Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

domingo, 24 de noviembre de 2013

RESEÑA: Un mundo sin Fin

UN MUNDO SIN FIN

 
Título: Un mundo sin Fin
 
Autor: Ken Follett (Cadiff 1949, Reino Unido). Tras estudiar filosofía en la University College de Londres, trabajó como periodista en el South Wales Echo y en el Evening News. En 1978, con a penas veintisiete años, publicó su primera novela, El ojo de la aguja, que obtuvo gran éxito de inmediato y fue adaptada al cine. Tras este éxito editorial, comenzó a publicar novelas de género policíaco como La clave está en Rebeca o Triple, consolidándolo como escritor de éxito. Pero el verdadero reconocimiento no llegó hasta la publicación en 1989 con la publicación de su novela más famosa Los Pilares de la Tierra, una novela ambientada en la Edad Media que le valió estar entre los libros más leídos durante varios años. Follett también es el autor de Un mundo sin Fin, continuación de Los Pilares de la Tierra y de La Caída de los Gigantes y El Invierno del Mundo, que componen la primera y la segunda parte de la trilogía The Century, cuya tercera entrega está prevista su publicación para 2014.

 
Editorial: Debolsillo.
 
Idioma: inglés.
 
Traducción: Anuvela.
 
Sinopsis: Un Mundo sin Fin está ambientado en la misma ciudad de Kingsbridge, dos siglos después de la construcción de su majestuoso templo gótico. La catedral y el priorato vuelven a formar la base de esta magnífica historia de amor y de odio, de ambición y de venganza, con el fondo amenazador de la Peste Negra que aniquiló a la mitad de la población europea.
 
Su lectura me ha parecido: en la contraportada del libro que hoy reseñamos, dice así: "desde la publicación de Los Pilares de la Tierra en 1989 millones de lectores de Ken Follett a lo largo de todo el mundo han esperado ansiosamente este libro. El momento ha llegado." En cierto modo no podría estar más de acuerdo, pues todavía no conozco a nadie que no disfrutase con Los Pilares de la Tierra, es más, en mi caso y como ya comenté en la reseña de dicho libro, significó mucho más que una simple lectura de ficción histórica. Pues bien, el momento había llegado, el mundo esperaba ansioso la publicación de este libro, y cuando salió a la venta, miles de seguidores trataron de hacerse con él...Todo para comprobar, con gran decepción, que Ken Follett había hecho no una segunda parte de Los Pilares de la Tierra, sino un remake de Pilares de la Tierra. Sabíamos que volvería a ambientarse en el ficticio Kingsbridge y que se tendría muy presente ciertos aspectos de la novela anterior, pero no esperaba que fueran tantos y tan evidentes. Con todos ustedes: Un mundo sin Fin, la "segunda" parte de Los Pilares de la Tierra.
 
Recuerdo vagamente el día que mis padres compraron este libro. No se si fue en un centro comercial o en una librería, lo que si que me acuerdo es de la gigantesca pila de ejemplares que reposaban sobre una estantería, todos bien ordenaditos, mostrando una portada con un título bastante atrayente, adornado además con unos dibujos muy extraños pero bonitos. Mas tarde supe que esos dibujos eran una imitación de miniaturas medievales que los monjes copistas dibujaban en las páginas de los libros. Mi madre fue una de las primeras de la casa en leérselo, y yo, no se porqué, comencé a interesarme por el libro, no para comenzar a leérmelo, sino para que ella me contase y narrase dicha novela. De hecho, recuerdo una vez durante las vacaciones de verano que nos quedamos en casa por la lluvia, y en una habitación, mi madre nos leyó un poco del libro, atrayendo así la atención de mi hermano y de la mía. Eso fue cuando tenía 14 años más o menos y la verdad, es uno de los recuerdos más hermosos que ha atesorado mi memoria. Años después, cuando cursaba segundo de bachiller, me leí Los Pilares de la Tierra, libro que me apasionó y que mereció una favorable crítica en una de las entradas-reseñas de este blog.  Unos meses después y tras haberme empapado de otro tipo de literatura, decidí leer este libro, Un mundo sin Fin. Para seros sincera, me moría de ganas por leerlo, creía que después de mi inolvidable experiencia con Los Pilares de la Tierra, recuperaría esa emoción y esa pasión que ansiaba volver a vivir. El libro era enorme también, tiene 1178 páginas, unas cuantas más que las de su antecesor, pero no me importaba, quería leerlo cuanto antes. Sin embargo, no logré recuperar esas maravillosas sensaciones, lo cual me frustró bastante.
 
