Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

jueves, 30 de julio de 2015

BLOG CERRADO POR VACACIONES

CERRADO POR VACACIONES



Estimados lectores y queridas lectoras: el blog Jimena de la Almena permanecerá parcialmente inactivo todo el mes de agosto. Es hora de que esta servidora se tome unas merecidísimas vacaciones tras un año trepidante y con un futuro incierto por delante. La verdad es que necesito un descanso, y tiempo para leer, seguir escribiendo la novela, por supuesto, responder a todos y cada uno de vuestros comentarios. Sin embargo, eso no evita que os eche muchísimo de menos durante este largo mes en el que pronto entraremos. Espero que vuestras lecturas de verano os sean tan placenteras e intensas, por mi parte, de momento, unas están siendo estupendas y otras, desgraciadamente, no tanto.
Han sido unos meses fantásticos compartiendo reseñas y opiniones con el resto de lectores y los 1.008 seguidores que ya tiene este blog. Una cifra récord que una servidora no se imaginaba alcanzar en tan poco tiempo.Y estar pendientes porque a la vuelta de vacaciones, van a haber más entrevistas a blogeros literarios, más entrevistas a autores, más entradas en "El Rincón del Lector", sección estrella de este espacio, y como no, muchas más reseñas de libros (haciendo especial hincapié en clásicos de la literatura universal), las cuales procurarán siempre ser críticas y sinceras, defendiendo el sello y la identidad que caracterizan a este blog.

Bueno, me gustaría enrollarme más con todos vosotros, ya me conocéis, pero una maleta y un de proyectos me esperan No desesperéis, pronto nos volveremos a ver, a escribir y a leer, sobretodo a leer.

¡Un beso, un saludo, un abrazo a todo el mundo, a seguir leyendo y hasta septiembre!

domingo, 26 de julio de 2015

EL RINCÓN DEL LECTOR: Interesante reflexión.


¡Hola queridos lectores/as! Como es ya tradición en el blog, hoy os traigo una nueva pregunta a debatir en El Rincón del Lector, la última antes de marcharnos para disfrutar de unas vacaciones muy bien merecidas. En esta ocasión, os hago una pregunta muy inquietante y que de seguro suscita alguna que otra interesante reflexión por parte de todos vosotros, lectores y lectoras. Por todo ello, desde Jimena de la Almena, os lanzo la siguiente pregunta: 


¡Un saludo y a seguir leyendo!

martes, 21 de julio de 2015

RESEÑA: Forjada en Cobre.

FORJADA EN COBRE


Título: Forjada en Cobre.

Autor: Katia Fox (1964) creció entre Alemania y el sur de Francia. Aunque apasionada por la historia medieval, estudió lengua y literatura y ha trabajado como traductora e intérprete. En el año 2005, tras trabajar en grandes empresas e incluso tras haber puesto en marcha un negocio propio, decidió que debía arriesgarse a perseguir su sueño de convertirse en escritora. Tiene tres hijos y vive en Alemania, aunque pasa varios meses del año en Inglaterra y Francia para realizar tareas de investigación. Forjada en Cobre es su primera novela. 

Editorial: Debolsillo.

Idioma: Alemán.

Traductor: Laura Manero.

Sinopsis: Inglaterra, siglo XII. La joven Ellen posee una extraordinaria habilidad para el arte de la forja y una firme voluntad para aprender un oficio que, en una Edad Media dominada por las más rígidas tradiciones, sabe que le esta prohibido. Pero su vida está llamada a dar un vuelco cuando descubre las infidelidades de su madre con un caballero del poblado y se ve obligada a huir disfrazada de muchacho. A partir de entonces, se entrega sin descanso a su gran pasión: llegar a ser forjadora de espadas y crear algún día un arma sin igual.

Su lectura me ha parecido: ágil, sencilla, fácil, trepidante, intensa, memorable, adictiva... Hace unas semanas, con respecto a la publicación de la reseña de Juego de Tronos, hablé un poco de como la novela fantástica está viviendo una nueva era de esplendor dentro de la literatura y de los best sellers, pues bien, la novela que hoy tengo el inmenso placer de reseñar, es bastante "fantástica", no fantástica en el sentido de que el libro en cuestión se ambiente en un mundo imaginario donde criaturas inventadas o sobrenaturales campan a sus anchas, no, es fantástica porque presenta una historia y una trama totalmente fantástica, lo cual tiene un aspecto positivo y otro negativo. El positivo tendría que ver con que este libro gusta en general por la trama y por la historia que se narra, algo que sin duda es un punto muy importante a favor de esta novela, convirtiéndola en una lectura fantástica a ojos del lector. Con respecto al negativo, tendría que ver con el echo de que esta trama, a la vez que resulta adictiva, es demasiado fantástica, en el sentido de que técnicamente, esas cosas que la autora narra en la novela, y siendo totalmente honesta, no pasaban en el medievo ni por asomo. No obstante, dejando a un lado este aspecto que desarrollaremos más ampliamente en el apartado crítico, hay que señalar que el libro que hoy reseño puede que no sea una obra de arte ni un clásico de la literatura, no, sin embargo, cuando un libro engancha e incita a la lectura será por algo. Y ahora sin más demora os presento Forjada en Cobre: la novela histórica irreal que atrae a lectores y lectoras.


