Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

jueves, 18 de septiembre de 2014

RESEÑA: La verdad sobre el caso Harry Quebert

LA VERDAD SOBRE EL CASO HARRY QUEBERT

 
Título: La verdad sobre el caso Harry Quebert.
 
Autor: Joël Dicker (Suiza 1985). Su primera novela Los últimos días de nuestros padres, que Alfaguara publicará en 2014, está basada en la desconocida historia de una unidad de inteligencia británica encargada de entrenar a la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial y resultó ganadora en 2010 del Premio de los Escritores Ginebrinos. Su segunda novela, La verdad sobre el caso Harry Quebert (2012), descrita como un cruce entre Larsson, Nabokov y Philip Roth, ha recibido el favor del público y de la crítica más exigente, y ha sido galardonada con el Premio de Novela de la Academia Francesa y el Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa, Su traducción a treinta y tres idiomas la conforma como el nuevo fenómeno literario global.
 
 
Editorial: Alfaguara.
 
Idioma: francés.
 
Traductor: Juan Carlos Durán Romero.
 
Sinopsis: Quién mató a Nola Kellergan es la gran incógnita a desvelar en este thriller incomparable cuya experiencia de lectura escapa a cualquier tentativa de descripción. Intentémoslo: una gran novela policíaca y romántica a tres tiempos (1975, 1998 y 2008) acerca del asesinato en la pequeña ciudad de Aurora, New Hampshire, de una joven de quince años. En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor, Harry Quebert, autor de una aclamada novela, y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan. Poco después, Harry es arrestado, acusado de asesinato, al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín. Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras intenta demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz. La verdad sólo llega al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido.
 
Su lectura me ha parecido: maravillosamente perfecta, como esas historias de amor que duran para toda la vida, convirtiéndose de ese modo en eternas e inquebrantables. Queridos lectores y lectoras, en muy pocas ocasiones leeréis las palabras con las que he iniciado esta reseña, a las que por cierto, añadiría que nos encontramos ante una obra maestra, ante un libro que va más allá del best seller corriente y moliente, que demuestra que es algo más que una simple novela de misterio con tintes policíacos, una historia que no tiene desperdicio, que directamente engulle al lector, una trama tensa y concienzudamente estructurada, una narración original a la par que ambiciosa, un libro que obliga al lector a no despegar los ojos de las páginas, que sorprende con giros, giros y más giros, todos inesperados. El deleite para todo aquel que quiera o que entre sus ambiciones esté la de ser escritor, debe adentrarse. Para quién busque emoción, intriga, acción novelística y mucho, mucho, mucho secreto oculto; esta es su novela. Chicos, antes de continuar con la reseña os diré que muy pocas veces tenemos el privilegio de toparnos con libros así y que relatos como este demuestran que hay oro puro entre tanto best seller comercial. Amigos y amigas, con todos ustedes: La verdad sobre el caso Harry Quebert, la gran revelación en el mundo de la narrativa.
 
 
Mi historia con este libro siguió una línea muy curiosa  y que, la verdad, podría haber sido menos enredada si hubiese mostrado muchísimo interés por leer esta novela. Veréis queridos lectores y lectoras, yo ya había visto La verdad sobre el caso Harry Quebert en las librerías más importantes de mi ciudad, y por supuesto, también conocía las buenas y grandilocuentes críticas. Sin embargo, no fue hasta que se lo vi leer a un buen amigo de la facultad, el pasado curso, en un intermedio entre clase y clase. Recuerdo que aquel día charlamos animadamente del libro en cuestión, y como era previsible, me recomendó su lectura. A los pocos días y sucumbiendo a la tentación, cogí prestado el libro de la biblioteca de mi barrio, sin embargo, algunas lecturas y los trabajos de la facultad absorbieron todo mi tiempo, y sin darme cuenta, me percaté que ya quedaba un día para devolverlo, y que sólo había alcanzado a leer las tres primeras páginas de la novela, las cuales, no lograron impacto alguno en mi, pues mi cabeza estaba sumida en preocupaciones mayores. Al día siguiente inicié mi habitual camino hacia la biblioteca, para devolver el libro, sin imaginarme, ni por asomo, que La verdad sobre el caso Harry Quebert volvería a mis manos más pronto que tarde, envuelto en papel de regalo, en plenas navidades. No obstante, y aunque la novela ya formaba parte de la particular biblioteca que tengo en casa, tardé un tiempo en atreverme con su lectura, de hecho, mi madre saboreó su lectura antes de que yo pudiese por fin, hacerme el ánimo, y adentrarme en sus páginas. Fue una de las lecturas de este verano, y aunque os confieso que acogí su lectura con un ligero escepticismo, pues cuando un libro recibe tantas críticas positivas sólo puede significar o bien que es excelente o bien que es rematadamente malo; tuve que comerme mis propios prejuicios de golpe. Su lectura me absorbió, literalmente, aprovechando cada hueco que tenía para continuar y seguir la historia. Ese libro me tenía enganchada y al terminarlo a los pocos días, entendí entonces aquellas buenas y grandilocuentes criticas, pues, todas ellas clamaban una gran verdad.
 
