Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

lunes, 30 de junio de 2014

RESEÑA: 1984

1984
 
 
Título: 1984.
 
Autor: George Orwell (Motihari, India 1903- Londres 1950) poseyó una de las voces más lúcidas y ricas en matices del siglo XX: estudiante de Eton, policía imperial británico en Birmania, lavaplatos en París, librero en Londres, miliciano del POUM, corresponsal de la BBC, editor literario y columnista. Vertió toda su experiencia en crónicas, ensayos y novelas de lectura imprescindible. Entre sus obras más importantes destacan La Hija del Clérigo, Homenaje a Cataluña, Rebelión en la Granja o 1984 entre otras.
 
 
Editorial: Debolsillo Contemporánea.
 
Idioma: inglés.
 
Traductor: Miguel Temprano García.
 
Sinopsis: en el año 1984 Londres es una ciudad lúgubre en la que la Policía del Pensamiento controla de forma asfixiante la vida de los ciudadanos. Winston Smith es un peón de este engranaje perverso, su cometido es reescribir la historia para adaptarla a lo que el Partido considera la versión oficial de los hechos...hasta que decide replantearse la verdad del sistema que los gobierna y somete.
 
Su lectura me ha parecido: terroríficamente magistral. Esa sería exactamente el calificativo con el que definiría la lectura de 1984, un libro que a pesar de haber sido escrito hace exactamente 65 años, rebosa de buena salud, de originalidad literaria y de una rabiosa atemporalidad que puede llegar a asustarnos. 1984, ese libro que actualmente se ha vuelto a reeditar y a vender con éxito, ese libro que tanto hace reflexionar, ese libro cuya trama nos transporta a una sociedad en la que no querríamos vivir, ese libro que sirvió de inspiración para crear el famoso reality Gran Hermano, ese libro capaz de escudriñar y sacar a luz todos los recovecos de la condición humana, ese libro que leeréis ávidos de curiosidad, ese libro que atrapa con solo conocer a sus personajes, ese libro que anticipa lo que hoy en día sucede.... En definitiva, un libro que aunque hayan pasado 65 años, sigue siendo uno de los mayores exponentes de ese genero literario post apocalíptico o de ficción distópica, que tanto se está volviendo a poner de moda, sobretodo entre los jóvenes, y del que muchos creen, erróneamente, una autentica novedad. Pero amigos y amigas, las modas vuelven, y el mundo de los libros no escapa a este fenómeno. Bueno, sin enrollarme más, os presento a 1984: la novela que todo el mundo debería leer.
 



 
Recuerdo como si fuese ayer cómo llegó 1984 a mis manos. Fue el año pasado, durante la feria del libro que se celebró en mi ciudad. Había ido a pasar la tarde con mi pareja a empaparme de ese placer que todo buen lector espera durante todo un año, y claro está, también iba buscando la novela que tendría el exclusivo privilegio de formar parte de mi biblioteca particular. Las horas se sucedían y tras haber paseado por las numerosas casetas y al contrario que mi pareja, que ya se había comprado un libro, todavía no me había decidido por un título en particular, estaba demasiado abrumada por la cantidad de historias que se me presentaban ante mis curiosos ojos. Sin embargo, no tardé mucho en encontrar el libro adecuado. Fue un impulso, una señal, una poderosa corazonada la que me impulsó a comprar 1984, pensando que aquella iba a ser una gran lectura, y vaya si lo fue, al final acabó siendo una de las mejores que he leído en años. A los pocos días de adquirirla y de que se acomodase a su sitio correspondiente en la estantería, decidí iniciar su lectura, desesperada, pues llevaba por aquel entonces una rachita de decepcionantes lecturas bastante considerable, necesitaba encontrar una lectura lo suficientemente estimulante como para no caer en una profunda depresión. El resultado, unas noches a la luz de la lamparita de noche llenas de sensaciones inimaginables, una experiencia única que os recomiendo a todos, acompañados, por supuesto, de la lectura de 1984.
 
 
Centrándonos ya en la opinión sincera y personal, os diré que uno de los puntos positivos que tiene esta novela es su agilidad, y no sólo me refiero con agilidad a la rapidez con la que te lees el libro, que también, pero más bien también se puede hablar de agilidad dramática, unida a la trama que 1984 narra. Resulta muy interesante apreciar como se conjugan ambos factores, porque la trama puede ser más densa pero la lectura es más rápida, y a la inversa, pero en 1984 ambos componentes son ágiles, lo cual no se puede apreciar en muchas novelas. En segundo lugar y, a pesar de esa agilidad de la que he hablado antes, la novela te obliga a detenerte en algunos puntos de su lectura para pensar, para meditar, para reflexionar sobre los temas fundamentales y que más polémica suscita. Los que hayáis leído mis reseñas, ya sabéis que me encanta que los autores plasmen temas con bastante contenido moral y reflexivo, que nos hagan cuestionarnos muchas cosas, y 1984 reúne todos esos requisitos. Por último, me gustaría extenderme un poco más en hablaros de Winston Smith, el protagonista de 1984, y me quiero extender porque creo que es bastante interesante comentar el valor y la carga argumental que este personaje soporta sobre sus hombros. Winston Smith es un personaje fabuloso, nacido de una genial imaginación que es capaz de trasladarnos al horror del día a día en esa sociedad futurista, a la atrocidad de su trabajo y al temor constante a sentirse permanentemente vigilados y controlados. Winston Smith también acaba siendo un insumiso un hombre que se revela contra el poder establecido y que lucha por cambiar esa realidad que amordaza a la población. Con esto vengo a mostrar lectores y lectoras que Winston Smith representa un poco a una realidad muy cercana y que hoy en día está muy presente, además de que su personalidad es muy parecida a la de otro personaje literario, a Katnis, la heroína de Los Juegos del Hambre, lo cual nos puede hacer una idea de en quién podría haberse inspirado Suzanne Collins a la hora de crear su personaje principal.
 