La historia de como Forjada en Cobre llegó a mis manos fue bastante especial, sin avisar y con sorpresa. Forjada en Cobre fue el regalo de una amiga muy especial por mi cumpleaños, por el 18 cumpleaños exactamente y la verdad me hizo bastante ilusión. Recuerdo que la primera vez que lo vi lo primero que me llamó la atención fue la portada, el diseño que esta mostraba, pues, tenía todos los elementos visuales: el color, la forma, la presentación, la tipografía de las letras...Todo para que no solo el libro llamase poderosamente mi atención, también para que atrajese la mirada de otros lectores. Sin duda, el trabajo de ilustración es más que meritorio. Por otro lado, recuerdo que mi amiga me lo regaló porque por aquel entonces estaba muy interesada en todo lo que tenía que ver con la Edad Media, algo que a pesar de que al final me haya decantado por especializarme en Historia Contemporánea, me va a seguir interesando siempre. Hacía tiempo, mucho antes de cumplir los 18 años, que mi pasión por la Edad Media era totalmente visible, tanto que durante un tiempo sopesé la idea de escribir una historia ambientada en dicha época. Leía todo lo que tuviese que ver con esa época histórica, especialmente si se trataba de temas sociales. Luego, cuando cayó en mis manos Los Pilares de la Tierra, aquella pasión e inquietud tal vez se acentuase más. Por tanto, y como habréis podido imaginar, que me regalasen Forjada en Cobre supuso una gran alegría. Recuerdo su lectura ágil y atrayente y que tras leer la última página, una servidora se sintió entre maravillada e impactada a partes iguales.

Centrándonos en la crítica a Forjada en Cobre, lo primero que hay que comentar y que he repetido a lo largo de la reseña es que es un libro muy rápido de leer, con una literatura sencilla, nada farragosa, algo que ciertamente es muy típico de algunas novelas del género. Esto es muy positivo si tenemos en cuenta que la finalidad de un libro es que sea capaz de llegar al lector y engancharlo a la lectura, y eso Forjada en Cobre lo cumple con nota. Por otro lado, Fox logra que la historia tenga un cierto punto didáctico, pues, como suele encontrarse en las novelas históricas, siempre hay a lo largo de la trama ciertos momentos en los que el autor puede explicar cosas u aspectos característicos de la época, en el caso de Forjada en Cobre, el tema de la forja en la Edad Media está muy bien explicado, lo cual hace ver que la autora se ha documentado bastante y que no es una simple novela que pretende ser lo que no es. Para finalizar, me gustaría retomar un aspecto comentado al principio de la reseña y es que, a pesar de que en el género histórico el autor puede tomarse licencias en el sentido de tratar a los personajes desde la mirada del siglo XXI, una licencia que todos los escritores de novela histórica se han tomado, desde los románticos hasta los actuales, pues, ven los acontecimientos o construyen a sus personajes desde su época, desde su propia perspectiva. Si fuese estrictamente fiel a la época sería acabaría siendo demasiado pesada para el lector de hoy en día. No obstante, pienso que en Forjada en Cobre se ha tratado de idealizar demasiado el papel de la mujer, está bien que el personaje principal sea femenino, no obstante, hay que ser un poco coherentes, las mujeres no podían ni por asomo participar en el trabajo de los hombres, y mucho menos en el ámbito de la herrería. Veo desde mi punto de vista a Ellen, el personaje principal, como una mujer del siglo XXI introducida en el siglo XII, una mujer sin duda avanzada a su tiempo y que no responde a los cánones de la época, sin embargo, creo que es un personaje en este sentido demasiado distante de lo que era la realidad de la época. Es buena la idea de Katia Fox, eso no lo pongo en duda, pero creo que Ellen es más una mujer del siglo XXI que del XII, tal vez demasiado, hay que saber equilibrar.

Para finalizar la redacción de esta reseña, me gustaría acabar con una breve y concisa reflexión sobre dos temas muy importantes que se abordan en esta novela y que considero muy importantes. Forjada en Cobre es una historia, entre otras muchas cosas, de amistad y de como esta juega un papel fundamental a lo largo de la historia, pues sin ella, Ellen no podría ni avanzar ni luchar contra las adversidades, siempre esta rodeada del apoyo de unos personajes secundarios, demasiado entrañables para mi gusto, pero que responden a esa necesidad vital. Y por otro lado, Forjada en Cobre es una historia de superación y de sueños, de ansias por lograr una meta que parece inalcanzable y que además, se añade el echo de que está muy mal vista, como es el echo de que una mujer trabaje forjando y que de su trabajo logre forjar magníficas espadas, las cuales protegerán a los soldados en las crudas batallas, símbolos del honor y el deber de una época muy oscura y muy lúcida al mismo tiempo. Como habréis podido comprobar, el deseo de alcanzar un sueño y los amigos que te sustentan son dos elementos fundamentales para toda persona, que muchas veces van unidos y que como no, tienen su reflejo en la literatura, ya sea la universal como la de los best sellers. Por ello, este planteamiento me llega a preguntarme desde cuando existe este comportamiento humano y como éste ha logrado forjar en su subconsciente ambiciones tan poderosas como considerar importante el echo de tener a tu alrededor a gente de confianza. Puede que en el principio de los tiempos, cuando el hombre comenzaba a forjar su identidad, puede que ahí, en aquel momento surgiese. Pero lo que nadie puede negar es que ambos aspectos ayudan y mantienen al ser humano siendo único y especial, pues no olvidemos que sin gente que te apoye, puede ser muy difícil llegar a cumplir tus sueños, el poder al fin alcanzar las ansiadas estrellas. Forjada en Cobre: una historia de amor, pasión, violencia, sueños, justas caballerescas, pasiones desenfrenadas, solidaridad, lucha, injusticia...Una historia que aunque no sea una obra de arte, puede llegar a significar algo especial para el lector.

Párrafos o frases favoritas:

"La muchacha temblaba de orgullo por dentro, pues le había quedado muy bien. Más de una vez había comprobado su flexibilidad, su afiladura y su estabilidad. Pese a todo, estaba treméndamente emocionada."