 
Centrándonos ahora en relatar aquellos aspectos que, favorablemente, más me han llamado la atención, os diré ya de primeras que son bastantes. Sin embargo y para no enrollarme tanto, me limitaré a nombrar los más significativos, según mi opinión. En primer lugar, La verdad sobre el caso Harry Quebert es una novela realmente inteligente, cuando digo que es inteligente es porque desde el minuto uno ya te pone en una situación límite, y que irremediablemente, te aboca a no soltar el libro por nada del mundo. Que el lector sepa que Harry Quebert es ya sospechoso de haber asesinado a Nola Kellergan, ya es señal de que la trama va a ser trepidante, con lo que enganchas al lector inmediatamente a su lectura. En segundo lugar, La verdad sobre el caso Harry Quebert, como ya he nombrado al principio de la reseña, tiene giros, giros y giros, y más giros....¡Os lo aseguro! Ésta es la novela de género policíaco en la que más veces he cambiado de asesino. A cada paso que Marcus Goldman da hacia la verdad, y conforme se van esclareciendo más misterios, el supuesto asesino cambia de rostro, convirtiendo así, prácticamente, a casi todos los personajes de la novela en sospechosos de haber asesinado a Nola. Eso, sinceramente, es fantástico, hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien con una novela, y la verdad, se agradece y mucho. En tercer lugar, el entorno en el que Dicker ha decidido ambientar la novela es el idóneo: Aurora, esa pequeña localidad inventada en la que todos se conocen y en la que un suceso tan escabroso, como el asesinato de una adolescente, suponga una alteración en el día a día, infundiendo un sentimiento de temor y de sospecha entre sus habitantes. Ese recurso, amigos y amigas, es muy habitual encontrarlo en infinidad de novelas del género, sin embargo, y teniendo en cuenta los positivos aspectos nombrados al principio de esta redacción, este pequeño detalle nada original quede relegado, afortunadamente, a un segundo plano. En cuarto y último lugar, La verdad sobre el caso Harry Quebert, es algo más que un best seller de moda, pues, aunque toda la narración gire en torno a la muerte de Nola Kellergan, la novela tampoco deja de ser una especie de camino a seguir para llegar a convertirse en un gran escritor. Los principales protagonistas de esta historia son escritores, uno mentor y el otro aprendiz, lo que resulta bastante interesante. Harry Quebert enseña a Marcus Goldman a alcanzar esa perfección e inmortalidad como escritor, lo que no deja de ser un poco ambicioso a la par que pretencioso. Sin embargo, lo realmente interesante es como el propio Joel Dicker, a través de esos consejos de Harry Quebert, que se encuentran al inicio de cada capítulo, instruye al lector también para lograr el sueño dorado de cualquier escritor, dando a entender que cualquiera puede alcanzar lo que se proponga. Sin duda, otro ejemplo de la genialidad de este joven escritor y que esconde esta excepcional novela.

 
Durante el proceso de documentación para la redacción de esta reseña, me topé con una de las pocas críticas peyorativas referentes a la lectura de La verdad sobre el caso Harry Quebert, en la que se criticaba duramente al escritor por haberse dejado influenciar tanto por autores como Nabokov, Larsson o Philip Roth. Como lectora tengo que decir que si, es cierto, quién haya leído esta novela se habrá dado cuenta que el estilo narrativo puede recordarnos al de Philip Roth, que la intriga y la absorbente trama puede recordarnos a alguno de los más famosos libros de Larsson y como no, el recurso de la obsesión, la tensión sexual y el amor imposible entre Nola y Harry Quebert nos remite inmediatamente a la novela más recordada de Nabokov, convirtiendo a Nola Kellergan en una "inocente" e "ingenua" Lolita. Es verdad, que existen estas influencias, si, pero cabe recordar que eso ha existido siempre, y probablemente seguirá existiendo. Ejemplos de ello los podemos encontrar a lo largo de la historia de la literatura: los antiguos romanos escribieron sus propias obras teatrales, todas ellas influenciadas por las piezas teatrales griegas, los renacentistas y algunos poetas del barroco tomaron a los clásicos antiguos como referente, los románticos a los trovadores y narradores medievales  como principal fuente de inspiración.....Y así podemos encontrar muchísimos casos, incluso de escritores que en sus novelas, evocan estilos tan dispares que van desde la prosa dikensiana hasta las alocadas e interesantes reflexiones de generación beat. Desde aquí digo que, el hecho de haberse inspirado en la narrativa de otros autores no es malo, al contrario, eso es síntoma de haber realizado un exhaustivo trabajo de documentación previo, lo que denota una magistral preparación por parte del autor. Eso si, lo que no está bien, es tratar de emular a los clásicos desarrollando tramas novelísticas calcadas a la que el clásico en cuestión muestra, a eso, señoras y señores, no se le llama originalidad ni genialidad, no, a eso, se le llama copiar. Por todo ello, en resumen, discrepo de esa crítica que se le ha hecho a La verdad sobre el caso Harry Quebert, pues hasta los más grandes de la literatura universal se han dejado seducir por los clásicos y por los autores insignes, anteriores a su tiempo y portadores de novelas que, afortunadamente, seguirán inspirando a las futuras generaciones. La verdad sobre el caso Harry Quebert: una historia de intriga, pasión, secretos, peligros, sospechas, miedos, mentiras.... Una joya que sin duda, permanecerá en el corazón de los lectores de por vida.
 