 
En este último párrafo, lectoras y lectores, me gustaría plantear una de las reflexiones más inquietantes que este libro encierra, aunque he de avisaros que la cantidad de temas que toca 1984 da para escribir una reseña de tres páginas por lo menos. Queridos lectores y lectoras, podría hablaros del lado perverso y el lado influenciable del ser humano, podría llevar mi reflexión al terreno de la insumisión como respuesta al poder establecido, podría hablaros de la brutalidad de los cuerpos de seguridad de ese estado opresor o bien, podría reflexionar sobre el oficio de Winston Smith y de su relación con un mal que sigue azotando y perjudicando, contando la historia oficial y no la verdadera. Podría, pero sinceramente, prefiero guiar mi opinión al ámbito tal vez más controvertido, al más atemporal, justo el que ha conseguido que esta novela vuelva a interesar al lector. Ese ámbito, señoras y señores es el ámbito del férreo control de la población a través de la invasión en la vida privada. Georges Orwell, anticipándose a la realidad en la que vivimos y acertando maravillosamente de pleno, planteó en esta sociedad futurista, un modelo de terror implantado donde más duele, que es como no, en el terreno de nuestro día a día, incluso ahondando en nuestra faceta más íntima, sólo así este particular y ficticio gobierno podía controlar a la población obligándoles a acatar las normas impulsadas por el poder. Además, este sistema de espionaje indiscriminado también sirve a la hora de investigar posibles insumisos, y detenerlos casi de inmediato en el caso de que desobedecieran a la autoridad. Y es en este punto, amigas y amigos, cuando hablo de atemporalidad extraordinaria, pues el año pasado, gracias a Edward Snowden, se destapó un escandalo de espionaje masivo llevado a cabo por el gobierno de los Estados Unidos no sólo hacia los principales líderes de otros países, también llegaron a invadir la intimidad de millones de usuarios de las mayores redes sociales, lo cual desató la polémica a nivel mundial. Este fue el acontecimiento que llevó a que 1984 volviese a presidir los estantes más destacados de las librerías y a que se vendiese de nuevo como churros, sin embargo, y sin alejarnos demasiado de este paralelismo tan destacado, me gustaría plantearos la siguiente cuestión: ¿Cómo es posible que rechacemos el hecho de que el servicio de espionaje de un país nos espíe nuestros mensajes en las redes sociales cuando no hacemos más de que contarle al mundo entero lo que hacemos, lo que dejamos de hacer, nuestros gustos, nuestras aficiones, nuestra ideología, nuestras nuevas amistades, nuestros cambios o nuestros movimientos inmortalizados instantáneas publicadas en Facebook? ¿Defendemos nuestra vida privada a la vez que la exponemos en internet a la vista de todos? Una paradoja muy interesante a la que quiero que deis vuestra más sincera opinión, pues al parecer, no existe el temor de que millones de Hermanos Mayores cotilleen tus intimidades en internet. 1984: una historia de amor, terror, injusticia, rebelión, impotencia, espionaje, control, política, ....Una historia cuya rabiosa atemporalidad inquieta y seguirá inquietando a las generaciones posteriores.
 
Frases o párrafos favoritos:
 
"Hasta que no tomen conciencia no se rebelarán, y sin rebelarse no podrán tomar conciencia".
 
Película/Canción: 1984 ha servido de inspiración para innumerables adaptaciones cinematográficas en los años 1956, 1973, 1984 y 1985, todas ellas muy dispares entre si. Además, esta novela también ha sido adaptada a la pequeña pantalla en el año 1954, al teatro de la mano del actor y director Tim Robbins, al genero operístico con una obra compuesta por Lorin Maazel y muchos músicos y cantantes han encontrado en 1984 su inspiración para crear nuevos temas, entre ellos figuran los nombres de David Bowie, Radiohead, Muse o Rage Against the Machine. En esta ocasión, os he adjuntado el tráiler de la película que más respeta la trama y el universo del libro, estrenada casualmente en 1984 y con las interpretaciones de John Hurt (V de Vendeta), Richard Burton (Cleopatra) y Suzanna Hamilton (Out of Africa) entre otros.
 
 
¡Un saludo y a seguir leyendo!

martes, 24 de junio de 2014

RESEÑA: El Perfume

EL PERFUME
 
 
Título: El Perfume.
 
