglés.
 
Traductor: Carmen Vergara.
 

Sinopsis: fábula moral acerca de la condición humana, El Señor de las Moscas es además un prodigioso relato literario susceptible de lecturas divertidas y aún opuestas. Si para algunos la parábola que William Golding estructura en torno a la situación límite de una treintena de muchachos solos en una isla desierta representa una ilustración de las tesis que sitúan la agresividad criminal entre los instintos básicos del hombre, para otros constituye una requisitoria moral contra una educación represiva que no hace sino preparar futuras explosiones de barbarie cuando los controles se relajan.

Su lectura me ha parecido: reconozco que, injustamente, El Señor de las Moscas era un libro que no despertaba nada en mi, ni siquiera habiendo oído y leído tan buenas críticas. No se que se me pasó por la cabeza durante aquellos años de instituto, pero lo cierto es que este libro era una de esas lecturas en las que no me apetecía mucho adentrarme. Ahora, varios años después y tras haberme maravillado con este libro, me arrepiento muchísimo haberlo juzgado así, y lo que es más triste, de haber opinado antes de habérmelo leído. Imperdonable lo se, supongo que estaba inmersa en la tontuna adolescente que a todos nos afecta en algún momento de nuestra vida. Dejando de lado esta anécdota meramente personal, me gustaría avisar desde aquí, que El Señor de las Moscas no es un libro cualquiera, ya se que la sinopsis que leemos en su contraportada puede disuadir, sobretodo entre el público adolescente, pero creerme, es un libro de lectura obligatoria de la que todo el mundo debería de participar. Con todos ustedes El Señor de las Moscas, el libro de las mil y una interpretaciones.
 
Como ya habéis podido leer en el primer párrafo, mi historia con este libro no empezó precisamente con buen pie. Recuerdo que formaba parte de la pequeña colección que se almacenaba en el pequeño y ajado armario que teníamos en clase de tercero de la ESO, armario que tristemente el profesor o profesora sólo se abría tres veces a lo largo del curso, cuando teníamos que elegir la lectura obligatoria de cada trimestre. En cada una de esas tres ocasiones El Señor de las Moscas siempre estaba presente, y mis ojos pasaban de largo, sólo veían una aburrida portada y un título raro de narices. "¿El Señor de las Moscas? ¿Por qué se llamará así?" me preguntaba cada vez que lo veía. Me había picado la curiosidad, lo cual fue un gran avance con respecto al resto de veces, sin embargo, el libro estaba peligrosamente a punto de caer en el desván de los libros odiados, y hubiese sucedido de no ser porque el cine se cruzó en mi camino. Durante mi último año de secundaria, el profesor de ética proyectó la versión cinematográfica de dicho libro y os aseguro que todavía recuerdo esas imágenes como si las estuviese viendo ahora mismo. Fue una película intensa, interesante, reflexiva y con unas escenas bastante duras; pero lo más importante fue que despertó en mi esa curiosidad voraz por el libro, aunque no me quedase claro por qué Señor de las Moscas y no otro título. El resto de la historia ya os la imagináis, los que hayáis estado enganchadísimos a un libro lo entenderéis: hasta las tantas leyéndolo, no poder evitar pensar en él durante el día o devorar cada una de sus páginas como si te fuese la vida en ello. Esos fueron mis síntomas, y claro está, los síntomas de una buena novela. Aunque para seros sinceros, y después de tanto tiempo, todavía no se por qué se llama Señor de las Moscas. 

 
En lo que respecta a la lectura, creo que ha sido una de las más fuertes que he leído, fuertes en cuanto a contenido, peso y significado. Aparentemente parece una trama sencilla: unos chicos que naufragan en una isla desierta, un medio salvaje e impredecible al que tendrán que adaptarse para poder sobrevivir. Un planteamiento que nos podría recordar fácilmente al mítico e inolvidable Robinson Crusoe de Daniel Defoe pero también una metáfora de las teorías Darwinistas, sin embargo, El Señor de las Moscas fue escrito en una época totalmente diferente a la que vivieron Defoe o Darwin, con otros valores y con otro pensamiento que queda muy bien reflejado en la novela. El Señor de las Moscas es también una novela que, como ya he anticipado al principio de la reseña, puede tener muchos significados e interpretaciones. Precisamente creo que en eso reside la magia de este libro, cuando una historia es capaz de sugerir una cosa distinta a cada lector que se adentra en sus páginas, una ardua tarea de introspección que Golding con El Señor de las Moscas ha logrado trasmitirnos y que me parece realmente magistral.