Un mundo sin Fin transcurre en una de las etapas más convulsas y violentas de la Edad Media Europea: el inicio de la Guerra de los Cien Años, las primeras revueltas campesinas en suelo inglés, el terrible azote de la Peste Negra, los avances sociales, las nuevas formas de comercio internacional, los avances en la agricultura, las novedosas formas de construcción, el poder cada vez mayor de los gremios...Ante este esplendido marco histórico, Ken Follett tenía ante si todo el material necesario para escribir una buena novela, una buena continuación, algo que desgraciadamente no ha sido así. Sin embargo, Ken Follett si que ha sabido mostrar ese amplio abanico de acontecimientos históricos que marcaron un antes y un después en la historia de Europa. Además de los episodios nombrados al principio de este párrafo, el autor nos adentra en otros estados importantes de este turbulento siglo XIII como son Francia e Italia. En el caso de Francia somos testigos de la guerra, la destrucción y la violencia de una guerra que enfrenta a la propia Francia con Inglaterra, las dos potencias más poderosas de la Edad Media. Los capítulos de las batallas y la desolación que deja a su paso son realmente estremecedores. Y en el caso de Italia, con la ciudad de Florencia como ejemplo, apreciamos el surgimiento del primer movimiento intelectual y artístico renacentista, que sin duda, marcará un cambio y diferenciará a las ciudades italianas de otras ciudades europeas, además de sus medios de difusión. Ese aspecto en particular del libro me pareció realmente interesante y reseñable.
 
Un mundo sin Fin es una novela rica en contexto, pero falla en el otro pilar que define a una buena novela histórica, y ese es la ficción. Esa parte inventada insertada en un contexto real, lo que equivale a la trama principal, al grueso de la historia, al corazón de la novela. Y falla porque la trama es muy parecida, por no decir igual, a la que nos narró en Los Pilares de la Tierra. En ese espacio señalaré los cinco más escandalosos: PRIMERO: La novela vuelve a girar en torno a dos nuevas construcciones principalmente: un puente y una torre/campanario para coronar la famosa catedral. SEGUNDO: aparece de nuevo el personaje del eclesiástico/obispo malvado que hará la vida imposible a los protagonistas, la diferencia, que en vez de llamarse Waleran, se llama Godwyn. TERCERO: el personaje de Caris recuerda muchísimo a la famosa Aliena, por la inteligencia y su iniciativa para adentrarse en trabajos reservados tradicionalmente a los hombres,  en este caso Caris sueña con ser médico. CUARTO: alto, delgado, ojos claros, pelirrojo, aprendiz de constructor...Con estas señas es imposible no reconocer a Jack Jackson, el protagonista de Los Pilares de la Tierra, sin embargo, le ha salido un duro competidor en Un mundo sin Fin llamado Merthin, de la misma complexión física y con los mismas inquietudes. Ken Follett deja muy claro que Merthin es descendiente de Jack y de Aliena, sin embargo, parece más un clon que un familiar lejano. Y CINCO: su historia de amor, como no podía ser de otra forma, Merthin y Caris se enamoran y viven un amor apasionado pero difícil por las circunstancias sociales y por la sucesión de los inesperados acontecimientos. ¿A qué os recuerda?


Sin embargo, y a pesar de todo,  esta novela tiene personajes que de alguna forma llegan al corazón de los lectores. En mi caso fue la humilde, trabajadora y luchadora campesina Wanda la que consiguió cautivarme con su terrible historia, convirtiéndose en mi personaje favorito de la novela. Un mundo sin Fin es una historia que puede gustar, pero para quienes nos hemos maravillado con Los Pilares de la Tierra, resulta un libro gordo y altamente repetitivo. Menos mal que con sus siguientes novelas, Ken Follett todavía no ha sido eliminado de mi selecta lista de autores favoritos, pero si tuviese que juzgarle solo por esta novela, Ken Follett me ha decepcionado mucho. Un mundo sin Fin, una historia de amor, pasión, guerra, muerte, injusticias... En fin, la novela de Ken Follett que menos me ha gustado.
 