Autor: Patrick Sückind (Ambach 1949), curso estudios superiores en Múnich y en Aix-en-Provence, centrándose principalmente en el aprendizaje de la Historia. Dramaturgo y guionista, con residencia habitual en París, es autor también de relatos cortos, además de escribir el argumento de una serie de televisión junto a Helmut Dietl. Su salto a la fama se produjo con El Perfume, novela con la que irrumpió apoteósicamente en el mundo de la narrativa y que con el paso de los años ha acabado convirtiéndose en un clásico. Hombre en absoluto inclinado a dar tres cuartos al pregonero, en lo que se refiere a su vida privada, no concede entrevistas a la prensa y asegura que "lo que tiene que decir un escritor lo dice en sus libros". Patrick Suskind también es autor de La Historia del Señor Sommer, El Contrabajo o La Paloma entre otros títulos.
 

Editorial: Seix Barral.

Idioma: alemán.

Traductor: Pilar Giralt.

Sinopsis: Jean-Baptiste Grenouille posee una nariz privilegiada que le permite identificar a larga distancia, incluso a través de las paredes, cualquier efluvio. Es un atributo, sin embargo, que tiene una contrapartida, Grenouille no despide olor alguno. La verdad es que Grenouille es un individuo maldito, un monstruo. Quinto hijo de una mujer a la que decapitaron, acusada del asesinato de los cuatro hermanos de Grenouille, éste se salvó de puro milagro, aunque el destino que le aguardaba estaría marcado por el crimen. El homicidio iba a ser su vocación. Supersticioso, psicópata, Grenouille cree que su cuerpo asumirá el olor de la persona a la que sacrifique; que al asesinar, por ejemplo, a una joven de piel fragante, el aroma de la víctima se transmitirá automáticamente a él. Impulsado por esa obsesión, Grenouille emprende una carrera criminal en la que el instinto asesino lo impulsa a matar una y otra vez, lanzado fatalmente a una carrera en la que cada homicidio es más escalofriante que el anterior.

Su lectura me ha parecido: fabulosa, excelente, terrorífica, escalofriante, morbosa, siniestra, ambiciosa, original, impactante, obsesiva....Que más me queda por decir de uno de los libros que  más  ha conseguido meterme miedo en el cuerpo por las noches. A simple vista, sin haber ojeado previamente su contenido, te puede parecer, con sus escasas 253 páginas, un libro sencillo de leer, rápido, entretenido, que no puede llegar a considerarse una gran novela. Pero no se engañen lectores y lectoras, porque El Perfume, esconde infinidad de aromáticos matices, de interesantes reflexiones, de innumerables contrastes, de estudios psicológicos exhaustivos, de personajes únicos e irrepetibles, de una ambientación acertadísima, de constantes sorpresas narrativas, de una profundidad abrumadoramente espectacular...En definitiva, nos encontramos ante una trama y una novela tan magistral y tan imprescindible que debería de considerarse su lectura con más insistencia en todos los sectores de la población. El mundo se merece descubrir novelas ejemplares, y esta, es una de ellas. Sin más dilación, lectores y lectoras os presento a El Perfume: el talento y la originalidad en persona.

Mi historia con El Perfume no comenzó con haberlo visto expuesto en los escaparates de las grandes librerías de mi ciudad, ni por asomo, de hecho, desconocía su existencia. Esa ignorancia con respecto a este libro imperó en mi hasta que me topé por sorpresa con su adaptación cinematográfica. No recuerdo exactamente quién fue o fueron mis acompañantes esa tarde de cine, pero lo que si se es que la película causó un gran impacto en mi retina, quedando gravada en ella imágenes tan impactantes a la vez que asquerosas, al igual que poco a poco, fui atesorando en mi cabeza aquella trama tan perfectamente urdida que no hacía más que plantearme inquietudes y alguna que otra duda. Al poco tiempo de haber visto la película, me enteré de que existía un libro, en el cual, se había basado la cinta. Al mismo tiempo, también supe casi por casualidad, que dicho libro reposaba, desde hacía algunos años, no se cuantos, pero deben ser bastantes, sobre un estante de la librería, mi adorada y apreciada librería, la que tantas alegrías me ha dado y que escondía más talento del que yo antes imaginaba. Recuerdo que cogí el libro entre mis manos, y a primera vista no me pareció la mejor portada del mundo, ajada, amarillenta, y con un dibujo un tanto perturbador, un diseño que distaba completamente de la portada actual del libro. Sin embargo, su contenido prometía tanto que era imposible que pasase desapercibido. Estaba a punto de tomar una decisión cuando de pronto, algo hizo que al final, dejase de nuevo el libro en la estantería. No me preguntéis que fue porque sinceramente no me acuerdo, y la verdad, todavía sigo preguntándome por qué no me lo leí entonces. El Perfume reposó durante algunos años más en la estantería hasta que decidí atreverme por fin con su lectura, una lectura que señoras y señores me dejó bastante impresionada, hasta el punto de creer que, por las noches, se aparecía Jean-Baptiste Grenouille para olisquearme de arriba a bajo para cumplir sus más siniestros propósitos.

