Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

jueves, 15 de enero de 2015

RESEÑA: La Isla del Tesoro

LA ISLA DEL TESORO

Título: La Isla del Tesoro.

Autor: Robert Louis Stevenson (Edimburgo 1850- Samoa 1894) fue un poeta, ensayista y novelista escocés. Su legado literario contiene crónicas de viajes, novelas de Aventuras e Históricas, así como lírica y ensayos. Se le conoce principalmente por ser el autor de algunas historias fantásticas y de aventuras más clásicas de la literatura juvenil, tales como La Isla del Tesoro, la novela histórica La Flecha Negra y la popular novela de Terror El extraño caso del doctor Jekyll y Mister Hyde, dedicada a los fenómenos de la personalidad escindida, y que puede ser leída como una novela psicológica de horror. Además de por sus novelas, como ya he citado antes, su producción ensayística también fue reconocida, fue breve, pero sin embargo decisiva en lo que se refiere a la estructura de la moderna novela de peripecias. Stevenson fue un autor muy apreciado y admirado en su tiempo , y siguió cosechando fama, incluso después de su muerte, influenciando en la literatura de autores como Joseph Conrad, G. K Chesterton,  H. G Wells o Jorge Luís Borges entre otros.

Editorial: Alianza Editorial.

Idioma: inglés.

Traductor: Fernando Santos Fontenla.

Sinopsis: Es la obra más representativa del mundo de los piratas. El joven y honrado Jim, John Silver, o el doctor Livesey, son personajes inmortales de la literatura juvenil. La Isla del Tesoro se ha consagrado con elementos clásicos como el bandido de la pata de palo, el cofre, el motín, la canción del pirata...Ingredientes típicos que pocas veces han sido combinados con tanta maestría ni dotados de tanto interés. Esta novela de Stevenson ha cautivado a lectores de muy variada edad y sigue siendo la obra cumbre de su género, arquetipo de una literatura, que, además de entretenida, exalta el triunfo de los personajes honestos por encima de todos los recursos de la maldad humana.

Su lectura me ha parecido: dinámica, ágil, nada pesada, entretenida, más profunda de lo que todo el mundo cree...En pocas palabras, un libro cuya lectura es totalmente recomendable. Esta novela, sinceramente, queridos amigos y amigas, como tantas otras que han pasado por mi vida y por mis ansiosos ojos lectores, encierra una historia que impresiona. Se que algunos de aquí me diréis que este libro, que hoy voy a reseñar, no tiene mucha carne y que se limita a una fácil historia de aventuras en la que unos piratas van en busca de un tesoro, una trama fácil que hasta un niño de 12 años podría leerla. Pues bien, yo no voy a negar que la trama que esta novela no presente en apariencia, y lo remarco, sólo en apariencia, un argumento fácil de pillar, sin demasiada complicación. Pero, queridos lectores y lectoras, puede que de ahí provenga la genialidad de este libro, pues, tiene mucho merito que una novela, escrita a finales de siglo XIX, sea capaz, después de tantos años, de seguir vigente, y lo que es más importante, de seguir viva y activa dentro del público juvenil. Como ya he dicho en más de una ocasión, yo soy de las que piensa que los clásicos nunca mueren, porque un clásico es el que está ahí, el que sobrevive al paso del tiempo, el que acompaña a generación tras generación o el que siempre nos transmitirá valores inmortales; y el libro que hoy os presento, es un claro ejemplo de ello. Ahora, sin más dilación os presento a La Isla del Tesoro: la mayor aventura jamás escrita.