Párrafos o frases favoritas:
 
"Le decía que escribir es como boxear, pero también es como correr. Por eso me paso el día mandándole a la calle: si tiene fuerza moral para realizar carreras largas, bajo la lluvia, con frío, si tiene la fuerza de terminar, de poner en ello toda su fortaleza, todo su corazón, y llegar hasta el final, entonces será capaz de escribir. No deje nunca que lo invada el cansancio ni el miedo. Al contrario, utilícelos para avanzar".
 
Película/Canción: aunque todavía es muy reciente el impacto de la novela en el panorama literario internacional, hay quienes ya desean una futura adaptación cinematográfica de esta novela, entre ellos una servidora. Eso si, sería partidaria de una adaptación, bien echa, fiel y en la que no se saltasen ni un sólo capítulo. Hasta que eso ocurra, aquí os traigo una pequeña entrevista en la que el autor, Joel Dicker, nos desvela algunas curiosidades sobre la novela que lo ha catapultado a la fama y al reconocimiento internacional.
 
 
¡Un saludo y a seguir leyendo!

15 comentarios:

  1. Este libro marcó un antes y un después para mi, se convirtió en mi libro favorito. Es una obra maestra como tú bien has dicho, es fantástico, abrumador y te deja totalmente sin palabras y con la piel de gallina. Muchas gracias por esta reseña que tanto corrobora lo que me pareció a mi :D

    ResponderEliminar
  2. Esta novela también me gustó mucho! No me hubiera importado que tuviera 200 páginas más :-)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Me han entrado unas tremendas de leerlo ahora mismo.
    Gracias por la reseña.
    Besinos.
    Vero ☺

    ResponderEliminar
  4. Nosotras estamos intentando leerla, pero nos está pareciendo lenta y moñas :(
    Para gustos, colores.

    ResponderEliminar
  5. Cómo se nota cuando se disfruta con un libro! Lo tengo que leer sí o sí!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Me enganchó totalmente, aunque ella me cayó mal, muy infantil y ñoña.
    Y el final, a mi gusto, tiene alguna vuelta de tuercade más.
    A pesar de los peros, me gustó mucho, y leeré lo siguiente del autor, a ver si esos fallos los pule en su siguiente novela.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. parece una historia interesante, algo que demuestra que no todo es morralla y es que entre todas las malas hierbas siempre se puede encontrar alguna rosa. Gran reseña, relamente buena

    ResponderEliminar
  8. Hola Jimena, es un gusto conocerte y descubrir con tus sugerencias muchos autores nuevos para mi. Estaré muy pendiente de leer tus entradas.
    Te dejo un beso de anís.

    ResponderEliminar
  9. Hola Jimena:

    Leí esta novela el año pasado y a mí, igual que a ti, me gustó mucho. Dejé constancia de ello en mi blog ¨(http://elblogdejcgc.blogspot.com.es/2013/07/joel-dicker-la-verdad-sobre-el-caso_31.html).
    Llegué a decir incluso -de manera algo osada- en una especie de concurso-reseña fin_de_año que era el libro mejor del año que finalizaba. Fue una manera de provocar reacciones en los lectores del blog, y lo logré pues varios me dijeron que era malo y cosas así.
    Pero para mí es un best-seller de calidad pues no siempre éxito de ventas está reñido con calidad literaria.

    Saludos Jimena

    PD. Tu artículo en Emblogrium sobre la Novela Histórica me ha gustado mucho

    ResponderEliminar
  10. Le tengo ganas, aunque me animaré con él más adelante =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Tu reseña me ha convencido :D seguro que lo leo después de que acabe los que tengo empezados, saludos!

    ResponderEliminar
  12. Solo veo buenísimos comentarios del libro, un imprescindible.

    ResponderEliminar
  13. No he tenido la oportunidad de leer este libro, parece ser excelente, así que tendré que conseguirlo.
    No había tenido oprtunidad de pasarme por tu blog, noté que seguías el mío y me llamó la atención, un blog muy completo, y tus opiniones sobre los libros son totalmente genuinas, seguramente seré una asidua seguidora. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  14. ¡Excelente reseña! Yo lo leí porque lo tenía en el celular y de un momento a otro me atrapó.
    Es mi favorito y ya lo tengo en físico.

    Por cierto, te he taggeado en un booktag llamado Booktag del Control Remoto . Espero que puedas pasarte :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...