 
Ante todo, me gustaría explicaros en este espacio, que para eso está, por qué considero a esta novela un modelo a seguir. En primer lugar, tengo que destacar absolutamente su composición estilística, especialmente descriptiva, pero sin llegar a resultar desesperante o aburrida, recreándose especialmente en los aspectos más oscuros del libro, girando obsesivamente en torno a la inquietante personalidad del protagonista, creando un halo de tensión y sigilo, que nos obliga a estar alerta constantemente, porque en cualquier momento ocurren giros inesperados, aunque definitivos para la trama. Otro aspecto positivo de la lectura de El Perfume es el hecho de que a pesar de en que la sinopsis del libro nos de la impresión de estar destripándonos media novela, en realidad solo nos prepara para una trama, que aunque sigue ese curso de asesinatos y obsesiones, nos sorprende con elementos que el lector no se espera y que chocan violentamente en la retina, no quiero ser acusada de hacer spoilers, pero sólo os digo que el final de este libro, es el que menos te esperas y que sin duda, da para muchas reflexiones. Seguidamente, os comento que El Perfume nos introduce en un contexto histórico muy oportuno: la Europa del siglo XVIII,  caracterizada por los abusos del sistema del Antiguo Régimen, la falta de derechos y libertades del pueblo, las transformaciones en las ciudades y en la que comenzaron a aparecer figuras clave de la ilustración como la de Volataire, Montesquieu o Rousseau. Una época turbulenta, de gran agitación social en la que la nobleza hacía gala de su poder y de su derroche, mientras el pueblo, ese pueblo hambriento, sobrevive día a día en un clima de injusticia y de miseria, asociada entre otras cosas, a los olores amargos, repugnantes, desagradables; que contrastaban notablemente con los perfumes a lavanda o a rosas que la nobleza exhibía. El utilizar el mundo del perfume, su elaboración, su significado, su función, para hacer esta distinción social, hace que esta novela adquiera personalidad, además de denotar una gran originalidad por parte del autor. Finalmente, me gustaría destacar que El Perfume, tal y como sucede con El Nombre de la Rosa, es un libro más de terror que policíaco, aunque también podía ser por tratar la historia de un asesino en serie, insertado dentro del género de la novela histórica. Una vez más, asistimos a una unión de géneros literarios fantástica y que Süskind ha sabido conjugar con gran maestría.


En una de las pocas entrevistas que se le ha hecho al controvertido autor de este libro, aseguró con firmeza que: Jean-Baptiste Grenouille soy yo, y también son todos los demás. Ante todo no os asustéis, no quiere el autor decir en ningún momento que él es un asesino ni que todos por ende lo somos. Quién piense eso es que no ha entendido nada, y que tampoco ha sabido captar una de las moralejas fundamentales que nos transmite El Perfume. A lo largo de la historia de la humanidad siempre ha existido ese deseo de crear una unidad, una uniformidad, una homogeneidad entre seres humanos que se caracteriza por tener unas mismas cualidades físicas, un mismo nivel intelectual, un canon de belleza imperante, una serie de posesiones materiales...En fin, un conjunto de factores que hacen que esas personas que los poseen sean la cúspide de la sociedad. Sin embargo, como en el mundo nadie es perfecto, el ser humano presenta defectos, diferentes y generalizados, ambos hay, que le impiden integrarse y participar de esa homogeneidad establecida. Esto no sería grave si no fuese por el hecho de que el ser diferente, siempre, y la historia lo ha demostrado con creces, siempre ha condicionado al ser humano, negativamente por supuesto, hecho que además, se ve incluso en la cotidianeidad del día a día. Por todo ello, y por miedo a sentirse rechazados por la sociedad, el ser humano ha pretendido llegar a alcanzar ese ideal bello, a luchar por llegar a tener un mejor futuro, a poseer todo aquello que no poseemos y que nos hace sentir en la cúspide. Sin embargo, todo esto se complica cuando entra en juego la avaricia, si, ese monstruo que se esconde en nuestro interior y que de vez en cuando saca nuestro lado más perverso, esa avaricia, incontenida, puede resultar fatal. Con todo este planteamiento, no puedo estar más de acuerdo con las palabras de Süskind, claro que si, todos somos Jean-Baptiste Grenouille, aunque nos cueste reconocerlo, todos hemos ansiado alguna vez con llegar a alcanzar nuestras ambiciones, nuestros sueños, nuestros objetivos, por muy utópicos que sean, y algunos pocos, sin importar si alguien sale perjudicado en el intento. El Perfume: una historia de terror, deseo, perversión, ansias, oscuridad.... Un conjunto de fragancias y matices que impregnará al lector del mejor de los olores.

Frases o párrafos favoritos:

"Todo lo aspiraba, todo lo absorbía. Y tampoco reinaba ningún principio estético en la cocina sintetizadora de olores de su fantasía, en la cual realizaba constantemente combinaciones odoríferas. Eran extravagancias que creaba y destruía en seguida como un niño que juega con cubos de madera, inventivo y destructor, sin ningún principio creador aparente."