Película/Canción: por el momento no hay noticias de una posible adaptación televisiva o cinematográfica de esta novela. A la espera de que dicho acontecimiento se produzca, y aprovechando la temática central del libro, os he adjuntado un video en el que explican como se elabora una espada medieval usando las técnicas actuales.


¡Un saludo y a seguir leyendo!

miércoles, 15 de julio de 2015

ENTREVISTA: Guillermo Blanes del Águila.

ENTREVISTA A GUILLERMO BLANES DEL ÁGUILA



¡Buenos días queridos lectores y lectoras! Me enorgullece y me emociona anunciaros que por fin tenemos una nueva entrevista en el blog, de las que hacía tiempo que no publicaba y que sin duda, son muy especiales para los amantes del mundo de los libros. En esta ocasión, tengo el placer de entrevistar a Guillermo Blanes del Águila, autor de En la otra Vida. Un escritor con alma de poeta que además de ser una gran persona con la que da gusto conversar y trabajar y cuya paciencia es infinita, tiene un enorme talento que merece la pena ser descubierto por los lectores. Bueno, sin más dilación, aquí la Entrevista a Guillermo Blanes del Águila:


¿Cómo nació esa pasión por la escritura y la lectura?

Desde muy jovencito. Siempre me fascinó escribir. Recuerdo a un mozalbete de pantalones cortos e imaginación alocada que escribió un guión de teatro para el colegio, un sencillo sainete al estilo de los hermanos Álvarez Quintero (Quintero, ¡qué casualidad!, me recuerda al “prota” de mi novela…) de unos quince minutos de representación. Obtuve un modesto premio escolar sin importancia, pero a mí me supo como si hubiese recibido el premio Planeta.

¿Tuviste dificultades o apoyos en tus inicios?

Recuerdo que, en mis inicios como poeta, la gente de mi alrededor me apoyaba. A los 18 años me presenté a un certamen poético de cierta relevancia nacional y tuve la suerte de ganar el primer premio (supongo que aquel día los buenos poetas se ausentaron…). En fin, que no me puedo quejar de los apoyos que recibí de la familia, compañeros de universidad y, por qué no, de las damiselas a las cuales iban dedicados algunos poemas de amor. ¡Ay! (suspiro).

¿Cómo nació “En la otra Vida”?

La trama ya revoloteaba en los rincones de mi cabeza desde hace mucho tiempo. Bastó un hecho crucial, una penosísima experiencia, para que aquella hermosa historia fantástica y profunda, amarga pero esperanzadora, se plasmara en una novela de 450 páginas.

¿Cómo definirías tu estilo literario? ¿Para quién escribe Guillermo Blanes del Águila?

¡Uf! Son dos buenas preguntas. Parecen sencillas de contestar, pero son algo más complicadas de lo que parecen. A ver, mi estilo es ante todo sencillo; lírico, sí, pero sencillo. Yo diría algo “preciosista”, pero me aparto de la petulancia y del lenguaje “manido”. Mis raíces vienen de la poesía y eso no lo puedo evitar (existen muy buenos escritores que fueron poetas). Trato de ser un buen narrador y creo que, con esta primera novela “transmito”; y si no es así, con la segunda será mejor. Hay algunos críticos literarios que dicen que escribo como Zafón; pero no, yo escribo como Guillermo Blanes. Lo ideal es poder escribir para todo el mundo, pero eso es muy complicado. Cuando escribo, no pienso en el futuro lector como cliente potencial sino en el futuro de mis hijos, los personajes. Que sean leídos por más o menos lectores ya es otra cosa. Aunque mi estilo literario, el thriller y novela negra, va enfocado a un amplio mercado literario.

¿Cuánto tiempo te llevó escribir la novela?

Aproximadamente un año. Pero con dedicación plena.

¿Qué tiene de especial Segovia? Donde se desarrolla parte de la trama de la novela.

Segovia tiene magia. Tenía que localizar un escenario de los años sesenta que contase con unas características especiales. Debía ser una ciudad pequeña por donde los protagonistas se desplazasen de un lugar a otro a pie. Una ciudad bella y milenaria durante el día y misteriosa por la noche. Segovia es perfecta para la trama de mi novela. Los lectores lo entienden en cuanto empiezan a leer. Segovia está llena de leyendas negras, de monumentos, de historia…; y su alma de piedra se deja sentir en cuanto paseas por el casco histórico. Además, la iglesia templaría de la Vera Cruz guarda una connotación importante en el desarrollo de la novela. A veces pienso que ha sido Segovia la que ha elegido a mi novela; la conexión es demasiada perfecta para que haya sido por azar.

Tomás Quintero es el gran protagonista de la novela y uno de los personajes más característicos ¿Qué hay de Tomás Quintero en Guillermo Blanes del Águila? ¿O es un personaje totalmente antagónico?

Bueno, yo siempre he dicho que los personajes llevan algo en su alma que pertenece al escritor. A veces, sin pretenderlo, el escritor crea a su “alter ego” en uno de los personajes y no se da cuenta hasta que llega al final. Como dije en una cita que publiqué en los medios: “Creo a los personajes de mi novela de igual manera que ellos me crearon a mí un día”.

“En la otra Vida” como bien su nombre indica, nos narra una trama sobrenatural, cargada de impactantes sucesos que lleva al lector a plantearse interesantes reflexiones. ¿Qué es para usted el más allá?