La historia de como La Isla del Tesoro llegó a mis manos es bastante sorprendente, fruto de la casualidad y de un afortunado azar. Por aquel entonces, cuando estaba cursando tercero de la ESO en el colegio, aquel año, a los profesores de lengua de todas las áreas les dio por mandar a los alumnos que, en vez de hacer el tradicional examen de lectura trimestral que todos hacíamos de un libro impuesto por obligación o no, realizásemos en su lugar los llamados "trabajos especiales". ¿Que eran aquellos trabajos especiales? Pues trabajos manuales: ya fuese una maqueta, un libro con imágenes, un cómic...En resumen, un trabajo que, aunque fuese chulo y bonito, de echo, a mi me encantan las manualidades y se me daba muy bien la asignatura de plástica, mirándolo desde la perspectiva actual, era una faena gorda que quitaba bastante tiempo. En mi caso, La Isla del Tesoro fue uno de esos libros que salió del ajado y descuidado armario de libros de clase para que me lo leyese, ni lo había elegido, ni siquiera me dio tiempo a mirar el resto, aquella novela me fue auto impuesta y de ella me tocó hacer el "trabajo especial". Cuando acabé su lectura, de la cual, hablaré en el siguiente párrafo, me puse manos a la obra con dicho"trabajo especial", para ello escogí hacer un libro, pero mi ambición juvenil y mi perfeccionismo de por aquel entonces no tenía límites, y no me conformé con hacer un libro enorme, con ilustraciones y con textos sacados de la novela, no, además de eso, quise hacerlo desplegable, como los cuentos de niños. La verdad es que el libro quedó precioso, y me pusieron un diez, todavía lo tengo guardado porque la faena y la dedicación hicieron que le cogiese cariño. Años más tarde, La Isla del Tesoro volvió a toparse en mi camino, pues, haciendo el inventario de los libros que tengo en casa, que son muchos, encontré una edición ajada y algo añeja de ese libro, lo cual me sorprendió gratamente. Recientemente, mi padre me confesó que aquel libro se lo regalaron para su Primera Comunión y que desde entonces lo había guardado. Sin duda, un ejemplo más de que un libro, si es bueno, es inmortal.


Centrándonos en este apartado en destacar las virtudes y los defectos de las novelas a reseñar, primero me gustaría comenzar diciendo lo que ya he dicho al principio de esta reseña, destacar el echo y el mérito de Stevenson por haber logrado que esta novela sea inmortal, y que a día de hoy, hayan muchos jóvenes que se sientan atraídos por este libro en concreto. Una vez dicho esto, comentaré en segundo lugar que si, es cierto, La Isla del Tesoro es un libro que establece y presenta claramente el estereotipo del típico pirata: ese hombre rudo, malvado, bárbaro, violento, feo, tullido, con un loro siempre apoyado en el hombro, pero también astuto y calculador. Si, es cierto, el personaje de John Long Silver es el ejemplo más visible, sin embargo, es uno de los personajes, a mi juicio, mejor construido de la literatura universal. Esa magistral combinación entre una personalidad oscura combinada con esos rasgos de atrevimiento y de inteligencia dan como resultado a, no solo a un todo señor pirata, también a un icono dentro del imaginario de la literatura. Seguidamente, me gustaría destacar ese equilibrio que Stevenson ha logrado establecer con sus tres personajes principales: como ya hemos dicho John Long Silver es el demonio y la ambición echa hombre, mientras que encontramos otros personajes que logran equilibrar a ese gran villano, el primero es Jim, ese niño casi adolescente inexperto e inocente que se enrola sin a penas darse cuenta en una aventura que no es tan maravillosa como pensaba, y el segundo, ese doctor Livesey, quién encarna los valores de la prudencia y la razón. Sin duda, la perfecta triada que aporta más matices a la novela. Por último, me gustaría hablaros de la sorprendente agilidad de este libro a la hora de adentrarse en sus páginas. Es cierto que hay determinadas partes en las que se nota que Stevenson no es ajeno a esa corriente realista que poco a poco está desapareciendo de la escena literaria, no obstante, La Isla del Tesoro no es un libro difícil de leer, es más, como último apunte me atrevo a decir que esta novela es perfecta para iniciarse a la lectura de los clásicos.


Para finalizar, me encantaría reflexionar sobre por qué, según mi opinión, y como ya he adelantado al principio de la reseña, La Isla del Tesoro es algo más que una historieta de piratas en la que hay un claro enfrentamiento entre el bien y el mal, la razón y la irracionalidad, la honradez frente a la villanía...Sin embargo, repasando un poco la trama del libro, he querido ir más allá de esa clásica interpretación y he podido apreciar como, la historia en si, nos transmite algo muy esencial y que explica el por qué este libro se recomienda especialmente su lectura a los jóvenes. Me he dado cuenta que a través de su lectura, nos topamos con un tema que vemos en miles de libros destinados a esta edad, y ese tema no es otro que el tan sobre explotado paso de la adolescencia al mundo adulto. Son innumerables las novelas que abordan esta cuestión, algunas por cierto de cuestionable éxito, y eso seguirá reproduciéndose una y otra vez a lo largo de los siglos, en las futuras creaciones literarias, porque es así y porque es un tema que está ahí y que forma parte de nuestro crecimiento físico y psicológico como personas. Sin embargo, quiero evidenciar que este tema es un clásico en la literatura porque ya los propios clásicos lo utilizaron para sus novelas, como es el caso de Stevenson y la Isla del Tesoro. El joven protagonista, ese inolvidable Jimm Hawkins, es un joven no muy diferente a otros chicos protagonistas de tantas y tantas otras novelas juveniles, Jimm es un personaje inocente, inexperto y confiado, que busca su lugar en el mundo y madurará a raíz de vivir la aventura de su vida rodeado de sanguinarios piratas capitaneados por el despiadado John Long Silver. Con esto que os acabo de exponer, pienso que, la mayor reflexión que se puede hacer de este libro es que debemos ser intrépidos, curiosos, valientes, no conformarse y a mirar más allá de lo que la historia nos cuenta, no quedarnos sólo en las letras, mirar qué hay debajo de ellas, averiguar que esconden, buscar respuestas...Y quién sabe, tal vez acabemos encontrando el mayor de los tesoros. La Isla del Tesoro: una novela de acción, aventura, peligros, amistad, piratas, villanos...Una historia que sin duda, seguirá viva, generación tras generación.