Película/Canción: en el año 2006 se estrenó la primera y única adaptación cinematográfica que existe. Con unas de increíbles escenas al aire libre, contando con 160 extras, unos 150 artistas de la Fura dels Baus, con un amplio despliegue de medios no exentos de errores garrafales (como por ejemplo pretender hacernos creer que el Ponte Vecchio se erige sobre las turbulentas aguas del Sena) y contando con un reparto plagado de caras conocidas como las de Dustin Hoffman (Kramer contra Kramer) o Alan Rickman (Harry Potter) y caras desconocidas hasta el momento como las de Rachel Hurd-Wood (Mañana, cuando la Guerra empiece) o la de Ben Whishaw (Skyfall) cuya interpretación de Jean-Baptiste Grenouille fue muy elogiada y aclamada por la crítica.

 


miércoles, 18 de junio de 2014

RESEÑA: Brújulas que buscan sonrisas Perdidas

BRUJULAS E BUSCAN SONRISAS PERDIDAS
Título: Brújulas que buscan sonrisas Perdidas.
 
Autor: Albert Espinosa (Barcelona 1973). Actor, director, guionista de cine, teatro y televisión e ingeniero industrial superior químico. Ha superado el millón de ejemplares vendidos de toda su obra. Sus libros Si tu me dices ven lo dejo todo... pero dime ven, Todo lo que podríamos haber sido tu y yo sin ser tu y yo y El Mundo Amarillo se han publicado en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Holanda, Italia, Polonia, Rusia, Serbia, Bulgaria, Portugal, Noruega, Finlandia, Corea, Grecia, Brasil, Turquía, Suecia, República Checa y Eslovaquia. Todos los títulos están en formato digital y se encuentran entre los más vendidos en este soporte. En su carrera interpretativa, Espinosa obtuvo el premio al mejor actor revelación por la serie de TVE Una Abuela de Verano, a su vez, su participación en numerosos programas de radio, así como sus colaboraciones como redactor en El Periódico de Cataluña son habituales. Además de escritor, Albert Espinosa también es el creador de películas como Planta 4ª, Va a ser que nadie es perfecto o Héroes. Así mismo, es el creador y guionista de la aclamada serie de televisión Pulseras Rojas, basada en  El Mundo Amarillo y en su propia vida y lucha contra el cáncer. Actualmente Pulseras Rojas verá su versión americana de manos de la productora DreamWorks presidida por Steven Spielberg.
 
 
Editorial: Grijalbo.
 
Idioma: castellano.
 
Sinopsis: el amor, la familia, la venganza, las segundas oportunidades, la sinceridad...En su nueva novela Albert Espinosa nos sumerge en una emocionante historia protagonizada por unos personajes inolvidables que nos harán reflexionar y descubrir lo que es realmente importante en la vida.
 
Su lectura me ha parecido: íntima, emotiva, triste y profunda ante todo. Sin embargo, he de confesaros, queridos lectores y lectoras que esta historia de descubrimientos, de iniciaciones y de búsquedas tampoco ha llegado a cautivarme tanto como para incluirla dentro de mis lecturas favoritas, predilectas, imprescindibles. Aún así, tengo que felicitar a Albert Espinosa porque su carrera literaria nos ha descubierto un nuevo estilo narrativo, que, aunque a mi me haya resultado un tanto repetitivo y excesivamente sensitivo, el lector que se atreva con alguna de sus novelas, puede quedar enormemente satisfecho con su lectura. Esta no es una mala crítica, más bien, es una opinión constructiva de una novela que está muy bien y que os animo a que la leáis con gran entusiasmo, pero que no queda ausente, en mi más honesta y humilde opinión. De todas formas, como ya he dicho antes, Albert Espinosa ha hecho un gran trabajo literario que merece ser recompensado. Con todos ustedes: Brújulas que buscan sonrisas Perdidas, probablemente la novela más sensible que he leído.
 
 
Mi historia con Sonrisas que buscan sonrisas Perdidas se inició una bonita tarde de marzo, mientras daba un paseo por la biblioteca de mi barrio, en busca de nuevas y apasionantes lecturas. No recuerdo exactamente ni en que sección estaba ni a que altura de mi mirada se encontraba, lo único que se es que cuando lo vi, expuesto entre otros títulos igual de interesantes, no pude evitar sacarlo de su eterno estante. Mientras avanzaba hacia el mostrador, recordaba cómo un buen amigo me había hablado muy bien de la obra de Albert Espinosa y cómo me había insistido, por activa y por pasiva, que tenía que atreverme con alguno de sus libros, decidí llevármelo prestado a casa por un tiempo. Mis expectativas sobre este libro eran muy altas, era la primera vez que me iba a leer del tan aclamado Albert Espinosa que me daba mucho miedo que me decepcionase su lectura. Sin embargo, las largas noches que pasé junto a su compañía fueron bastante agradables, aunque en ocasiones me diesen ganas de escribirle una carta al autor para preguntarle por qué motivo había decidido escribir así la historia, porque había cosas que me chirriaban, tampoco me desagradó lo suficiente para decir que es la peor lectura del mundo, porque sinceramente no lo es, de hecho, sinceramente, es de lo mejor que he leído en lo que respecta a literatura española de los últimos años. Sin duda, ha sido una buena lectura a pesar de todo.
 