Párrafos o frases favoritas:
 
"Cuando empezó la epidemia, habían permanecido junto a sus seres queridos a pesar de todo, madres con hijos, maridos con esposas, personas de mediana edad con sus ancianos padres; el amor era más fuerte que el miedo. Pero eso había cambiado. El ácido que derramaba la muerte había empezado a corroer hasta el más fuerte  de los lazos familiares. En ese momento, el típico paciente llegaba al hospital con ayuda de la madre o un padre, de un esposo o esposa, que se limitaba a marcharse haciendo oídos sordos de los lastimeros gritos que lo seguían hasta que desaparecía de la escena. Sólo las monjas, con sus mascarillas y las manos empapadas en vinagre, eran capaces de desafiar a la enfermedad."
 
Película/Canción: aprovechando el éxito que tuvo la serie de televisión basada en Los Pilares de la Tierra, los productores no quisieron echarse atrás y unos años más tarde lanzaron al mundo la adaptación a la pequeña pantalla de Un mundo sin Fin, con los mismos directores y mezclando estrellas y jóvenes promesas, tal y como se hizo en Los Pilares de la Tierra. Sin embargo, la serie no logró el éxito que se esperaba. Ý la verdad es que lo entiendo. Cuando me enteré de que la iban a emitir en Cuatro esperé impaciente y llena de curiosidad el día en el que emitirían el primer capítulo. La comencé a ver, pero al llegar el primer intermedio apagué la tele, ¡SE LO HABÍAN INVENTADO TODO! Los que hayáis leído la novela entenderéis este disgusto. No obstante, hay que destacar las interpretaciones y caracterizaciones de Charlote Riley (Wuthering Heights), Rupert Evans (Ágora), Nora von Waldstätten (Carlos), Tom Weston-Jones (Copper), Cynhia Nixon (Sexo en Nueva York) o Ben Chaplin (El Retrato de Dorian Gray).
 
 
 
¡Un saludo y a seguir leyendo!

sábado, 16 de noviembre de 2013

RESEÑA: A tres metros sobre el Cielo.

A TRES METROS SOBRE EL CIELO
 
 

Título: A tres metros sobre el Cielo. 

Autor: Federico Moccia (Roma 1963) es un escritor italiano, autor de novelas románticas de éxito que, a su vez, se han adaptado al cine en numerosos países europeos. Trabajó previamente como director y guionista de programas de televisión hasta conseguir éxito en el mundo literario. Entre sus novelas se encuentran títulos como Perdona si te llamo Amor, Tengo ganas de ti, Carolina se enamora o Perdona pero quiero casarme contigo. Su novela más famosa, A tres metros sobre el Cielo, consiguió consagrarlo como uno de los escritores más leídos en su país y en todo el mundo. Recientemente ha publicado su última novela titulada Ese instante de felicidad.
Editorial: Debolsillo.
 
Idioma: italiano.
 
Traductor: Patricia Orts García.
 
Sinopsis: en Roma, como cualquier otra ciudad del mundo, los adolescentes quieren volar, buscan caminar "tres metros sobre el cielo". Las chicas como Babi se esmeran en los estudios, hablan del último grito en moda y se preparan para encontrar el amor de sus vidas; los chicos como Step prefieren la velocidad, la violencia, el riesgo y la camaradería de las bandas, pero todos ellos se implican en la vida como si cada segundo fuera el último. Pertenecen a mundos distintos, desean cosas distintas, pero tienen algo en común: el amor que les hará frotar y sostenerse, el amor que les hará encontrarse y cambiar. Ellas se volverán más salvajes; ellos más tiernos. Mientras, allí abajo, la vida les reclama.
 

Su lectura me ha parecido: ñoña, romanticona, empalagosa, dulcísima.... En definitiva, una novela con poca sustancial, nada original y bastante clasicista para ser una novela que ha arrasado en las librerías de medio mundo. En parte entiendo el éxito, sobretodo entre el publico femenino adolescente, cuyas hormonas están más rebotadas. Sin embargo yo debí ser un bicho raro por aquel entonces, pues me lo leí justo en ese periodo de mi desarrollo mental y hormonal y tuve la misma opinión negativa que ahora os expongo a todos vosotros. Seguramente alguno de los que ahora esté leyendo la reseña será un fan incondicional de esta novela y de los libros de Federico Moccia, por eso quiero anticipar que esto es solo una opinión, sin ánimo de ofender ni perjudicar, pero estamos en una reseña y no puedo evitar plasmar, si hablamos de esta novela, mi descontento absoluto por ella. Con todos ustedes, A tres metros sobre el Cielo, una de las novelas más cursis y simples que he leído.
 