Para mí sería como otra oportunidad. Vivir en otra frecuencia. El más allá, con todos los misterios que conlleva y las controversias que suscita en la sociedad, supone, ante todo, esperanza. Independientemente de que sea creyente o no, revelo los hechos del “más allá” a través de las ECM. La ECM (Experiencia Cercana a la Muerte) es un hecho extraordinario que sufren algunas personas cuando están clínicamente muertas durante un corto periodo de tiempo, llegando a experimentar situaciones sobrenaturales. Hay personas que afirman haber tenido ese tipo de experiencias.  Cuando un hecho o fenómeno causa tanta controversia en la sociedad y es motivo de estudio, deja de ser “ficción”. Como diría la doctora Elizabeth Kubler-Röss: “Ya no se trata de creer, sino de saber”.   

A lo largo de la novela, vemos como ese debate entre la fe y la razón se repite constantemente, dejando a veces la puerta abierta a iniciar acalorados debates ¿Crees que hoy en día la gente se preocupa por este asunto? ¿crees que hemos llegado a un punto en el que la fe ha pasado a segundo plano?

Desde los tiempos remotos, la muerte ha preocupado al hombre. Ahora bien; la idea de la muerte engendra fe y la fe genera dogma. San Juan de la Cruz decía que “la fe es la noche oscura del alma”, y tenía toda la razón. Es muy complicado entender la fe como dogma; por eso yo trato de “comprender” su naturaleza a través de ciertos elementos sobrenaturales que la ciencia nos ayuda a descubrir. La fe, queramos o no, siempre está presente en nuestras emociones y miedos. Otra cosa es que sirva a nuestros propósitos. Pascal decía que si “Dios no existiera habría que inventarlo”; y, por otro lado, el hombre moderno tiene fe en la Ciencia, e incluso algunos científicos afirman “ver” a Dios a través de cada progreso que la Ciencia logra.

El verbo “creer” siempre se ha asociado con la religión, sin embargo, uno puede creer en más cosas como en el progreso, el amor, la solidaridad, la voluntad… ¿Opinas que la gente debería creer más?

Cierto. Hay que creer en algo para vivir. O mejor dicho: No se puede vivir sin creer en algo. La gente cree, y mucho; el problema es que cree más en cosas materiales, y sus “deidades” suelen ser representadas por el signo del dinero y el poder. Si la gente creyera más en los valores humanos el mundo iría mejor.

A estas alturas de la entrevista, me gustaría preguntarte, ya no como escritor, sino como lector, pues todo escritor que se precie es un lector empedernido. ¿Cuál fue el libro que te inició en el mundo de la lectura?

Alguna obra de Julio Verne es lo que recuerdo como muy temprana edad. Algo más tarde, Rimas y Leyendas.

¿Con qué autores llenas tus momentos dedicados al placer de la lectura? ¿Algún autor en especial?

¡Uf! Son muchos. ¡Muchos, muchos, muchos…! Como especiales, Katzenbach, Follet, Zafón, Reverte, Félix J. Palma, Tagore, Galdós…

¿Tienes algún imprescindible? ¿Un libro que recomendarías a todo el mundo y que te acompañará el resto de tu vida?

Pues también son muchos. Como clásico, Cuentos de A. Poe y El Conde de Montecristo, de A. Dumas. Como moderno, me gustó mucho La sombra del viento, de Zafón.

¿Eres más de Ebook o del libro de toda la vida?

¿E-book?  ¡Vade retro Satanás!...   No, ahora en serio. No tengo problemas con el Ebook, pero prefiero el libro de toda la vida.

Hace un tiempo leí una noticia en el Levante en la que decía que el 86,2 % de los jóvenes menores de 18 años, dedicaban una parte considerable de su tiempo libre a la lectura ¿Qué opina al respecto?

¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo?... Pues no tengo yo noticia de eso, oiga… Si eso es así, me alegro mucho. Los futuros escritores estarán en manos de los futuros lectores. Es bueno que la comunidad lectora esté aumentando, y mejor aún que en algunas zonas del país se vaya detectando un importante foco  de lectores adolescentes. Eso significa que se formarán lectores de calidad, y la calidad es futuro. 

Hace unos meses que el escritor y premio Nobel de Literatura Gunter Grass falleció, dejando un legado literario importante para la posteridad ¿has leído algo de este reconocido autor?

Pues, sinceramente, no. Poseo El tambor de hojalata desde hace años y siempre quise leerlo. Y lo haré, claro está.

Para finalizar ¿Que les dirías a los lectores para que lean “En la otra Vida”?

Pues les diría que es un trepidante thriller, en el que predomina el misterio y la acción. Combino elementos sobrenaturales con datos históricos, con lo cual la verosimilitud de la historia resulta absoluta. Pero sobre todo, que la trama de En la otra vida a nadie dejará indiferente.


Y después de esta agradable tertulia, sólo me queda agradecer a Guillermo Blanes del Águila por haberse ofrecido a esta entrevista. Ojalá logres ver tu sueño hecho realidad y te conviertas pronto en un gran escritor. "En la otra Vida" una novela cautivadora y reflexiva de la que pueden extraer mil y un enseñanzas. Gracias  Guillermo por tu tiempo y hasta siempre.


¡Un saludo y a seguir leyendo!

sábado, 11 de julio de 2015

RESEÑA: Nada.

NADA


Título: Nada.

Autor: Carmen Laforet (1921-2004), estudia filosofía en Barcelona y derecho en la Universidad Central de Madrid, pero abandonó ambas carreras a los venitún años para casarse con el periodista y critico literario Manuel Cerezales, con quien tendría cinco hijos. En 1944 publicó Nada, novela con la que ganó la primera edición del Premio Nadal de la editorial Destino. Esta novela fue un éxito de crítica y de público, catapultando a una joven Laforet a la fama literaria. En 1950 publicó La isla de los Demonios, en 1955 La Mujer Nueva y en 1963 La Insolación, primer volumen de la trilogía Tres pasos fuera del Tiempo, los cuales, no llegó a publicar. Laforet también es autora de relatos cortos, artículos, ensayos y de un libro de viajes. Murió de Alzheimer en Madrid en el año 2004. 