 
Adentrándonos ya en la opinión personal he de confesaros que, a pesar de ser una maravillosa lectura y de tener muchos aspectos muy interesantes, hubo algunos que no me resultaron bastante atractivos, única y exclusivamente a nivel de redacción. La historia está impecable desde mi punto de vista, en eso no me voy a meter por que considero que Albert Espinosa lo ha bordado tanto con los personajes como con la trama. En lo que respecta al estilo, si que tengo que decir que hubieron cosas que me impactaron de forma ligeramente negativa, en concreto hubieron dos. La primera de ellas es el hecho de que Brújulas que buscan sonrisas Perdidas rebosa de un éxtasis de sentimientos, lo cual hace que la historia sea más atrayente para el lector en muchos casos, sin embargo, desde una perspectiva puramente subjetiva y muy personal, lo considero un exceso innecesario. A lo mejor todos los libros que ha escrito este autor son de estas características, no lo se, este es el primer libro de él que me leo, y es un signo que lo diferencia del resto. Sinceramente me alegro mucho por ello, no es muy habitual encontrar hoy en día entre tanto best seller a un autor con una personalidad literaria marcada, y se agradece cuando es así. Sin embargo, a mi me resulta demasiado sentimental, no llega afortunadamente a ser terriblemente empalagoso, pero lo suficiente como para que a veces te sientas muy abrumada. Y por último, el segundo de los aspectos que más me ha dificultado a la hora de leer Brújulas que buscan sonrisas Perdidas es ese continuo y abusivo uso de los puntos suspensivos (...). No es que Albert Espinosa se pase toda la novela enumerando cosas, no, es que utiliza los puntos suspensivos para crear esa sensación de que se queda la acción inconclusa, volando, suspendida en el aire. Esto hace que esta novela gane en agilidad lectora, sin lugar a dudas, pero dejar tantas cosas en el aire tampoco es bueno en una lectura que pretende profundizar como es el caso. Por lo demás, me pareció un libro fantástico.
 
 
Brújulas que buscan sonrisas Perdidas es un libro muy especial que nos puede llevar a sacar de él alguna que otra reflexión bastante clásica pero que no deja de ser interesante. En primer lugar Albert Espinosa ha querido hablarnos en su libro sobre los distintos tipos de amor, porque no sólo existe el amor hacia tu pareja, el amor puramente romántico, también versa sobre el amor a la familia, a los amigos, a los objetos materiales...En fin el amor a todas esas pequeñas cosas que nos constituyen como ser humano, porque pienso que no es exactamente el dinero lo que mueve al mundo, a los seres que habitamos en él, sino las diferentes formas de amor-odio que nos impulsan a tomar las decisiones más adecuadas según nuestro punto de vista. Tu puedes tener todo el dinero del mundo, ser un cochino millonario que puede permitirse cualquier tipo de capricho, pero sin amor, muy difícilmente puedes llegar a apreciar ese lado tan sensible del ser humano y no llegas a realizarte como persona. Con esto no estoy diciendo que tengas que tener novio o novia para sentir amor, no, como ya he dicho antes, Albert Espinosa nos hace apreciar otras formas diferentes de amar, y algunas de ellas están más cerca de lo que nosotros pensamos. Brújulas que buscan sonrisas Perdidas también plantea una reflexión muy hermosa de un tema muy común, en la literatura, como es la sinceridad y la mentira, pero que nunca lo había visto tratado desde el punto de vista tan involucrado con el impacto emocional. Es obvio que toda falta de sinceridad causa un cataclismo en el interior de la persona brutal, y he leído muchos libros donde se trata este tema, sin embargo, muy pocos llegan a profundizar tanto. Es maravilloso comprobar como Espinosa ha convertido a la sinceridad en un tema casi primordial en este libro, y que con tal maestría, ha logrado integrarlo en una historia potente que no deja impasible al lector. Y si lo pensamos bien, amor y sinceridad son dos conceptos muy relacionados y que juntos se convierten en una combinación explosiva a nivel dramático. Brújulas que buscan sonrisas Perdidas: una historia de amor, sinceridad, mentira, familia, tristeza, secretos, y de búsqueda de la felicidad que os espero que os enganche dese del primer momento.
 
Frase o párrafo favorito:
 
"Y es que la verdad mueve mundos... La verdad te hace sentir feliz... La verdad creo que es lo único que importa."
 
Película/Canción: todavía es demasiado pronto hablar de una posible adaptación a la gran pantalla de esta novela, sin embargo, la verdad es que con la historia que se cuenta sería una propuesta muy interesante. De todas formas hoy al blog os he adjuntado el espectacular y entrañable book tráiler de este libro. Espero que os guste.
 
 
¡Un saludo, a seguir leyendo y a continuar buscando sonrisas perdidas!





domingo, 8 de junio de 2014

RESEÑA: Crimen en Directo.

CRIMEN EN DIRECTO
 
 
 
Título: Crimen en Directo.
 
