Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

jueves, 14 de enero de 2016

RESEÑA: Crónica del Rey Pasmado.

CRÓNICA DEL REY PASMADO

Título: Crónica del Rey Pasmado. 

Autor: Gonzalo Torrente Ballester (1910-1999), se licenció en Ciencias Históricas en la Universidad de Santiago. Catedrático de Lengua y Literatura desde 1940, ejerce hasta 1947, fecha en la que se traslada a Madrid, donde vive hasta 1962. Durante esos años ejerce el periodismo y publica varios libros de estudios literarios. En 1957 se publica El señor llega, primer volumen de Los Gozos y las Sombras, trilogía que se hizo famosa por una serie televisiva. En 1966 se traslada a los Estados Unidos, donde permanece siete años como profesor universitario. Entre sus restantes obras destacan: La saga/fuga de J.B., La Isla de los Jacintos cortados, Don Juan, Fragmentos de Apocalipsis, Crónica del Rey Pasmado y Las Obras recobradas. Es Premio Cervantes de Literatura en 1985 y con Philomeno, a mi pesar obtuvo el Premio Planeta en el año 1988. 


Editorial: Austral.

Idioma: castellano.

Sinopsis: en la última novela de Gonzalo Torrente Ballester, el autor recrea una divertidisima estampa histórica llena de gracia picaresca y humor socarrón, de la antigua corte española. Siglos atrás, un rey tiene un súbito antojo, consecuencia de una enigmática salida nocturna acompañado de un no menos enigmático personaje, lo que provoca gran revuelo en la corte y largas enconadas discusiones entre frailes, moralistas e inquisidores: quiere ver desnuda a su esposa, la reina, pretensión inaudita de la que se hace eco regocijado el mentidero de la villa y corte de Madrid y que da mucho que hablar a los súbditos de su Majestad. Todo un santo tribunal, comprendido de sabios varones, intervendrá para intentar hallar una solución al conflicto que plantea esta extravagante petición del monarca.

Su lectura me ha parecido: divertida, pícara, entretenida, ágil, sencilla, animada, estupenda, reflexiva, enloquecedora, inteligente... Hace un tiempo, cuando todavía aún formaba parte del maravilloso equipo de la revista de mundo bloger EmBLOGrium, escribí un artículo sobre la ovela histórica, desde su nacimiento hasta su evolución hasta nuestros días. En dicho artículo que con gran estima todavía recuerdo, hablaba de la importancia de este género literario, no sólo para incentivar la curiosidad por descubrir nuestro pasado y despertar la pasión por la historia, también del hecho de que este tipo de novela tenga la capacidad de trasladarnos, como dirían los románticos, a lugares y a épocas alejadas en nuestro tiempo, distanciándonos de esta manera del presente, de los problemas y de las preocupaciones. Sin embargo, y esto os lo digo por experiencia, a los historiadores, por no decir a muy pocos historiadores, les entusiasma la novela histórica, Recuerdo una conferencia del escritor de novela histórica Santiago Posteguillo a la que asistí, cuyo título era "¿Cómo escribir una novela histórica sin morir en el intento?" a la que precisamente, no acudió ningún profesor del área de Historia Antigua, ni si quiera fueron los encargados de organizarla, sino que corrió a cargo del departamento de Arqueología. También recuerdo una vez, en clase de Introducción a la Historia en primero de carrera que el profesor, a raíz de una pregunta, se refirió al hecho de que no debíamos fiarnos de las novelas históricas para entender el pasado, y poniendo de ejemplo a Los Pilares de la Tierra, señaló que sus personajes están físicamente en el siglo XII pero que hablan y actúan como personas del XXI. Estoy de acuerdo con que no debemos buscar en las novelas históricas las respuestas a hechos del pasado, eso es de cajón, pero ojo, pienso que si hablan desde el XXI pueden ser objeto de investigación no con miras de investigar el pasado, sino para comprender el presente, y novelas como la que hoy tengo el placer de reseñar, podría constituir un claro ejemplo, que además, recomiendo a todos historiadores o no, que se adentren en ella, que lean Crónica del Rey Pasmado: la interdisciplinariedad al servicio de la buena literatura.


