Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

lunes, 5 de mayo de 2014

RESEÑA: El Nombre de la Rosa

EL NOMBRE DE LA ROSA
 
 
Antes de comenzar la Reseña, me gustaría dar las gracias a todos los que participasteis en el reto: 50 Reseñas 50 Libros, espero que juntos lleguemos a las 100 Reseñas. Como habréis podido comprobar, la mayoría habéis acertado en cuanto al título y al autor de la novela, lo que me ha alegrado porque eso significa que sois unos lectores empedernidos, algo que me encanta. Aún así, la próxima vez me esmeraré con las pistas, porque me gusta haceros pensar. Bueno, y sin más preámbulos, iniciemos la Reseña número 50 de Jimena de la Almena.
 
Título: El Nombre de la Rosa.
 
Autor: Umberto Eco (Italia 1932), aunque El Nombre de la Rosa y El Péndulo de Foucault proporcionaron a este autor un clamoroso éxito sin precedentes, su carrera de filósofo, ensayista, historiador, conferenciante, crítico de arte y catedrático de Semiótica ha sido reconocida con diversos galardones, entre ellos el Príncipe Asturias de las Humanidades. Es doctor honoris causa por 25 universidades y forma parte del Foro de Sabios de la Unesco.
 
 
Editorial: DeBolsillo.
 
Idioma: italiano.
 
Traductor: Ricardo Pochtar.
 
Sinopsis: En una abadía benedictina del norte de Italia, a finales de 1327, se produce una serie de asesinatos que el antiguo inquisidor, fray Guillermo de Baskerville, viene a esclarecer. Todos ellos guardan relación con un libro atribuido a Aristóteles que tiene que ver con la risa. Se guarda en el Finis Africae, zona prohibida de la biblioteca y cargada de peligros. "La biblioteca se defiende sola. Laberinto espiritual y también laberinto terrenal. Si lograseis entrar, podríais no hallar luego la salida".
 
Su lectura me ha parecido: esplendida, trepidante, didáctica, abrumadora, ambiciosa, magna, sobresaliente, inquietante, completa, ingeniosa, terrorífica, filosófica, original, perturbadora, culta..... Se me acaban los adjetivos para describir a la que probablemente sea una de las mejores novelas históricas que se haya escrito en las últimas décadas, rozando la perfección en cuanto a la veracidad y la exactitud, describiendo los aspectos políticos, económicos, sociales y teológicos de una determinada época histórica, poniendo así, el listón altísimo a todas aquellas novelas que pretendan calificarse, de verdad, novelas históricas. No tengo la menor idea de cómo surgió esta magistral historia de la imaginación de Umberto Eco, lo que si que se es que, y después de haberlo leído, he podido apreciar con gran admiración, el tremendo trabajo bibliográfico que esta novela lleva tras de si. También hay una historia y una trama, eso está claro, pero no hay más que leer los primeros capítulos, solamente los primeros capítulos, os lo aseguro, hay incluso veces que parece que estés leyendo un texto académico sobre el cisma y la crisis conciliar y no una novela histórica al uso. Lo cual, en mi más sincera opinión, fundamentada claro está, en mi predilección por la historia, en especial historia medieval, pues ¿que queréis que os diga? me fascinó Amigos y amigas, tengo el placer de presentaros El Nombre de la Rosa, el sueño de todo escritor de novela histórica.
 

 
En lo que respecta a como este libro llegó a mis manos, he de confesaros que en mi caso El Nombre de la Rosa era uno de esos libros que creía haber leído, pero que en realidad, estaba completamente equivocada. Si que recuerdo, cuando estaba en segundo de la ESO, tras ver en clase la adaptación cinematográfica de esta novela, película que sin duda os recomiendo, me entró una gran curiosidad por leer el libro. Sin embargo, mis ganas se vinieron abajo al comprobar el alto nivel descriptivo, al apreciar esa letra tan pequeña y asustarme con esos palabrejos tan raros escritos en otra lengua que todavía no identificaba. Tal fue la impresión que sólo alcancé a leer los tres primeros capítulos, eso si, sin entender ni una palabra. Supongo que la respuesta a este inusual suceso lo debemos encontrar en el hecho de que yo todavía, por mi edad física y mental, no estaba lo suficientemente preparada para enfrentarme a una lectura de este calibre, y que debía esperar con paciencia. Años más tarde, ya inmersa en el estudio de Carrera Universitaria, y teniendo una visión y unos conocimientos más amplios de la Edad Media, decidí leerme el libro. Reencontrarme con El Nombre de la Rosa, después de tantos años fue todo un descubrimiento, y no me asusté ante tal novelón, pues ahora conocía la historia, el contexto, el pensamiento...Ya comprendía lo que Umberto Eco quería hacer llegar al lector con El Nombre de la Rosa.
 