Frases o párrafos favoritos: 

"Que se haga un viaje fantasma, me parece absurdo; pero si además, toda la tripulación sabe que nuestro objetivo es la caza de un tesoro, las cosas varían a peor."

Película/Canción: como no podía ser de otra forma, La Isla del Tesoro ha sido adaptada innumerables veces a la gran pantalla, a la televisión e incluso al teatro, con versiones musicales y todo. Sin embargo, destacaremos dos importantes e icónicas adaptaciones cinematográficas: la primera del año 1934 dirigida por Victor Fleming y la segunda, rodada en el año 1990, la más recordada, con una más que memorable interpretación de Charlton Heston (Ben-Hur) como John Long Silver y con la participación de un jovencisimo Christian Bale (Exodus) como Jimm Hawkins. Aquí os dejo el trailer de esta segunda adaptación para que disfrutéis:


Pero antes de irme, no me gustaría despedirme sin antes contaros que el origen de la famosa canción pirata que todo el mundo conocemos, si, esa que dice "la botella de ron" proviene de esta novela, sin embargo, en el libro en vez de decirse "la botella de ron" está escrito como "viva el ron". No se a que se deberá este cambio, sin embargo, me inclino a pensar que el cine habrá tenido un poco que ver con esta alteración. Bueno, la cuestión es que con ron y sin ron, me despido de vosotros por hoy con la típica canción pirata:


¡Un saludo y a seguir leyendo!

9 comentarios:

  1. Me gusta mucho esta novela porque es de aventuras, la leí en mi más tierna adolescencia y por la temática que trata. Además de para un público adolescente, también va dirigida a aquellos adultos que quieran disfrutar de una buena novela. Besos.

    ResponderEliminar
  2. un clasico es un clasico, nunca defrauda. Esta novela tiene algo especial, creo que atrae a todos los publicos, es ese libro que todos hemos leido y del que guardamos especial cariño, pero como dices, es más profundo de lo que parece, cosa que no debería sorprendernos, pues la literatura infantil tradicional, tiene más sustancia de la que a menudo se le reconoce, piensese en Alicia de Lewis Carroll o en Petter Pan o en todos los cuentos infantiles. Se les puede sacar mucho, más d elo que se cree.
    gran reseña de una historia profunda, muy profunda

    ResponderEliminar
  3. Es uno de esos pendientes que me arrepiento muchísimo de no haber leído ya. Tengo que darle prioridad sí o sí. Muy buena reseña.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Uf, la leí hace muchos años, siendo muy joven. Me encantó. Pero me encantaría releerla, que estoy segura que ahora lo disfrutaría más.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Recuerdo haberla intentado leer hace unos años, pero no me terminaba de gustar. Así que de momento la dejaré pasar

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  6. yo no la he leído y mira que he tenido la oportunidad veces!!! no se, esque no me termina de llamar la atención

    ResponderEliminar
  7. Este está entre uno de los clásico a leer pronto. Tu reseña me ha impactado, y lástima que todavía no he vista ninguna adaptación.

    ResponderEliminar
  8. Lo leí de niña, y me encantó.
    Tal vez me anime a releerlo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Hola, me alegra ver una reseña de un clásico de la literatura universal. No se ven muchas reseñas sobre este libro que como bien dices es un libro más profundo de lo que aparenta. Leído hace muchos años, como bien dices aporta valores y hace además pasar un muy buen rato. Muy recomendable. Felicidades por la reseña

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...