Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

domingo, 10 de marzo de 2013

RESEÑA: El médico.

RESEÑA: EL MÉDICO
 
 
 
 
Título: El Médico.
 
Autor: Noah Gordon (Worcester, Massachussets, 1926). Estudió en la universidad de Boston, donde se licenció en Periodismo y en Letras. En 1951 comenzó a colaborar en diversas publicaciones de su país (Worcester, Telegram, Boston Herald. etc). Asimismo, cultivó el periodismo científico (editor de la revista Psychiatric Opinion 1964). Como escritor, ha publicado novelas de enorme éxito como El Rabino, El último Judío o la Bodega. Pero sin duda, su obra más conocida se compone de tres libros dedicados a una saga de médicos: El Médico, El Chamán y La Doctora Cole. Es el primero de esta trilogía está considerada como su mejor novela y es la que comentaremos a continuación.

 
 
Editorial: Roca bolsillo/ histórica.
 
Idioma: Inglés.
 
Traductor: Iris Menéndez.
 
Sinópsis: minuciosa y deslumbrante recreación histórica, El Médico cuenta, con intensidad y fuerza la historia de Rob Cole. Huérfano a los nueve años, Rob se coloca como aprendiz de un cirujano- barbero, con el que recorre la brutal Inglaterra del siglo XI hasta hacerse hombre. Pero su vocación por aprender a sanar a la gente y su singular don para conocer la salud de las personas con sólo asir sus manos, le deparan una existencia fabulosa y excitante: viajar a la sensual y turbulenta Persia, aprender la incipiente ciencia médica con el legandario Avicena, servir en la corte del poderoso Sha y participar en los acontecimientos más cruciales de su tiempo...Todo ello para conseguir convertirse en un buen medico.

Su lectura me ha parecido: muy interesante y me ha abierto a un mundo del que del que apenas conocía. El motivo por el que me leí este libro se resume en uno sólo, y es que mi padre siempre me ha recomendado leerme dos libros: Drácula (que lo tengo pendiente de leer) y el Médico. Esto me lo estuvo diciendo durante meses (y aún me lo sigue recordando), hasta que un día decidí hacerle caso y me aproximé a la estantería de los libros, tomándo entre mis manos la novela en cuestión. Esa misma noche inicié su lectura, intrigada por averiguar que escondía El Médico, y os puedo asegurar que entonces comprendí por qué mi padre me recomendaba tanto este libro.
 
 La novela narra la vida Rob J. Cole, hijo de una familia del gremio de carpinteros de Londres que cuando cumple los nueve años queda huérfano. La muerte de sus padres le descubre un  extraño "don", ya que es capaz de percibir si alguien está próximo a la muerte sólo con tocarlo con las manos. Cuando se queda solo con el peligro de ser vendido como esclavo, fortuitamente pasará a ser el ayudante-aprendiz de Barber, un hombre campechano que recorre Inglaterra montando espectáculos de malabarismo para atraer al público a su negocio de cirujano-barbero, donde realiza pequeñas curas y vende un brebaje curalotodo llamado la "Panacea Universal". Rob aprende a su lado el uso de la medicina más rudimentaria, todo con una supersición y un halo de misticidad propias de la época en la que nos encontramos. A partir de la muerte de su maestro, Rob se verá con la necesidad de continuar su formación en el lugar de donde salen los mejores médicos del mundo: la lejana, atractica musulmana Persia del siglo XI.
 
A raíz de esta otra pequeña sinópsis más detallada, se puede apreciar en este libro la buena distingción que hace el autor al tratar el tema de la medicina. La verdad y os lo confieso, soy una amante de la Edad Media, y este libro me ha descubierto un mundo que de este periodo, que sin embargo, desconocía completamente. Noah Gordon ha sabido diferenciar los dos grandes ámbitos de la medicina de esta agitada época. Distinguimos en primer lugar, una medicina más arcaica y supersiciosa, en la que el espectáculo y las creencias mágicas están muy presentes. La gente que acude a esta medicina lo hace recelosa, pues, es una ciencia que parece alejarse de la religión establecida, por eso todavía no hay un gremio ni una profesión totalmente afianzada en las grandes ciudades. Además, el médico es visto como alguien que viaja, de aquí allá, como un feriante en busca de atraer a pacientes a través de lo atractivo del espectáculo.
 