Crónica del Rey Pasmado fue una de mis lecturas del pasado verano, concretamente de las últimas semanas del mes de Agosto. Durante ese tiempo iba a asistir a un curso de agilidad oral en lengua inglesa en Madrid, y como iba a estar una semana, decidí llevarme consigo una lectura para que me acompañase durante todo el tiempo que estuviese allí. Reconozco que me guié más por el hecho de que fuera una lectura nada voluminosa en cuanto a hojas, necesitaba después de una anterior lectura bastante pesada, otra que en apariencia fuese más ligera. Al final, y casi por descarte, opté por Crónica del Rey Pasmado, un libro que no llega a las 300 páginas y que pensé que aliviaría mis noches o los momentos en los que me sentía separada de los míos. Al llegar a la capital, y una vez me instalé en la habitación de la residencia, aquella noche, comencé a leer el libro. Reconozco que al principio me costó un poco engancharme, no obstante, a las cinco páginas ya estaba sumergida en la lectura, como si bucease en un mar de belleza y de tranquilidad. Durante aquella semana que estuve en Madrid, su lectura me acompañaba cada noche, incluso en algún momento del día o de la tarde, haciéndome reír a carcajadas, apaciguando mis largas noches en aquella incómoda cama. Además, estando donde estaba, me parecía incluso adecuada su lectura, sobre todo cuando salíamos de excursión a visitar los monumentos, no podía evitar rememorar algún pasaje de la novela. El resultado: una gran novela en un entorno de lo más privilegiado, imprescindible.


En lo que respecta a la novela y su crítica, empezaré diciendo que Crónica del Rey Pasmado es una novela muy ágil, como ya he comentado antes, no llega a las 300 páginas, y eso añadido a una lectura entretenida y que se recrea lo justo y necesario, lo convierte en un libro que cualquiera puede leer sin miedo a aburrirse en el camino. Tenemos que destacar, seguidamente, la calidad en el lenguaje empleado. Este punto tan fundamental para que una novela adquiera ese toque especial lamentablemente no lo tienen todas las novelas de este género, sin embargo, y tratándose de Torrente Ballester, uno de los grandes escritores de la última mitad del siglo XX en España, era lógico encontrarnos con una novela como Crónica del Rey Pasmado, en la que apreciamos toda una serie de matices en el lenguaje, diferenciando entre el lenguaje del pueblo y el de la corte, que dan color a una novela ya de por si excepcional. Por otro lado, una servidora cree importante hablar sobre la construcción de los personajes de esta novela, el cual se convierte en uno de los pilares fundamentales de la narración de la trama. Encontramos una autentica paleta de personajes variopintos, algunos que existieron, otros que pudieron existir y otros totalmente inventados por el autor que conforman una estructura bien diseñada, pero a los que el autor, como no podía ser de otra forma, les da un toque de picardía y de humor que pocas veces hemos visto en este género. De este modo encontramos a un preocupado valido del rey, a un astuto jesuita, a una sensual cortesana o a la abadesa con actitudes sorprendentes. Finalmente, cabe decir que Crónica del Rey Pasmado, al igual que otras grandes novelas se mueve en el campo de la interdisciplinariedad, pues, conjuga los elementos más característicos de la novela de humor en una trama de corte histórico y regio, por lo que se produce un choque interesante a la vez que divertido que provoca en el lector sorpresa a la vez de generar infinidad de carcajadas.


Como broche final a esta reseña tan especial, en este último apartado, destinado a la reflexión y a la opinión, he decidido, tras una larga y ardua deliberación, hablaros sobre un tema antiguo, histórico, anacrónico en apariencia para nuestro tiempo, pero que no obstante, también podemos encontrar, en nuestro día a día. Me refiero, lectores y lectoras a la corte, aunque precisamente me refiero más a la cultura de corte. Como todo el mundo sabe, sobretodo por el cine y la literatura, que los reyes se rodean de un grupo de confianza amplio, una corte servil al monarca pero en la que existen como no, rivalidades, intereses, aspiraciones...En definitiva, deseos de prosperar y de escalar socialmente dentro de ese selecto grupo. Hoy en día, es lógico que dicha cultura de corte ha desaparecido en su forma física, es decir, ha desaparecido esa concentración del grupo en donde el rey asentaba su residencia. No obstante, y ahí viene la paradoja, algunos aspectos de esa cultura cortesana perviven hasta nuestros días, difuminadas pero asentadas, resumidas o representadas en actos, de los cuales, apenas somos conscientes. Este es por ejemplo el caso de los partidos políticos, en los cuales, hay un líder que manda y controla, una élite-directiva del partido, los cuales giran entorno a el presidente, y es ahí donde se urden las intrigas, las discrepancias y las luchas por el poder, y por último las bases, es decir, el extracto de la sociedad que no participa de la élite directiva pero que simpatiza de alguna manera con la ideología del partido en cuestión, las cuales, en muchas ocasiones no son escuchadas por el líder, por lo que se convertirían en ese pueblo, en esos súbditos a los que el rey prestaba atención cuando más le convenía o cuando no tenía más remedio. Este es un ejemplo, pero dentro de él, podríamos decir que se han constituido diferentes cortes, pequeñas cortes al rededor de esta cuestión, pues, no sólo los partidos políticos presentan esas formas, también los distintos parlamentos municipales, autonómicos, provinciales....En definitiva, lo que pensamos que está superado o que nos suena a antiguo, incluso anacrónico, todavía persiste en nuestra sociedad y seguirá estando por mucho tiempo. Crónica del Rey Pasmado: una historia de enredos, intereses, intrigas palaciegas, misterio, cortesanos... Una novela que recomiendo a todos los amantes de la historia, y de la literatura por supuesto.