La primera vez que vi este libro fue en la biblioteca de mi instituto. Recuerdo que estaba destacado a posta en la mesa de novedades porque los libros de Federico Moccia se estaban poniendo de moda y no paraban de prestarse. Todo un éxito vamos. Al final y a fuerza de tanta recomendación, acabé por hacerme con el libro y por leerlo, pero me guié más por la curiosidad que este libro estaba despertando en los lectores, sobretodo entre el público femenino adolescente, que por el peñazo que por las insistencias de la gente. Recuerdo su tamaño: pequeño, ligero, no muy gordo en cuanto a páginas, con letra legible y con un diseño de portada que atraía a la lectura. En definitiva, poseía todo lo necesario para convencer al lector de, primero comprarlo y después leerlo con total interés. A mi me captó esa estrategia de márqueting, soy demasiado influenciable para algunas cosas, que le vamos a hacer, con lo que seguí el ritual. Vi el libro, me gustó lo que vi, fui a la caja, lo compré y pasados unos días comencé a leérmelo con infinita curiosidad. Cuando por fin pasé la última página, confirmé lo que ya sospechaba desde los primeros capítulos, es decir, que A tres metros sobre el Cielo sería una de esas novelas de la que te arrepientes haber leído, y sobretodo, de haber comprado.
A tres metros sobre el Cielo es una novela, en mi más sincera opinión, sencilla, corta, amena, carente de profundas reflexiones (esas que tanto me gustan); lo cual nos demuestra que es un buen libro para una lectura ágil y que fácilmente puede gustar al lector a pesar de su contenido simple y tradicional. Además, si a eso le añades que es una novela de amor, inmediatamente se convierte en un éxito asegurado en el sector juvenil sobretodo. Pero si en esta novela intentas buscar algo más que una mera historia de amor entre dos adolescentes, no vas a encontrar nada. En cuanto a la historia, es muy básica: la típica chica con dinero y malcriada y el también típico chico guapo y macarra que se enamoran y viven un romance que no gusta a todo el mundo, como sucede en casi todas las novelas románticas, y que en este caso el autor la ha decidido endulzar hasta límites que rayan el exceso. A tres metros sobre el Cielo creo que le ha faltado ese punto de profundidad en la trama, ir más allá de la historia de amor que se cuenta y buscar otras formas de contarla que no estén tan explotadas. Se que ambos protagonistas vienen cada uno de su padre y de su madre, con sus diferencias e historias personales, pero sinceramente son situaciones muy vistas además, lo que me aborreció bastante. Eso si, si algo bueno tiene esta novela a pesar de la dura crítica que le estoy haciendo, es el hecho de que gracias a ella, muchos jóvenes se han iniciado a la lectura, algo que yo considero un gran mérito del escritor y que ya ocurrió con otras novelas o sagas de parecida temática. 

Para finalizar, me gustaría aclarar por qué A tres metros sobre el Cielo me parece una novela tradicional y clasicista, siempre desde la perspectiva de la propia trama. Pues bien, A tres metros sobre el Cielo presenta dos modelos claros y diferenciados, por un lado tenemos una extendida visión femenina representada por Babi, la típica chica cursi, estudiosa, con dinero y empedernidamente romántica y la masculina representada por Step, cuya actitud es macarra, valiente, insolente, irresponsable y bastante canalla. Estaba claro desde el principio que ambos se enamorarían, y no digo que no esté mal, pero el autor podría haber sido más original. Hubiese sido incluso más interesante plantearlo al revés, es decir, que Babi fuese como Step y Step como Babi, eso sería realmente original y bastante rompedor con lo que se ha leído anteriormente en la literatura romántica. A tres metros sobre el Cielo, una novela de amor, pasión, odio, prohibiciones, luchas, sacrificios...Una novela romántica que no ha llegado a trasmitirme nada.
 
 
Frases o párrafos favoritos:
"No te arrepientas, no te juzgues, se quién eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play, y más, y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para explicar el caos que tienes dentro".
 