Autor: Camilla Läckberg (Fjällbacka, Suecia, 1974). Casada y con dos hijos, estudió ciencias económicas y trabajó durante un tiempo para una empresa antes de dedicarse en exclusiva a la literatura. Autora de cinco novelas, es la escritora más leída de su país, donde se han vendido más de dos millones de ejemplares de sus libros. En 2007, tres de sus novelas figuraban entre las diez más vendidas del año y, además, varias de sus obras han sido nominadas al premio a la mejor novela negra de la Academia Sueca. Tras la espectacular acogida de La Princesa de Hielo (su primera novela), Camilla Läckberg se confirma como reina del suspense europeo con títulos como Los Gritos del Pasado, Las hijas del Frío, Crimen en Directo, Huellas imborrables La Sombra de la Sirena Los Vigilantes del Faro. Recientemente acaba de publicar la octava entrega de la saga, titulada La Mirada de los Ángeles.


 
Editorial: Maeva.
 
Idioma: sueco.
 
Traductor: Carmen Montes Cano.
 
Sinopsis: Patrick y Erica siguen disfrutando de su idilio en el pueblo de Fjällbacka, ahora acompañados por su bebé, la pequeña Maja. Al mismo tiempo que la joven pareja está ocupada con los preparativos de su boda, el alcalde reúne al pleno del ayuntamiento para anunciar la llegada a la localidad de Tanum un equipo de televisión que va a grabar un reality-show escandaloso: Fucking Tanum. Poco después, Patrick debe investigar la muerte de una mujer fallecida aparentemente en un accidente de tráfico. Muy pronto descubrirá una misteriosa relación entre esta muerte y unos asesinatos en distintos lugares de Suecia años atrás. Mientras tanto, el productor del programa, consciente de que a mayor escándalo mayor índice de audiencia, alimenta los conflictos entre los participantes del reality-show.
 
Su lectura me ha parecido: si queréis que os diga la verdad, esta novela, la cuarta entrega de la saga Los Crimenes de Fjällbacka, cuyo tirón editorial es más que notorio, sobretodo en nuestro país y cuya autora es ya mundialmente famosa...He de confesaros que su lectura me produjo entusiasmo y decepción a partes iguales. Ya se que me repito mucho, pero cuando digo que las segundas partes, o las terceras, o las cuartas, como es en este caso, casi nunca, salvo honrosas excepciones, son lo bastante buenas es por algo. Camilla Läckberg me fascinó dos veces: con una primera entrega excepcional y con una trama bien urdida y con una tercera novela de la saga bastante inquietante y que reflexiona sobre un tema de rabiosa actualidad. En esta ocasión la balanza está notablemente descompensada, en favor de unas interesantes enseñanzas que podemos extraer de su lectura, y en deterioro de una trama demasiado rebuscada, con demasiados cabos sueltos, y con unos personajes que más que admiración, me inspiraron simpleza y vacío. Con todos ustedes Crimen en Directo, la entrega más floja de la saga Los Crimenes de Fjällbacka.
 
 
Tal y como me ocurrió con el resto de libros de la saga, Crimen en Directo llegó a mi tras haberme leído las primeras páginas de la novela pues, en cada entrega, la editorial que publica los libros ha decidido incluir las tres primeras páginas de la siguiente novela a seguir al final del libro, es decir, en las tres últimas páginas. Una estrategia de marketing a mi juicio muy inteligente, pues así consigues que los lectores se compren el siguiente libro ávidos por saber como continúa el resto de la novela, una estrategia que engancha, que hace subir las ventas, atrae lectores...Una estrategia que logra convencerte y con la que a mi me engañaron, lograron engañarme. Cuando salió a la venta Crimen en Directo, y tras haber leído esas tres primeras páginas, las cuales me inquietaron bastante, decidí que ese libro debía ser mío. No recuerdo si al final fui yo la que me lo compré, si fue un regalo o si llegó a mi por otras circunstancias, lo único que se es que al poco tiempo de tenerlo en mi poder, inicié su lectura. A medida que iba pasando el tiempo, ese entusiasmo y esa inquietud casi enfermiza se fue diluyendo poco a poco, a medida en la que me iba adentrando en una trama insulsa, en la que los únicos que se salvan de esta agridulce crítica son los protagonistas de la saga desde sus inicios, en resumidas cuentas: Erica, Patrick, Anna, los compañeros de Patrick en la comisaría, Anna y Dan. A los pocos días de finalizar su lectura, cerré el libro, lo coloqué en su lugar correspondiente de la estantería y nunca más lo volví a coger hasta hoy. Esta trayectoria, señoras y señores, dice mucho de un libro que no llega a estar a la altura de los mejores libros de la saga, y del cual acabé esperando mucho más.
 