 
Para finalizar, me gustaría contaros cual ha sido mi interpretación personal sobre el libro, que dista un poco de la orientación que nos expone la contraportada. En mi opinión creo que el señor de las moscas es una metáfora del gobierno de un país y las soluciones que se toman ante una situación adversa, crítica, límite, de crisis. Aunque más que la metáfora de un gobierno, también podría ser la metáfora de la propia democracia, y como puede llegar a tambalearse si no es del agrado de la mayoría, si otras fuerzas tratan de desbancarla para instaurar un régimen de anarquía o algo peor. En este caso la democracia la simbolizaría Ralph, tratando de mantener el orden usando elementos puramente democráticos, como el significado y uso de la caracola en esta pequeña democracia. Mientras, en el lado opuesto encontramos a Jack, un inconformista e irracional al que no le gusta el gobierno y la democracia que Ralph plantea instaurar en la isla.
 
 
Eso unido a su carácter indómito y sus ansias de poder, lo empujan a enfrentarse a su Ralph por el control de la isla y de sus habitantes, es decir, el resto de chicos que como ellos han sobrevivido al accidente. Trata de ganarse a las masas con promesas y privilegios, debilitando así a Ralph, quién encuentra apoyo en Piggy, un niño regordete e inteligente al que todo el mundo desprecia, aparte de por su físico, por denunciar la situación y por enfrentarse a la facción de Jack, representando un poco la voz de la razón. En resumidas cuentas, El Señor de las Moscas podría ser una parábola de los problemas de la democracia y del auge de movimientos violentos y discriminatorios que sólo empeorarían la situación. Algo que tristemente ocurrió con la subida del fascismo, el franquismo o el nazismo y que por ejemplo, desgraciadamente, ahora sucede en países como en Grecia o Francia. El Señor de las Moscas, una novela atemporal, de supervivencia, tenacidad, influencias, significado y de encarnizada lucha que nadie debería dejar pasar, aunque el título no sea el más atractivo del mundo, en serio, os lo dice la voz de la experiencia, la misma que cometió el error de no atreverse a leerlo por los absurdos perjuicios.
 
Frases o párrafos favoritos:
 
"La tarde,  brumosa, húmeda y asfixiante, pasaba lentamente, sangrante y enloquecida, la cerda avanzaba con creciente dificultad, y los cazadores la perseguían, unidos a ella por el deseo, excitados por la larga persecución y la sangre derramada. Podían verla ahora y estuvieron a punto de alcanzarla, pero con un esfuerzo supremo logró de nuevo distanciarse de ellos. Estaba ya a su alcance cuando penetró en un claro donde brillaban las flores multicolores y las mariposas bailaban en círculos en el aire cálido y pesado. Allí, abatido por el calor, el animal se desplomó y los cazadores se arrojaron sobre la presa".
 
Película/Canción: desde una parodia en los Simpson hasta una canción de Iron Maiden, a pesar de que durante los primeros años de su publicación no tuvo demasiado éxito, El Señor de las Moscas ha conseguido pasar a la historia, sirviendo de inspiración para toda serie de obras de teatro, composiciones musicales e incluso producciones cinematográficas. Aunque la primera adaptación de esta novela al cine fue en los años 60, hoy os cuelgo una de las escenas más importantes de la que se realizó en 1990, la misma que vi cuando estaba en cuarto de la ESO y que tanto me impactó. Además de ser una de las mejores adaptaciones que se ha hecho de la novela, podemos encontrar a un jovencísimo Balthazar Getty, un conocido actor de series americanas dando vida al inolvidable Ralph.
 
 
 
¡Un saludo y a seguir leyendo!



24 comentarios:

  1. lo mio con este libro fue muy diferente a lo que nos cuentas. Durante tercero o cuarto de la ESO figuraba como lectura obtativa de castellano y el titulo me intrigo, asi que empece a leerlo y me encanto. Es una maravilla, recoje toda la tradición de la novela inglesa y la condensa planteando problemas morales irresolubles aun hoy. Esta historia pone en cuestión toda la teoria del "buen salvaje" que habian sostenido gente de la talla de Rousseau o los pensadores anarquistas.
    Mi interpretación es la de una fuerte critica al anarquismo ingenuo, ese que piensa que el hombre nace siendo bueno y que es el Estado y la cultura el que lo pervierte, cosa que ya encontramos en Rousseau. Creo que para Golding es la cultura y la sociedad la que salva al hombre de caer en la guerra, retoma esa vieja tesis de que el hombre es un lobo para el hombre que ya enuncio Hobbes aunque pienso que tambien se le podria sacar una buena lectura freudiana, al fin y al cavo Freud decía que la cultura servia para mantener el "Ello" a ralla aunque a veces fracasaba en su intento y así el medico austriaco explicaba el nazismo. Como Freud creo que el autor del libro que hoy nos presentas, intentaba, como otros muchos y como tu tambien apuntas, mostrar las maldades de un gobierno autoritario fundado en la fuerza y no en la razón, cosa que podria entroncar con las tesis de un primer Kant