Palabras o frases favoritas:

"La señal ineludible de que se ha alcanzado la debida madurez es la comprensión de que siempre habrá injusticias violentas."

Película/Canción: en el año 1991 se estrenó la película basada en la gran novela de Torrente Ballester, cinta que tiene el privilegio de encontrarse entre las películas más nominadas en los Premios Goya (un total de 15 candidaturas). Interpretada por Gabino Diego, Anne Roussel, Juan Diego, Javier Gurruchaga, Fernando Fernán Gómez y María Barranco ha logrado convertirse con el tiempo en un clasico del cine español.


¡Un saludo y a seguir leyendo!

10 comentarios:

  1. Me encanta la peli!!!
    Mira que la he visto veces y el libro no lo he leído aún... a ver si me pongo las pilas y me hago con él =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Shorby!
      Me alegro mucho de que te guste la película, yo por el contrario no he tenido todavía la oportunidad de disfrutarla, espero poder verla más pronto que tarde.
      Pues en ese caso, si te gustó tanto la película, te animo a que leas el libro, y cuando lo hagas, nos podrías dar tu opinión acerca de si es o no una buena adaptación cinematográfica.
      Un beso y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Buenos días Buscando mi-equilibrio!
      Gracias, la verdad es que nunca pensé que acabaría leyéndolo, pero ya se sabe, las circunstancias y a veces el azar nos empujan a leer una o otra lectura. Por otro lado, si, si que es un clásico, es más, me ha entrado la curiosidad por leer más libros de este autor, si son igual de buenos que este, merecerán la pena.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  3. todo un clasico en lo que respecta a la literatura de humor. Una novela que vale la pena leer, aun no he encontrado malas criticas a ella.
    sobre tu reflexión he de decir que aunque estoy a grandes rasgos contigo, discrepo. Discrepo en el tema de los partidos politicos,porque si bien es cierto que se han transformado en "Cortes" tambien es cierto que no les ha quedado más remedio. La politica actual esta inundada de personalismos, el lider del partido es el ser carismatico que sale en la TV y a la gente le gusta ver, en torno a él se van arremolinando arribistas y demás cortesanos, pero ese lider está ahí y esa cultura esta ahí porque así lo hemos querido los consumidores de la prensa sensacionalista. No toda la culpa es de la clase politica.
    una reseña excelente, enorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes JF!
      Me alegro de que hayas oído hablar de la novela, la verdad es que es todo un clásico de la literatura española.
      En lo que respecta a lo que nos expones, la verdad es que te tengo que dar la razón, de hecho es una opinión totalmente racional, pues, los consumidores consumimos un determinado producto y los políticos, de la manera que pueden y desde sus posturas ideológicas, intentan amoldarse a ese objeto de consumo y a ese perfil de consumidor. Así que no me extraña que se cree una corte, la cual, nosotros solitos hemos contribuido a formar.
      Un saludo y gracias por tu inspirador comentario! ;)

      Eliminar
  4. Hola! La verdad es que pinta bien aunque no es mi tipo de lectura.

    Como siempre una reseña muy buena y completa.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Beatriz!
      Bueno, yo te animo de todas formas a que te lo leas, es una lectura que seguro que te aporta y que te hace reflexionar. Por otro lado, gracias, se hace lo que se puede.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  5. No se si lo habré leído pero creo que vi la película.Un buen clásico al igual que el Lazarillo de Tormes u Los Santos Inocentes entre otros muchos del cine español.La editorial Austral me gusta mucho.Muy completa reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Tuko!
      Pues si no lo has leído ya estas tardando, te lo recomiendo encarecidamente. Con respecto a lo que comentas sobre el cine español, la verdad es que en el pasado éste acercó al espectador los grandes clásicos de la literatura española, algo que hoy escasea y que debería retomarse.
      Un saludo y gracias por tu comentario!:)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...