 
En lo que respecta a la novela en si, la agilidad que siempre ha caracterizado a la pluma de esta escritora sueca, considero que ha sido un tanto contraproducente. Esta muy bien que las novelas sean amenas, de hecho, hay veces que se agradece bastante, sin embargo, como lectora os confieso que me hubiese gustado que Camilla Läckberg, con Crimen en Directo, hubiese tirado más de narración profunda, que no densa cuidado. Ella siempre hace gala en ese aspecto,  La Princesa de Hielo es un buen ejemplo de ello, sin embargo, en Crimen en Directo esa profundidad narrativa está más suavizada, bastante superficial, algo que desgraciadamente distancia al lector, lo cual, nunca es bueno. Seguidamente, me gustaría destacar que la trama principal, es decir, el asesinato que se presenta en esta cuarta entrega, resulta de lo más decepcionante y raro, muy raro. No es mi intención haceros spoilers ni nada por el estilo, es más, no los voy a hacer, lo único que os voy a decir es que la cara de póker que se me quedó nada más acabar el libro era para hacerle una foto. No es para nada un final predecible, sin embargo, tiene todo lo necesario para que alucines con su trepidante pero extraño final. Finalmente, dentro de este apartado de opiniones y discrepancias, me gustaría añadir el hecho que puede explicar este patinazo, como ya dije en su momento cuando reseñé El Juego del Ángel de Carlos Ruíz Zafón, las segundas partes nunca fueron buenas, sin embargo, Camilla Läckberg y su saga de Los Crímenes de Fjällbacka tiene notorios picos positivos y pero  su vez, también presenta algunas curvas peligrosas, las cuales hacen que su trayectoria literaria sea muy irregular. En esto las editoriales tienen mucho que ver, la verdad sea dicha, cuando un libro tiene tanto éxito, estas, sabiendo el éxito en ventas, le piden al escritor en cuestión que escriba una segunda parte, una tercera, una cuarta, una quinta.... El resultado de todo esto: libros con una trama forzada, plana, a veces muy parecida al primera parte.... En resumen, libros que forran a las editoriales y a los autores pero que decepcionan enormemente a los lectores.
 
 
Sin embargo, no todo es peyorativo en Crimen en Directo. Como buena escritora, Camilla Läckberg siempre ha tratado de denunciar en sus novelas policíacas los males de la sociedad sueca, los cuales, se pueden extrapolar a cualquier país del mundo. En este caso, como no podía ser de otra forma, la autora realiza una excelente crítica a la telebasura y a todos aquellos programas improductivos y que inexplicablemente, consiguen unos éxitos de audiencia tremendos. Este tema tan actual y que tanto afecta, nos tiene que servir para reflexionar sobre el asunto muy seriamente. Afortunadamente no convivo con alguien a quién le chiflen este tipo de programas, sin embargo, durante una parte de mi etapa educativa, me asustaba ver como gran parte de mis compañeros de clase acababa enganchada a unos espacios televisivos en los que se potencia el puro espectáculo, el cotilleo más jocoso, la ignorancia más irrisoria o el machismo en todo su esplendor entre otras muchas barbaridades. A día de hoy, parece que lo que se lleva, lo que está de moda, el tema favorito de muchas conversaciones, lo que te lleva a formar parte del grupo elitista dentro de la sociedad es ver esta basura televisiva, lo cual es una verdadera pena. Sin embargo, lo que en mi opinión me parece más peligroso es que con este tipo de programas, estamos contribuyendo a fomentar una joven generación de ignorantes e incultos que se anclan en una realidad y en unos valores tan peligrosos como la misoginia que podemos ver en Hombres, Mujeres y Viceversa o la irreverencia y la mala educación que podemos apreciar en Sálvame. Por todo ello, pienso que la sociedad debe ser consciente de este problema y tratar de plantear una solución que contribuya a paliar esta escandalosa ignorancia que tanto daño está haciendo a la juventud, una juventud que, creyendo estar en la cúspide por el simple hecho de ver a la arrabalera de Belén Esteban todos los días o a los chonis concursantes de Gran Hermano en la caja tonta, se creen con la potestad de ensalzar la incultura, marginando a los que no están en su misma onda. Crimen en Directo: una historia de amor, misterio, espectáculo, apariencias, mentiras, enigmas... Una lectura de denuncia, descompensada por una trama que no ha logrado conmoverme ni un ápice.
 
Párrafos o frases favoritas:
 
"A veces creía recordar a la otra, a la vez que no era tan dulce, tan hermosa como ella. La otra, cuya voz era tan fría y tan implacable. Como un cristal duro y afilado. Curiosamente, a veces la echaba de menos. Le había preguntado a su hermana si la recordaba, pero ella negó con la cabeza sin pronunciar palabra. Luego cogió su mantita, la que era tan suave y con ositos de color rosa, y se abalanzó a ella con fuerza. Y se dio cuenta de que claro que si, de que su hermana también la recordaba. En algún lugar recóndito de su pecho, no de su cabeza, anidaba el recuerdo:"
 
Película/Canción: como ya dije en las anteriores reseñas que publiqué sobre esta autora, os conté que se había adaptado el mundo de crímenes de la saga a una serie de televisión bajo el nombre de Los Crímenes de Fjällbacka, y que los que tienen Canal Plus la pueden disfrutar. De hecho, la tercera imagen que he utilizado para la reseña corresponde con esta serie de televisión. Sin embargo, hoy os traigo un video en el que se muestran los lugares más emblemáticos de Fjällbacka, el pueblo en el que nació Camilla Läckberg y en el que están ambientadas todas sus novelas policíacas. Desde el espectacular salto a la fama de esta novelista, Fjällbacka se ha convertido en uno de los pueblos más turísticos de Suecia.
 
 
¡Un saludo y a seguir leyendo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...