 
Película/Canción: no voy a detenerme mucho en este apartado porque estoy segura que todos conoceréis la famosa película española basada en este libro. Bajo la abreviatura 3MSC, la película cuenta con un reparto plagado de jóvenes y famosas promesas del cine español como María Valverde (Craks) o el actor sex symbol español Mario Casas (Las Brujas de Zugarramurdi). A mi parecer y tras haber visto hace algún tiempo un trozo de la película, 3MSC es bastante mala además de ser la excusa perfecta para que Mario Casas se quite la camiseta. Más antigua es en cambio una versión italiana basada en este libro y que, para que veáis que soy buena, os he colgado el tráiler, aunque os aviso que no está subtitulado:

jueves, 7 de noviembre de 2013

RESEÑA: La Ladrona de Libros

LA LADRONA DE LIBROS
 
 
Título: La Ladrona de Libros.
 
Autor: Markus Zusak (Sidney 1975), con su obra anterior I Am the Messenger, ganó uno de los premios más prestigiosos que su país dedica a la literatura juvenil. La Ladrona de Libros, que se inspira en lo que los padres del propio escritor vivieron en Alemania y Austria durante la Segunda Guerra Mundial, ha tenido mucho éxito en los Estados Unidos, Inglaterra y en los demás países en los que se ha publicado. En el año de su publicación en 2006 logró posicionarse en las litas de los más vendidos y recomendados por los lectores.
 
 
Editorial: Lumen.

Idioma: inglés.

Traductor: Laura Martín de Dios.

Sinopsis: érase una vez en un pueblo donde las noches eran largas y la muerte contaba su propia historia. En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos hermosos para escapar del horror y de la guerra. Al cabo de un tiempo la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. Con estas palabras se escribió una historia hermosa y cruel que ahora ya es una novela inolvidable.

Su lectura me ha parecido: repitiendo y remarcando la mísma palabra con la que he finalizado la sinópsis, su lectura me ha parecido INOLVIDABLE! Creo que este es el calificativo que se le puede dar a esta novela y con el que seguramente coincidiré con todo aquel que también se la haya leído. Además, tratándose de este libro, me siento en la obligación de añadir a ese INOLVIDABLE! más calificativos positivos como bella, aterradora, real, lacrimógena, especial, maravillosa, intimista, histórica, original....Pero sobretodo DIFERENTE! un aspecto que junto con INOLVIDABLE! son los que más definen esta novela que hoy, después de tantos años, vuelve a estar entre mis manos. Señoras, señores, estamos ante una lectura increíble en la que descubriréis porque DIFERENTE! e INOLVIDABLE! deben de ir de la mano si hablamos de La Ladrona de Libros, la novela que todo el mundo debría leer.
 
Ahora mismo no recuerdo exactamente como llegó este libro a mi, si fue por una recomendación, por iniciativa propia o simplemente porque no sabía que libro leerme; lo que si que recuerdo es que fue en la biblioteca de mi colegio donde lo vi por vez primera, y donde intuyo que me entraron las ganas de leermelo. Pero ya os digo, no me acuerdo muy bien, lo que es una pena. Bueno, la cuestión es que me lo leí, y mientras me deleitaba con la ágil lectura de esta novela, me iba dando cuenta de que esto era distinto, que a pesar de haber leído muchas novelas de ficción histórica ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, La Ladrona de Libros se diferenciaba a todo lo que había leído sobre esa temática, aspecto que inmediatamente se convirtió en un aliciente para que devorase cada página con ansia y curiosidad. Cuando llegué a la última página de la novela, me sentí tremendamente afortunada por haber gozado de una lectura así y deseaba tenerlo en mi colección personal etiquetada con el nombre de "Mis Imprescindibles"; libros que me definen y que de alguna manera han acabado formando parte de mi vida. Desde que decidí cambiar la temática del blog, llevaba algún tiempo queriendo hacer una reseña de este libro tan especial, pero no encontraba una solución, y así fué hasta que a través de otra biblioteca, esta vez la de mi barrio, conseguí hacerme con un ejemplar. Tenerlo de nuevo en mi posesión se me antojó emocionante, además de despertar emociones que experimenté durante su lectura. Estaba claro que la magia no se había perdido, Markus Zusak se había encargado de que la atesorara en mi memoria.
 