 
Centrándonos en lo que aquí nos concierne, he de avisaros que el que se anime con este libro que sepa que, como ya he dicho al principio de la reseña, es una lectura ingeniosa, culta, filosófica y abrumadora, entre otros muchos adjetivos positivos, y cuando digo INGENIOSA, CULTA, FOLOSÓFICA y ABRUMADORA, lo digo por algo. El Nombre de la Rosa es INGENIOSA, pues Eco ha sabido fusionar dos géneros novelísticos que parecían en apariencia incompatibles como son la novela histórica y la novela policíaca. Hasta la publicación de esta novela era imposible imaginarse una trama bien urdida y muy compleja, propia de la maestría del genero policíaco, que acontezca en el año 1327, en un monasterio del norte de Italia más concretamente. La idea es esplendida, por lo menos a mi me lo parece, es fascinante ser consciente de estar leyendo una novela policíaca en un contexto inusual pero que concuerde con la trama a la perfección, trama que además, sea protagonizada por un monje que haga las veces de detective e investigador, cuyo apellido "Baskerville", para más inri, nos remita constantemente al universo de Sherlock Holmes. Y ya para afinar más, Eco crea al personaje de Adso, ese monje joven e inexperto que hace las veces de aprendiz, de pupilo...¡Una especie de Doctor Watson! A día de hoy todavía sigo convencida de que Umberto Eco ha bebido mucho de esta tradición policíaca, tomándola como inspiración para escribir esta novela. Seguidamente, El Nombre de la Rosa es CULTA, aunque más bien debería decir CULTÍSIMA. Abundan en ella términos, fórmulas eclesiásticas, liturgias...Todas ellas en Latín. Yo no se como será la estructura de esta novela en otras ediciones, el caso es que en la mía, que es del año de la picor, esa que casi todo el mundo tiene de la colección de El País Novela Histórica, eché mucho en falta notas a pie de página, con traducciones o con explicaciones aclaratorias. Toda novela histórica, según mi parecer, debería tener notas a pie de página, y más esta novela que a lo largo de su lectura te encuentras cada dos por tres un cultismo. Yo di Latín en el bachillerato, y conocía algunos, pero habían otros que se me escapaban, así que a todos aquellos que se lean El Nombre de la Rosa sin notas a pie de página, yo les aconsejaría que tuviesen un diccionario de Latín bien cerca de la mesilla de noche por si acaso.
 
 
En tercer lugar, El Nombre de la Rosa es FILOSÓFICA y DIDÁCTICA, no hay más que adentrarse en sus páginas para apreciar cuanta es la información nivel pedagógico de la época en la que se ambienta la trama. Por sus páginas desfilan teorías Aristotélicas, Bíblicas, credos de la religión Cátara, normas de la Regla Benedictina, citas de pensadores árabes....Llegando a reunir todo el conocimiento y el saber de una época para condensarlo en un libro. A pesar de que El Nombre de la Rosa no es una fuente histórica, pues se escribió en el siglo XX y no en el XIV, si que podemos encontrar en ella una inmensa cantidad de información de cómo era el pensamiento de la Edad Media. Un maravilloso trabajo bibliográfico que hace las maravillas de todo aquel que quiera lanzarse a conocer la Edad Media y atreverse a leer a los grandes autores de la época. Seguidamente, El Nombre de la Rosa es una novela ABRUMADORA, algo que positivamente la diferencia de muchas novelas históricas. Es tal la cantidad de información la que nos aporta esta novela que es imposible numerar todos y cada uno de ellos. Desde la organización jerárquica de un monasterio Medieval hasta la problemática del Cisma con el Papa de Roma y el Papa de Aviñón, desde las características de la inquisición Medieval hasta la rudimentaria medicina de la época, desde el funcionamiento de una biblioteca de mojes copistas a la paupérrima situación de los campesinos. Si hasta se trata la visión de la mujer en la Edad Media desde la perspectiva eclesiástica, la cual, como es de esperar, es bastante misógina. Todas estas aportaciones enriquecen, no sólo a nivel de usuario, porque puedes quedarte conforme con lo que lees, pero este tipo de novelas buscan enriquecer la inquietud, despertar la curiosidad del lector, que acudan a leer, por ejemplo, manuales de Historia Medieval, las Teorías Aristotélicas o la propia Biblia, ese inmenso relato de ciencia ficción que tanto nos ha marcado históricamente y mentalmente y que todavía, sin darnos cuenta, rige nuestro día a día.
 