En cambio, en cuanto nos adentramos en la exótica Persia nos encontramos con una mejor aceptación de la profesión, además de una mejor posición social para quienes la ejercen. Para poder ejercer se necesita pasar por la Madraza, una especie de primitiva universidad en la que se aprendía, no solo medicina, también otros campos del saber como teología, derecho, filosofía... Su medicina es más práctica y con un conocimiento más especializado y avanzado. Además, los pacientes acuden sin ningún tipo de temor, pues la salud del individuo es primordial, aunque en esta sociedad la presencia de la religión es notable, y puede llegar a ascender socialmente gracias a la abundancia de conocimientos adquiridos. Esta notable diferencia no significa que la medicina que se practicaba en Europa sea atrasada, simplemente nos encontramos ante dos culturas, dos religionas y dos formas de ver el mundo y la medicina distintos.

Relacionado con lo anterior, cabe destacar el esfuerzo que hace Rob por tratar de seguir aprendiendo la ciencia médica. Rob debe aprenderse el Corán de memoria, se hace pasar por judío adoptando el nombre de Jesse ben Benjamin, aprender a hablar en persa y renegar de su religión para poder estudiar en la mejor escuela bajo la docencia de Ibn Sina o Avicena.

Por último, cabría destacar, dejando de lado la temática y el argumento, que el libro en si es denso y abundante en fechas y en información; algo que cualquier libro de trama histórica debría tener. La historia en si no deja de ser ficticia dentro de una increible vivencia personal, pero que aporta mucha información acerca de la medicina que muchas veces desconocemos. El Médico, una historia de aventuras, amor y aprendizaje, con sorprendente final, imprescindible para todo amante de la literatura histórica.

Párrafos o frases favoritas:

"Sentía que si entraba en las inescrutables aguas, algo tironearía de él hacia el mundo que estaba más allá, dónde se conocían todos los pecados de su infame plan, y donde las serpientes hebreas roerían su carne, y donde tal vez se viera personalmente castigado por Jesús."

Lo mejor: el personaje de Rob Cole en toda su inmensidad y complejidad, además de por su afán por conseguir lo que parecía imposible.

Lo peor: quizás algunas partes descriptivas, pero son mínimas.

Película/Canción: Existe una película basada en este libro, producida por la UFA, estrenada en el año 2012 y protagonizada por Tom Payne ( Luck ) como Rob Cole, Stellan Skarsgar (Ángles y Demonios) como Barber y Ben Kingsley (Ghandi, El Dictador) como Ibn Sina. Esta película no se ha estrenado en España, pero podemos disfrutar de este magnífico trailer.


¡Un saludo y buena semana para todos!

2 comentarios:

  1. Las relaciones entre Oriente y Occidente siempre dan para contar grandes historias, sobretodo si se diferencia entre la cultura propia de cada una de estas entidades geograficas y se comparan. Ya Euripídes en los "Persas" jugó con esto, mostrando otro modo de entender las Guerras Médicas y esta historia que nos presentas parece hacer algo parecido, pero con la medicina como tema de indagación, lo cual me parece magnifico. Dos modos de entender una misma realidad, cual es mejor y cual peor?¿ supongo que es algo que el autor deja a la voluntad del lector.
    Una gran reseña de un libro que parece muy interesante y digno de leer

    ResponderEliminar
  2. Si, la verdad es que podría interpretarse de esa forma. Con respecto a lo segundo, se agradece que un escritor muestre dos puntos de vista de un hecho en una época y que no tienda a infravalorar, sino a relatar (supongo que con la ayuda de una muy buena bibliografía) la realidad de una época pero en dos culturas distintas. Porque normalmente cuando acabas de leer algo así se tiende a pensar que los persas eran mejores y estaban más avanzados. A veces en la literatura y sobretodo en la histórica, hay que tener una visión más global y considerar, en este caso, que las dos formas de ejercer la medicina eran las que existían y que acontecieron en el mismo tiempo paralelamente. Influenciadas por el contexto y la religión de su época, si, pero eso no significa que una tenga que ser peor que la otra y a la inversa.
    Interesante comentario, gracias por tu valiosísima aportación ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...