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes JF!
      Bueno, cada libro es una historia y a cada uno le llega una lectura de una determinada manera y forma. Aún así me encanta que compartáis esa experiencia conmigo, me ilusiona mucho!
      Con respecto a tu interpretación del Señor de las Moscas, creo que me quedaría con la teoría de Hobbes. No es que la teoría de Rousseau no me guste, también se puede amoldar a la trama de la novela. Sin embargo me parece muy curioso lo que Hobbes formuló, eso de "el hombre es un lobo para el hombre", no nace bueno como dice Rousseau, sino que ya lleva consigo una actitud perversa que le hace cometer atrocidades, algo que sucede en El Señor de las Moscas.
      Un buen e interesante comentario JF!
      un saludo y gracias por tu comentario! ;)

      Eliminar
  2. A mi me gustó mucho la primera vez que lo leí en el instituto, pero años después fue cuando pude asimilar bien todo lo que implicaba la historia y entonces se convirtió en un gran libro para mí. A veces es difícil hincarle el diente a un libro muy recomendado porque todos tendemos a prejuzgarlo sin conocerlo a fondo, pero si finalmente nos decidimos podemos descubrir cualquier maravilla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Mariuca!
      Eso es verdad, cuando lees un libro de pequeño tienes una percepción muy limitada de lo que cuenta el libro porque no todavía no has accedido al conocimiento de ciertos aspectos de la vida, de la sociedad, de la historia, de la economía, de la política... Pero una vez lo lees de adulto es cuando viene la sorpresa de descubrir lo mucho que encierran estas pequeñas y grandes historias. A mi por ejemplo me está pasando ahora con El Nombre de la Rosa. En eso llevas toda la razón, malditos perjuicios!
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  3. Es un libro inquietante, desde luego, y que no deja indiferente. También necesité de varias relecturas para sacarle todo el jugo, y creo que con cada relectura encuentro algo nuevo. Eso es lo que hace grande un libro. Una disección casi cirujana de la naturaleza humana.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana!
      No, Golding con su dureza y la fuerza de su narración consigue emocionarte, asustarte, compadecerte....Hasta horrorizarte de lo que es capaz de hacer el ser humano con tal de alcanzar el máximo poder.
      Si, yo pienso que El Señor de las Moscas es uno de esos libros que cada vez que lo lees le encuentras un significado diferente cada vez, algo que denota profesionalidad e ingenio por parte del autor.
      Saludos y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  4. No te sientas mal, yo también la leí hace mucho y también la juzgue muy mal por el título, después que la leí no me atreví a ver la película y creo que nunca lo haré, me gusta más la que tengo en mi mente.

    Me gusta mucho este libro, y por lo que sé se llama así porque la cabeza de puerco rodeada de moscas es "el señor de las moscas" y esto empieza a hacer a los niños perder el control cuando uno de ellos empieza a tener alucinaciones de que puede hablar.

    Excelente selección.