 
Por último y para acabar, me gustaría acabar la redacción de esta Reseña no con la tradicional reflexión que siempre suelo hacer al final de cada Reseña, sino con un reto. Esta vez me gustaría que fueseis vosotros, los lectores, los que hayáis leído El Nombre de la Rosa, los que reflexionéis acerca de su lectura, pues os confieso, me es complicado quedarme con una de las muchas interpretaciones que se le ha dado al libro, toda esta polémica, derivada sobretodo del extraño título sobre el que se presenta esta novela. Yo tengo mi interpretación propia, pero si la contase aquí, sería acusada de un descarado spoiler, y pretendo que os leáis el libro, por eso, lectores y lectoras, hoy es vuestra oportunidad, contarme que os ha parecido la novela y que inquietudes y que aspectos sacáis de esta lectura. Todas serán igualmente bienvenidas y las debatiremos animadamente en este espacio dedicado sólo y exclusivamente para los lectores. El Nombre de la Rosa: una historia de misterio, intriga, prohibiciones, injusticias, amor...Un libro que da ejemplo, que enseña, que inevitablemente acabará siendo un "clásico".
 
Frases o párrafos favoritos:
 
"Hace frío en el escriptorium, me duele el pulgar. Dejo este texto, no se para quién, este texto que ya no se de qué habla: stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemos".
 
Película/Canción: en el año 1986 se estrenó la única adaptación cinematográfica que existe de esta novela. Una película bastante conocida, que respeta bastante la trama de la novela y que cuenta con las interpretaciones de un magnífico Sean Connery (Los Intocables de Eliot Ness), de un jovencísimo Christian Slater (Entrevista con el Vampiro) y de un soberbio F. Murray Abraham (Amadeus) entre otras muchas. Una película que sin duda os recomiendo ver, siempre después de haberos leído el libro.
 
 
¡Un saludo y a seguir leyendo!

15 comentarios:

  1. Tanto la novela como la película son estupendas, pero la novela es de lo mejor que he leído.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Lady Aliena!
      Coincido contigo en ambas cosas: la película ya de por si es una autentica pasada pero el libro es todavía mejor, mucho mejor.
      Un beso y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  2. Es una gran novela histórica, qué duda cabe, y bien llevada al cine. Cuando la introduje en mi club de lectura me sorprendió que resultó dura y difícil de leer. A veces pienso que el lector actual se nos está anquilosando, está tan acostumbrado al best-seller fácil y ramplón que le cuesta horrores afrontar literatura.

    Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Rubén y Bea!
      Como ya he comentado a lo largo de toda la reseña, El Nombre de la Rosa no es una novela cualquiera, más bien es el sueño de todo escritor que pretenda escribir novela histórica, pues es tanta la información que da y está su narración tan cercana a lo probablemente fuese el periodo medieval que inmediatamente asombra. En lo que respecta a lo último que comentas Rubén, estoy totalmente de acuerdo, al lector de hoy en día parece que sólo tenga que leer best sellers rápidos y ágiles, que en algunos casos no están mal, pero la mayoría seguramente no alcancen ese nivel de clásico. Cuando nos enfrentamos a una lectura de estas características la gente se bloquea, se espanta, pensando que esto es muy complicado de leer, y puede que si sea cierto, que haya una cierta dificultad, sin embargo, debemos educarnos para esta literatura, pues, es la que nos enseña y la que de verdad nos transmite cosas y nos hace sentir cosas.
      Un saludo y gracias por vuestros comentarios! :)

      Eliminar
  3. Yo vi la película cuando estaba en el instituto en la clase de filosofía. Recuerdo que no me gustó, me parecía muy lenta. El libro me dijeron que era muy bueno, espero poder leérmelo algún día.