Para adentrandonos en los aspectos que realmente definen a esta excepcional novela, debo de explicar porqué INOLVIDABLE! y DIFERENTE! van de la mano. En primer lugar, La Ladrona de Libros es un relato INOLVIDABLE! básicamente, entre otros, por una poderosa razón: primero, La Ladrona de Libros es un libro con el que es complicado no empatizar con sus protagonistas, en especial con Liesel, esa misteriosa niña huerfana que es acogida por una família alemana en tiempos de la Segunda Guerra Mundial y del horror del Nazismo y que descubre el placer por la lectura de una forma muy especial y que llega a hacer reflexionar al lector. Además de Liesel, otro personaje que también merece un gran aplauso por mi parte es el personaje de Hans, el padrastro de Liesel, un hombre que ama con locura a su hija, a la que le proporciona un cariño infinito en tiempos de guerra y que oculta sus verdaderas ideas en un ambiente hostil y en el que el silencio es la mejor supervivencia. El resto de personajes también merecen mucho la pena, cada uno de ellos esconde una esencia diferente y que les hace únicos, personajes que prefiero no describir demasiado para incitaros a la lectura de este INOLVIDABLE! libro.
 
Por último tengo que decir que La Ladrona de Libros es una novela DIFERENTE! y remarco ese DIFERENTE! porque se de lo que hablo.  Casi todos lectores coincidiréis conmigo en que la Segunda Guerra Mundial ha dado pie para que los escritores se lanzaran a escribir novelas de ficción histórica ambientadas en esta época, convirtiéndose en la época fetiche de este género. Y espero que estéis conmigo en este hecho, en el hecho de que la inmensa mayoría de estas novelas explotan, en mi opinión en exceso, la visión de esa guerra desde la perspectiva de los judíos. Yo no niego que los judíos no fueran importantes, de hecho fue una tragedia las políticas de exterminio que se llevaron a cabo contra ellos en los campos de concentración, pero hubieron también otras víctimas directas o indirectas del conflicto igual o más importantes que los judíos. Me estoy refiriendo al exterminio de homosexuales, católicos, republicanos, anarquistas, discapacitados físicos y mentales, gitanos o comunistas soviéticos entre otros, a los que se les ha dedicado poca literatura. Tampoco debemos olvidarnos de otras víctimas que pocas veces son tratadas con la misma consideración, como era la población civil de la alemania en tiempos del Nazismo, los cuales también sufrieron las consecuencias de los desastres de la guerra. Es en este aspecto en el que entra en juego el calificativo DIFERENTE! pues La Ladrona de Libros trata el tema de la Segunda Guerra Mundial desde la perspectiva de los ciudadanos, de esos habitantes sometidos a un régimen, obligados a secundarlo y que son víctimas de la tiranía del Nazismo y de los bombardeos de la guerra sin tener la culpa de nada. Eso es precisamente lo que la hace DIFERENTE! al resto de novela histórica de esta misma temática, es una novela social y un canto al pueblo reprimido y atacado injustamente. La Ladrona de Libros, una historia de supervivencia, angustia, horror, belleza, honestidad, arrojo, literatura...Una lectura INOLVIDABLE! y DIFERENTE! que nadie debe dejar pasar.
 
 
Frases o párrafos favoritos:
 
"Sinceramente me esfuerzo por tratar el tema con tranquilidad, pero a casi todo el mundo le cuesta creerme, por más que yo proteste. Por favor, confía en mi. De verdad puedo ser alegre. Amable, agradable, afable... Y eso son las palabras que emiezan por "a". Pero no me pidas que sea simpática, la simpatía no va conmigo."
 
Película/Canción: a lo largo de la reseña habréis podido observar una serie de imágenes bastante fieles a la novela, y no es por casualidad o porque me he esforzado en buscar en las imágenes del Google. En absoluto. El 21 de Febrero del año 2014 está previsto el estreno en España de la esperadísima adpatación de la novela de Markus Zusak a la gran pantalla, algo que los fans de esta novela llevaban años esperando (incluida una servidora). Como habéis podido observar en las imágenes la película estará protagonizada por Sophie Nèlisse (Profesor Lazhar), Geofrey Rush (El Discurso del Rey) y Emily Watson (War Horse) entre otros. Para hacer un poco más rápida la espera, con solo teclear: "la ladrona de libros pelíucla" en Google, encontraréis información sobre la película y muchas fotos de los personajes, además de este espectacular trailer:
 
 
¡Un saludo y a seguir leyendo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...