Editorial: Alianza Editorial.

Idioma: castellano.

Sinopsis: Laforet nos narra los avatares de Andrea, una muchacha que llega a Barcelona y se introduce en el seno de una respetable familia de la burguesía catalana. Esta resulta ser un pozo de relaciones tormentosas, desencantos y bajas pasiones que da sentido al título "Nada": la vaciedad de la vida tras las apariencias y la decepción de las expectativas expresadas con una inusual frescura y capacidad de crear atmósferas en una obra que marcó la literatura española de su tiempo. 

Su lectura me ha parecido: intensa, maravillosa, interesante, adictiva, irrepetible, completa, atrayente, excepcional, imprescindible... Durante estos últimos meses, una servidora, se los ha pasado de forma excitante pero agobiada, treméndamente agobiada a la vez. Entre unas cosas y otras y si le sumamos lo que supone hallarse en el último curso de carrera, con todo un horizonte de posibilidades ante ti, pero en el que vislumbras un futuro muy incierto por la coyuntura económica en la que nos encontramos, resulta muy difícil ser positiva. No obstante, y para mi alivio, algunas lecturas que he tenido el placer de leer recientemente, muy recientemente, han logrado que me recomponga moralmente. Reconozco que todavía no estoy al 100% de mis fuerzas y aún me encuentro en la recta final de ese largo y arduo proceso de cerrar una importante etapa de mi vida, pero tengo que decir que sin el apoyo de los míos y sin esas aliviadoras y sanadoras lecturas, una servidora no habría tenido la capacidad de escribir esta reseña. Una de esas reconfortantes lecturas, o en este caso sería más bien ligera reelectura, es la del libro que hoy tengo el inmenso placer de reseñar. Hacía un tiempo que llevaba dándole vueltas a cuál era el momento perfecto para publicar la reseña de esta novela tan imprescindible, pero nunca veía el momento apropiado. Hoy, 11 de julio de 2015, creo que ha llegado el momento de que vea la luz, no solo por lo que esta lectura ha significado para mi, también porque creo que, sinceramente, el libro que hoy reseñamos, merece ser conocido y leído por todos vosotros. Hoy, y sin enrollarme más de lo necesario, os presento Nada: la maestría y la valentía echas novela.


La historia de como Nada de Carmen Laforet llegó a mis manos fue fruto de las casualidades y de una incontrolable curiosidad. A finales de agosto del año pasado, principios de septiembre, no recuerdo muy bien cuando sucedió, quedé con mis compañeros y amigos de la facultad para comer en un italiano en el centro de la ciudad. Ese día, uno de mis amigos, cuando ya dimos por finalizada la comida y cada uno se fue hacia su casa, me comentó que tenía ganas de leerse Nada de Carmen Laforet, porque le parecía interesante ya que se sabe muy poco sobre la autora. En ese momento, comprendí que aquello no había sido una simple casualidad, sino una advertencia de que no debía postergar la lectura de dicho libro por más tiempo. Desde que yo recuerde, Nada ha estado en mi cabeza como uno de esos libros que te lo han nombrado de pasada en las clases de lengua al hablar de la literatura de la posguerra y en el que no se han detenido más de lo estrictamente necesario, lo cual es una pena y un tremendo error, y desde hace unos meses, Nada estaba entre mis posibles y más deseadas lecturas. Había algo que me atraía y que me decía que ese libro debía leerlo costase lo que costase. Durante un tiempo lo buscaba en las estanterías de las librerías a las que frecuento ir, pero la cosa no pasaba de ahí, hasta que por casualidades de la vida, ese libro quiso aparecer ante mi, como un apetecible caramelo, en una de las pobladas estanterías de la biblioteca de mi barrio. La edición era antigua y las páginas, tintadas de un amarillo viejo y hermoso, pero aquello no logró disuadirme y por fin, me llevé el libro prestado a casa. Meses más tarde, como ya os he contado al principio de esta reseña, volví a perderme entre sus páginas, y para mi fascinación, me encontré no sólo a mi misma, también las mismas sensaciones y experiencias que sentí la primera vez, cuando esas ansias por descubrir, eran inmensamente fuertes.


Centrándonos en este tercer párrafo a la tarea que nos ocupa, comenzaré diciendo que Nada es un libro cuya lectura es completamente ágil y rápida, algo que sorprende teniendo en cuenta el elaborado y ligeramente descriptivo estilo de algunos escritores coetáneos a la autora como Camilo José Cela o Miguel Delibes. Sin embargo, si que he logrado encontrar ese punto que hace a Nada formar parte de esa serie de libros, de esa generación de escritores que en aquella época se atrevieron a escribir, ese aspecto es la dureza y la contundencia de la forma, es decir, Carmen Laforet no se recrea más de lo necesario en describir la ciudad de Barcelona o las estancias de las habitaciones que conforman la famosa casa, al contrario, describe, pero solo lo estrictamente necesario para darle mayor protagonismo a la acción y a los personajes de la novela, algo que el lector agradece cuando lleva unas cuantas páginas leídas. Por otro lado, Laforet crea una interesante y excelente a nivel literario dimensión oscura, pequeña, agobiante, cuasi claustrófobica, representada por esa casa de los horrores en la que Andrea se ve obligada a vivir para poder estudiar en Barcelona. Un tremendismo que crea como consecuencia una intensa lucha interior, ese deseo de querer escapar pero no poder llevar sus deseos a cabo. Seguidamente, no puedo pasar por alto no hablar del personaje de Andrea, sin duda el alma de la novela y el que logra que el lector no pueda despegar los ojos de sus páginas. Es uno de los personajes más complejos y más interesantes de todos los libros que he leído hasta el momento, sintiéndome en ocasiones identificada, facilitando de este modo que pudiese empatizar con ella en muchos sentidos, compartiendo sus sufrimientos, su angustia y sus ganas de vivir la vida. Por último, quiero destacar el trasfondo profundamente reflexivo que envuelve esta novela. Como en muchos libros a lo largo de la historia de la literatura, vemos como el debate entre el bien y el mal se repite constantemente. En Nada, la lucha sería más bien entre lo correcto o moral y lo incorrecto  o inmoral, algo que en la época en la que Nada vio la luz, durante los años más oscuros del Franquismo, estaba totalmente implantado en la sociedad. Un conflicto clásico donde los haya pero con una resolución totalmente sorprendente y que evidencia un claro punto de inflexión en una sociedad sometida y que había aprendido, a fuerza de represión, lo que estaba bien y lo que estaba mal.