    La Estupenda
    Kiss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días El ojo que todo lo lee!
      Yo en mi caso la vi en clase de historia, cuando estábamos dando el tema de la Edad Media, si que puede resultar a veces lenta, pero respeta muchísimo la trama de la novela, lo cual se agradece. Y el libro, el libro es sencillamente espectacular, mejor que la película incluso.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  4. no he leido la novela, he visto la pelicula, me la recomendo uno de los profesores que más admiro de mi facultad de filosofia.
    Es una historia muy bien armada, Eco ha creado con ella una obra de arte basandose en una investigación policiaca en plena Edad Media, todo encarnado en la figura de Guillermo de Baskerville que parece una mezcla entre Sherlock Olms y el mismo Averroes.
    otra cosa que em encanta es que meta por medio a Aristóteles. Mucha gente conoce la poetica de este clasico del pensamiento griego, obra que habla sobre la tragedia griega y que introduce términos que aun hoy se discuten como el concepto de "hibris" o "katarsis". lo que no tantos saben es que realmente existió una segunda parte de la poetica y que esta hablaba sobre la comedia griega. Lamentablemente la historia de la filosofia es muy complicada por lo que respecta a los textos antiguos, la segunda parte se perdió en las arenas del tiempo, al igual que los escritos de Epicuro o los textos de los presocraticos y los sofistas. Un fallo de la historia es que no fue culpa de la Iglesia que esta segunda parte se perdiera, no tenian las autoridades nada en contra de la risa, asi que no fueron ellos los responsables de esta tragedia. Las obras de aristóteles que han llegado hasta nosotros no son obras que fueran concevidas por el griego como obras unitarias, son los apuntes que él tenía para dar sus clases primero en la Academia y despues en el Liceo. Fue un romano quien apilo estos escritos segun su tematica; los escritos de Etica en la etica a Nicomaco, los de politica en la politica y así con todo, como le sobraron piezas, con los restos contruyo la metafisica aristotelica. a Este romano los textos le llegaron despues de una aventura impresionante, lo más probable es que fuese en esa odisea cuando se perdiesen los escritos de la segunda parte de lo que hoy conocemos como "poetica".
    por otro lado si que es verdad que a principios de la Edad Media Aristóteles tuvo mala prensa para los crisitianos, pues este desafiaba el platonismo que era el fundamento filosofico de ese crisitianismo, fundado sobretodo por gente como San Agustín. Sería tomas de aquino quien lograria hacer la sintesis entre cristianismo y aristotelismo, gracias, quien lo diria a Averroes, autor musulman de la mismisima Cordoba, y a las traducciones de Guillermo de Moerbeke.
    En fin, una gran obra esta aunque tiene algunos errores, seguramente premeditados la historia original no es tan interesante par ael gran publico como la ficción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches JF!
      Vaya! Me resulta muy interesante lo que nos has escrito en este espacio, sin duda, hay que leer más allá de la propia historia que Umberto Eco ha escrito y me parece muy relevante lo que has escrito, ya que reflexiones como estas son las que nos producen leer libros, y más, tratándose de un libro como El nombre de la Rosa. La mayoría de los lectores que leen esta novela se quedan con la historieta, convirtiéndose en una lectura un poco superficial, sin embargo, creo que hay que saber leer entre lineas e investigar e intentar saber porque Umberto Eco, por ejemplo, convierte a Aristóteles en un personaje fundamental para entender el pensamiento medieval y a que se debe. Por eso, es importante reflexionar e investigar tras una rica e instructiva lectura.
      Un saludo y gracias por tu magnífica aportación! ;)

      Eliminar
  5. No es una novela fácil leer, hay que introducirse en la mente de los protagonistas,ya que no trata solo de misteriosos asesinatos, además nos sumergiremos en una época marcada por las tensiones dentro de la iglesia y sus distintas ordenes, asistiremos a las contemplaciones filosóficas y divinas de los protagonistas principales como una lección de historia hecha en forma de diálogos lo que la hace instructiva y nada aburrida como en un principio pudiera parecer. Algunas personas se quejan de los párrafos en latín intercalados en el texto, pero yo creo que más bien son un acierto porque llevan a lector a "palpar" levemente la realidad de la época. La angustia de Baskerville en el momento de la quema de los libres, me parece sublime, ya que el dolor que el transmitía es un dolor que yo sentiría al contemplar tan triste suceso.
    La película no me defraudó, pocas veces hemos presenciado una crítica más feroz, pero sutil, y más culta a los estamentos más básicos de la Iglesia, a su hipocresía, su crueldad, su ceguera.
    Un saludo afectuoso

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo haber visto también la película en el instituto. En esa época ni me planteaba que pudiera ser una adaptación de una novela. Aún no le he dado la oportunidad a esta obra, aunque sí la tengo pendiente. Tendrá su momento.

    ResponderEliminar
  7. Una maravilla de libro! Y una adaptación al cine buenísima también. No sé cuántas veces he visto la peli...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Siempre he querido leerme este libro, recuerdo que era muy pequeña cuando vi la pelicula y me gustó mucho... ahora seguramente me gustaría más. Gracias por recordarme esta novela :)

    ResponderEliminar
  9. Esta otra reseña se me había pasado, solo diré que El nombre de la rosa es una de mis novelas favoritas, y que para mí es el ejemplo perfecto de cómo se puede hacer un best seller conjugando cultura, historía, tradición, inteligencia, alardes de erudición y amor por la literatura. Hace poco vi un calificación de alguien en Goodreads y le ponía una estrella, me dieron ganas de llorar. Me alegra muchísimo que tú la hayas disfrutado tanto, Jímena.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Jimena!
    Creo que es la primera vez que me animo a comentar en tu rincón y que mejor que hacerlo con esta novela con la que tanto he disfrutado. Yo también la leí durante el primer año de carrera, y además de ayudarme muchísimo para una de las asignaturas, esta lectura me marcó muchísimo.
    Creo que a partir de ese momento fui incapaz de mirar a los best-sellers históricos que leía con anterioridad, de la misma forma.
    Sin duda una de las mejores novelas históricas que he leído. Felicidades por tu reseña :)
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...