    ¡Te mando un abrazo! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Dana!
      Uno de los fallos que tiene muchas veces el cine y la televisión es que tiendes a imaginarte a los personajes con el físico de los actores y actrices que los dan vida. Te podría dar una larga lista de libros (incluidos algunos libros ya reseñados en el blog) que estuvieron muy condicionados por su adaptación audiovisual cuando los leí. El Señor de las Moscas no se salva de esa lista y la verdad, me condicionó bastante.
      Al principio pensaba como tu, pero últimamente pienso que es otra cosa, que no tiene que ser tan evidente. Todavía sigo buscando el significado del título de este libro, que pienso que debe tratarse de algo metafórico.
      Un abrazo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  5. Me ha gustado mucho tu crítica, Jimena. Yo también lo leí de muy joven y recuerdo sobre todo la mezcla de fascinación/desilusión ante ese plantemiento tan duro y tan plausible. Y enhorabuena por el blog. Gran selección de lecturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Marisa!
      Lo primero gracias, éstas últimas semanas antes de navidad están siendo frenéticas, y comentarios así se agradecen muchísimo, hacen que el esfuerzo de cada semana merezca la pena.
      Y lo segundo, coincido plenamente, El Señor de las Moscas es todo un mundo de contrastes que muchas veces son muy difíciles de definir y que nos provocan reacciones comunes y dispares.
      Me alegro de que te guste el blog. En cuanto a las lecturas, son simplemente las que leo, se que algunos libros de los que reseño no están de mucha actualidad, pero creo que es importante tener una visión global de todos los estilos y tipos de novelas que nos podemos encontrar hoy en día o que a pesar de que algunos son clásicos, también nos pueden enseñar a comprender el mundo en el que hoy vivimos. En definitiva, intento que haya un poco de todo, ampliando poco a poco esta estantería de reseñas
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  6. Un libro que desde luego no deja indiferente. Duro, bastante duro. Y un increíble análisis de la naturaleza humana, como bien indica Ana. Aunque tengo que reconocer que no disfruté del todo con su lectura. Creo que tanta dureza, tanto salvajismo me pesó... Pero es un libro que me gustaría volver a leer, que son de esos libros que tienen tantos detalles que apreciar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Magari!
      Indiferente? Nunca, nunca nunca! Con lo duro que es atemorizaría hasta al que dice no temer. De eso estoy segura. Si, he de reconocer que hay partes algo tediosas, no por un exceso de descripción, sino por la terrible realidad que transmite la pluma de Golding.
      Pues hazlo! Te animo a ello, seguro que en la nueva relectura encuentras aspectos que desconocías y que te sorprendes al descubrirlos.
      Besotes!!!!! y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  7. Leí este libro hace algún tiempo y me encantó. Y tu entrada me ha gustado mucho, me ha metido ganas de volver a leerlo :-)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Atlanta!
      Me alegro de que gracias a esta reseña te haya picado el gusanillo de volver a deleitarte con la lectura de un libro único. Espero que tu reencuentro con El Señor de las Moscas sea satisfactorio, ya me contarás :)
      Un beso y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  8. Hola Jimena. Gracias por quedarte por mi blog. Hago lo mismo y me quedo por aquí. Enhorabuena por tu reseña, me has planteado dudas sobre este libro. Como tú, no he conseguido animarme a leerlo, pero es que en mi caso no me gustó mucho la película. En fin, puede ser una opción. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Marisa!
      De nada, me encanta leer a otros blogs literarios y compartir experiencias.
      En mi caso la película si que jugó un papel muy importante a la hora de animarme a leer este libro que, como ya he escrito en la reseña, no me atraía nada. Pero una vez que lo lees te das cuenta que los perjuicios son un veneno muy peligroso y en cuanto al mundo literario todavía el peligro es mayor. No leer un autor porque no te atraiga el título de su libro es privarte de un conocimiento más.
      Abrazos y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  9. Yo creo que no es tanto que la democracia se tambalee porque la mayoría esté en desacuerdo sino que es porque un único individuo desea erigirse en líder y ejercer le poder de manera absolutista. Y para ello manipula a los demás, su temores y miedos, sus egos y frustraciones.... Estoy contigo en que es una lectura imprescindible. Gracias por la reseña.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Carmen!
      Bueno, también se podría mirar de ese modo, como ya he nombrado, lo bueno de este libro es que puede tener más de una interpretación y un estudio por parte de las corrientes de pensamiento. En todos los lugares, desgraciadamente hay personas así, que quieren acaparar todo el poder, aunque eso signifique pasar por encima de los demás. Y efectivamente, como buen tirano que quiere ser líder, manipula a los demás para que le respalden en su camino a hacerse con el ansiado poder. Es frustrante encontrar a personas así, no solo en la historia o en los altos cargos, también en las personas que nos rodean y que forman parte de nuestra vida cotidiana. En serio tremendamente frustrante.
      Me alegro en compartir la misma opinión :)
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  10. Muchas gracias por seguirnos, ya estamos por aquí contigo. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Mis Colecciones!
      De nada, para mi es un placer!
      Un besazo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  11. Hola Jimena! Gracias por pasarte por mi blog! Yo también me quedo por aquí y encima hoy traes uno de mis libros favoritos, eso es una señal de que estamos condenados a entendernos!!! jajaja! Yo no lo veo tanto como una metáfora de la democracia sino del comportamiento humano en general, pero como tú dices, es una historia abierta a múltiples interpretaciones. Le tengo un cariño especial porque gracias a este libro conseguí mi actual trabajo! Cuando haga la reseña os lo cuento!! :) Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Lara!
      De nada, para mi es un autentico placer. ¡Vaya! Me alegro de que coincidamos en cuanto a lecturas, creo que tu yo nos llevaremos bien por lo que veo, y eso me encanta, me encanta encontrar lectores con los que compartir la misma opinión, u opiniones diferentes, que también son bienvenidas en este blog. También, como la ejemplificación del buen salvaje tal vez? Vaya! Que curioso, me muero de curiosidad por saber qué papel fundamental jugó El Señor de las Moscas para que consiguieses trabajo, y más en los tiempos que corren, tienes que confesarme el truco como sea XD. A lo mejor funciona XD.
      Besotes a ti también y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  12. Le tengo muchísimas ganas a este libro y tengo la imagen del cerdo grabada en mi cabeza desde niña que vi la peli...

    A ver si esta semana cuando me pase por la biblioteca lo tienen y me quito esta espinita clavada.

    Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Ali!
      Jajajaja...Yo desde que vi la película aquella vez en el instituto tampoco me la he podido quitar de la cabeza, y no me extraña, pues el simbolismo y la carga argumental que refleja es enorme.
      Muy bien pensado Ali, te animo a ello.
      Un beso y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...