Tras la crítica de todo libro, llega la reflexión por parte del lector, y de Nada tengo que deciros que ha supuesto todo un torrente de interesantes interpretaciones, no solo a nivel de estudios o de expertos que se ocupan de la materia, también por parte de los lectores. No obstante, y en lugar de ocuparme en por qué "Nada" y por qué no otro título o en la simboligía de cada uno de los personajes, creo más conveniente, y sobretodo para la sociedad en la que vivimos, que la reflexión discurra por otro cauce mucho más apropiado, urgente e importante, como es la mujer durante el Franquismo. Como la mayoría sabéis, y si no ya os estáis informando, la mujer durante la dictadura estuvo muy reprimida socialmente, a la merced del marido y cuya única preocupación debía ser el cuidado de la casa, el tener cuanto más hijos mejor y en satisfacer las necesidades y deseos del esposo de turno. Ésta debía atender a un canon de comportamiento que la dictadura establecía y debía evitar todo aquello que sonase a escándalo o que pudiese dar lugar a habladurías como estudiar en la universidad o inmiscuirse en ámbitos reservados a los hombres como la política, los negocios o los círculos intelectuales, entre los cuales, el mundo de la literatura y la escritura no era ninguna excepción. Por todo ello, resulta sorprendente que durante aquellos años, en los que la represión era más dura, una joven Carmen Laforet se alzase con el primer Premio Nadal de la historia con Nada, cuya protagonista representa las ansias de ser feliz y escapar de un ambiente sórdido en el que nadie parece preocuparse por ella y en el que pasa incluso hambre. La historia de una universitaria que ansía con ver mundo, hacer amigos, parecerse a ellos y conocer el sabor de la aceptación y de la amistad. Fueron muy pocas mujeres las que como Andrea, protagonista de Nada, trataron de aspirar a algo más en lugar de quedarse en el sitio que Franco quería que estuviesen, Carmen Laforet fue una de ellas, aunque desgraciadamente, el machismo de una época y las rencillas con los compañeros de profesión fueron condenándola poco a poco al olvido o a la anécdota en algunos libros de texto. Por todo ello, pienso que Andrea en cierto modo no sólo es Carmen Laforet sino todas las mujeres que en algún momento de nuestra vida hemos querido llegar lejos y tratar de cumplir nuestras expectativas, nuestros sueños. Desde aquí animo a todas las mujeres que sientan lo mismo que Andrea que no paren, que luchen y que no dejen que Nada os detenga. Nada: una historia de insatisfacción, sueños, pasiones terrenales, prohibiciones, vida, libertad...Una novela que gracias al despiste de la censura, ha llegado hasta nuestros días como un tesoro a preservar.

Frases o párrafos favoritos:

"Quizás me ocurra esto porque he vivido siempre con seres demasiado normales y satisfechos de ellos mismos. Estoy segura que mi madre y mis hermanos tienen la certeza de su utilidad indiscutible en este mundo, que saben en todo momento lo que quieren, que les parece bien...Y que han sufrido muy poca angustia ante ningún echo."

Película/Canción: existe una primera y única adaptación del año 1947 la cual se puede encontrar entera en el YouTube, sin embargo, en esta ocasión he decidido adjuntaros un pequeño corto de los muchos que he encontrado navegando por la red y que me ha parecido muy rompedor. Espero algún día que algún director/a se anime a adaptar de nuevo la novela.


¡Un saludo y a seguir leyendo!

lunes, 6 de julio de 2015

DEL LIBRO A LA PANTALLA: El niño 44 (2015).


¡Buenas tardes queridos lectores/as! Hoy os traigo una nueva entrada en la sección Del Libro a la Pantalla,  en esta ocasión escogemos una película que hoy todos podéis ver en el cine y que está basada en una novela del autor inglés Tom Rob Smith. Hablamos de la adaptación de la novela El niño 44, con este inquietante título, tanto el libro como la película nos adentran en la Rusia estalinista en la que una serie de crímenes ponen en jaque la utopía comunista que el régimen pretende mostrar. 


Título original: Child 44.

Director/a: Daniel Espinosa.

Guión: Richard Priece.

Reparto: Tom Hardy, Noomi Rapace, Gary Oldman, Joel Kinnaman, Paddy Considine, Jason Clarke, Fares Fares  y Vicent Cassel entre otros.

Premios/reconocimientos: la crítica está realmente dividida en cuanto a opiniones, unos afirman que, salvo algunos aspectos a mejorar, es una película que no desmerece para nada ni la tensa trama ni la fidelidad al libro. Por otro lado, otros critican duramente la adaptación, en la que ni siquiera el reparto, que a priori puede resultar inmejorable, se salva. 


¿La habéis visto?
¿Creéis que es una buena adaptación?
¿Creéis que vale la pena?

...Espero vuestras opiniones...


¡Un saludo y a seguir leyendo!

viernes, 3 de julio de 2015

RESEÑA: Juego de Tronos: Canción de Hielo y Fuego I

JUEGO DE TRONOS: CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO I

Título: Juego de Tronos: Canción de Hielo y Fuego I.

Autor: George R. R. Martin (Bayone, Nueva Jersey 1948), Se licenció en periodismo en 1970 y publicó su primera novela, Muerte de la Luz, en 1977. Tras una trayectoria deslumbrante como escritor de ciencia ficción, terror y fantasía, pasó a trabajar de guionista en series televisivas como En los límites de la realidad y La Bella y la Bestia, además de realizar tareas de producción en diversos telefilmes, actividades que lo mantuvieron diez años apartado del mundo editorial. En la actualidad en uno de los autores de mayor éxito en el mundo entero con la saga Canción de Hielo y Fuego, cuyas sucesivas entregas le han granjeado un puesto de honor en la historia de la literatura fantástica.


Editorial: Gigamesh.

Idioma: inglés.

Traductor: Cristina Macía.

Sinopsis: tras el largo verano, el invierno se acerca a los Siete Reinos, Lord Eddard Stark, señor de Invernalia, deja sus dominios para unirse a la corte de su amigo el rey Robert Baratheon, llamado el Usurpador; hombre díscolo y ortora guerrero audaz cuyas mayores aficiones son comer, beber y engendrar bastardos. Eddard Stark ocupará el cargo de Mano del Rey e intentará desentrañar una maraña de intrigas que podrá en peligro su vida y la de los suyos. 

Su lectura me ha parecido: tediosa, magna, aburrida, extremadamente ambiciosa, con demasiados personajes, con un interesante estilo narrativo, denso....¿Que no se ha dicho ya del libro que hoy en Jimena de la Almena reseñaremos? Haciendo una pequeña búsqueda por Internet, he podido comprobar como al escribir el nombre de este libro en el buscador, los resultados han sido la mar de variopintos. Desde los halagos por parte de la critica al polémico desnudo en el último capitulo de la quinta, si señores, quinta temporada de la serie basada en esta extensa saga, a la noticia de la creación por parte del mejor repostero del mundo, el español Jordi Roca, de un helado inspirado en el universo de George R.R. Martin, pasando por una serie de páginas webs donde se dedican a exponer teorías, cuasi conspiratorias, acerca del próximo personaje en morir  y en las que incluso se atreven a asociar la trama del libro con echos históricos como La Guerra de los Cien Años o la Guerra de las dos Rosas. Objeto de controversia, debate, discusión e incluso de parodia; el fenómeno no sólo se queda en el plano más coloquial y social, sino que también ha saltado al ámbito de la política, en el que algún político ha visto comparaciones entre el mundo fantástico de Invernalia y la realidad político-social de sus respectivos países.....En fin, lo que os venía a contar lectores y lectoras, es que hoy tengo el placer de presentaros a no sólo un libro, también a todo un fenómeno de masas mundial, el cual, no habría sido posible sin la exitosa serie de televisión correspondiente y que todos conocemos. Antes de seguir adelante, me gustaría advertir a todos los lectores que ahora estén leyendo estas líneas, que ésta, no es una reseña al uso, y que dista mucho de las que una servidora ha encontrado estos días por Internet, por lo que en primer lugar, espero no ofender a ningún fanático/a de la saga y por ende de la serie, y segundo, que ésta es una opinión sincera y personal, y el respeto está por encima de todo. Sin demorarme más de lo necesario, os quiero hablar de Juego de Tronos: el fenómeno mundial que dista mucho de ser original. 


La historia de como el primer libro de la saga Canción de Hielo y Fuego llegó a mis manos fue de la forma más previsible. Desde que el fenómeno Juego de Tronos se hiciese realidad a través de la serie de televisión, e irrumpiese fuertemente como consecuencia de ello, en las vidas de millones de personas, Juego de Tronos, sus personajes o los vaivenes de la serie se convirtieron en un nuevo tema dentro de las tertulias y las reuniones de amigos. En mi caso, Juego de Tronos y toda su pompa me pilló hace unos dos o tres años mientras estaba estudiando los primeros cursos de la carrera, e inmediatamente, se expandió como la polvora. Podías contar, y sigo contando, con los dedos de una sola mano las personas que no eran afines a la serie o que no habían leído los libros, el resto, fans absolutos y confesos, llegando algunos incluso a comprarse camisetas con el emblema de su casa preferida, a temblar al escuchar rumores de la posible muerte de un personaje o a enfadarse enormemente porque alguien les había soltado un spoiler. En definitiva, fue tras una reunión con mis amigos de la facultad, en la que una parte de ella se la pasaron hablando de que les había parecido el último capitulo de la serie cuando me decidí a leer al menos el primer libro de la saga. Esta decisión no fue tomada porque estaba ansiosa por leer la novela, más bien fue la curiosidad lo que me empujó a ello, tenia inquietud por saber que había en aquel libro que enganchaba a tanta gente. Antes de poder hincar mi apetito lector sobre Juego de Tronos, tuve que esperar casi un mes a que el libro volviese a reposar sobre las estanterías de la biblioteca de mi barrio, lo cual me hizo suponer que la novela estaba muy solicitada. No obstante, pronto descubrí que me equivocaba, pues al echar un vistazo a la ficha de préstamos, aprecié que sólo 4 personas habíamos cogido prestado el libro de la biblioteca. Tras una lectura farragosa y confusa en algunos momentos, no me costó mucho deducir que el éxito, tristemente, no se debe a los libros, sino a la serie de televisión, la cual, parece haber superado con creces a los libros, algo que bajo mi punto de vista es bastante negativo. 


Seguidamente, y entrando en el terreno más crítico de la reseña, me gustaría decir en primer lugar que Juego de Tronos es para mi gusto una lectura lenta, densa y en algunas ocasiones tediosa. Puede que una servidora no sea en este punto la más indicada para hablar de esto, pues, mi relación con la novela fantástica ha sido realmente escasa, eso si, de lo poco que he leído, han habido algunos que me han entusiasmado especialmente, y Juego de Tronos no ha sido una excepción. Hay que reconocer que George R.R. Martin ha logrado sacar adelante un libro inmenso, plagado de tramas, personajes y demás conflictos, y al haber tantos, y tantos, me costaba un poco seguir el hilo de la historia, me perdía, algo que me hacía preguntarme si era necesario insertar en la historia tantos personajes, si el querer abarcar tanto era beneficioso para una trama que aunque típica, no resulta desagradable a los ojos del lector. Por otro lado, creo que es importante destacar que la ambientación de Juego de Tronos no es nueva, ya hemos visto en otras novelas anteriormente escritas como la inspiración medieval da misterio y magia a la historia que se narra, sin embargo, en mi más modesta opinión, creo que deberíamos avanzar, dejar de lado los topicazos del género fantástico, e indagar en otros mundos, inventarlos si hace falta, haciendo eso se pueden crear novelas que pueden resultar más interesantes incluso. La inspiración y el querer emular el estilo de los antecesores está muy bien, pero si no se arriesga no se gana. En lo que respecta a los personajes, la verdad es que yo no he encontrado demasiado exagerados, los héroes demasiado héroes y los malos demasiado malos, sin un término medio. Si acaso, el único personaje que ha logrado transmitirme algo ha sido Tyron Lannister, que aunque es de los más perversos del libro, es un personaje bastante interesante en muchos sentidos. Para finalizar, me gustaría decir que aunque mi opinión sobre Juego de Tronos pueda resultar bastante demoledora, si algo tengo que reconocer es que el estilo narrativo es bastante original para el género. Cuando leemos una novela fantástica estamos acostumbrados a que se nos presente como un cuento, que sigue unas pautas tradicionales, sin embargo, Juego de Tronos tiene distintas voces, las de los protagonistas del libro, los cuales, desde su punto de vista, narran la historia. Esto es interesante porque de una forma bastante fácil, el autor logra que el lector conozca a fondo a todos los personajes de la novela, como piensan, cuales son sus inquietudes, sus miedos, sus sentimientos...En fin, sus enemigos acerrimos en su lucha por sentarse en el famoso "Trono de Hierro".


En este último párrafo, me gustaría detener mi reflexión en una cuestión interesante y que tiene mucho que ver con este nuevo renacer de la novela fantástica. Hace unas semanas, viendo Página 2, un excelente programa que desde aquí recomiendo a todo aquel devorador empedernido de libros, trataron el tema de la novela fantástica, pero más concretamente esta nueva edad de oro que actualmente está teniendo lugar. Resulta realmente interesante a la par que inquietante que hace unos años, el decir que eras un amante confeso de una serie, de un libro o de una serie de personajes de cómic por ejemplo, significaba automáticamente ser apodado como el "rarito" o "rarita" de la clase, del grupo, del trabajo. En definitiva, lo que despectivamente se tildaba de "friki", hasta el punto de que estas personas por tener esos gustos, quedaban completamente marginadas por la sociedad. Ahora, acontece a la inversa, han cambiado las percepciones y los roles, ahora, ser "friki" está de moda. Ya no es extraño encontrarnos en medio de una tertulia sobre una serie determinada, que no tiene porque ser de temática fantástica, aunque como es lógico, este tipo de series han aumentado esporádicamente. Ya no es raro ver con buenos ojos a personas portando camisetas con logos de libros, series, video juegos...Pero no sólo camisetas, también libretas, corbatas, muñecos, figuras, tazas de desayuno, ropa interior...Y por supuesto, aunque todavía hay en este aspecto algunas reticencias, ya no es considerado una locura asistir a quedadas, a salones del manga o participar en juegos de rol. El friki apestado anteriormente, ahora, es el mayor atractivo, series como la afamada The Big Bang Theory lo demuestra. Ser friki, lo inusual, lo raro, lo antes repudiado...Esta de moda. No obstante, pienso que esto no es mas que otra importante e invisible forma de alienación, la cual, impulsada por las grandes compañías y empresas dedicadas al entretenimiento, se dedican a formar patrones de comportamiento y de gusto en la población. Por todo ello, desde aquí os pido que sigáis siendo vosotros mismos, porque las modas van y vienen, pero la individualidad de cada persona permanece y no debe dejarse influir tanto por la moda de turno. Seguir siendo únicos, seguir siendo raros, raros a vuestra manera. Juego de Tronos: una novela de traición, sexo, muerte, intrigas, sombras...Una lucha encarnizada por el poder mediática pero no literaria. 


Párrafos o frases favoritas: 

"Cuando se juega al jugo de tronos, sólo caben dos opciones: ganar o morir."

Película/Canción: no me voy a detener demasiado en este punto, pues la inmensa mayoría conocéis de sobra la serie, la responsable de que la historia haya tenido un arrollador éxito mundial. Entre los que dan vida a sus personajes más memorables encontramos nombres como los de Peter Dinklage (Un funeral de muerte), Emilia Clarke (Terminator Genesis), Sean Bean (El Señor de los Anillos), Lena Headey (300) o Kit Harrington (Pompeya) entre otros. Este primer libro corresponde a la primera temporada de la serie, y gracias a ella, muchos de sus actores, sobretodo los más jóvenes, han logrado saltar al estrellato convirtiéndose en caras conocidas hoy por todos. 



¡Un saludo y a seguir leyendo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...