Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

lunes, 1 de septiembre de 2014

RESEÑA: El Invierno del Mundo.

EL INVIERNO DEL MUNDO

 
¡Buenos días queridos lectores/as! Antes de dar comienzo a esta nueva reseña me gustaría felicitar a Narrador pues ha sido el que ha acertado de pleno y el que ha logrado adivinar de qué lectura se trataba, con su método detectivesco. También merecen una mención especial La Vecina del 5º y Margari, las cuales se han acercado muchísimo a la respuesta correcta. La recompensa: la satisfacción de haber acertado, no obstante, estar todos, seguidores y seguidoras, atentos al próximo reto de Jimena de la Almena, pues traerá consigo una sorpresa muy especial para el afortunado o afortunada. Aprovechando que quedan 15 días para que salga a la venta lo nuevo de Ken Follet, El Umbral de la Eternidad, he decidido traeros la reseña de la segunda entrega de la trilogía The Century. Sin duda, la mejor forma de comenzar esta nueva temporada de reseñas. Y sin más dilación, os presento El Invierno del Mundo.
 
Título: El Invierno del Mundo.
 
Autor: Ken Follett (Cadiff 1949, Reino Unido). Tras estudiar filosofía en la University College de Londres, trabajó como periodista en el South Wales Echo y en el Evening News. En 1978, con a penas veintisiete años, publicó su primera novela, El ojo de la aguja, que obtuvo gran éxito de inmediato y fue adaptada al cine. Tras este éxito editorial, comenzó a publicar novelas de género policíaco como La clave está en Rebeca o Triple, consolidándolo como escritor de éxito. Pero el verdadero reconocimiento no llegó hasta la publicación en 1989 con la publicación de su novela más famosa Los Pilares de la Tierra, una novela ambientada en la Edad Media que le valió estar entre los libros más leídos durante varios años. Follett también es el autor de Un mundo sin Fin, continuación de Los Pilares de la Tierra y de La Caída de los Gigantes y El Invierno del Mundo, que componen la primera y la segunda parte de la trilogía The Century, cuya tercera entrega está prevista su publicación para Septiembre de este año. En esta reseña, nos ocuparemos en comentar la segunda parte de esta trilogía.
 

 
Editorial: Plaza Janés.
 
Idioma: inglés.
 
Traductor: ANUVELA
 
Sinopsis: en el año 1933 Berlín es un foco de agitación política y social. Lady Maud, ahora esposa de Walter von Ulrich y madre de dos hijos, publica en una revista semanal artículos que ridiculizan al Partido Nazi, mientras que Walter manifiesta su oposición en el Parlamento. Sin embargo, parece que nada podrá frenar el poder ascendente del canciller Adolf Hitler. Cuando Ethel Williams y su hijo Lloyd visitan a la familia Ulrich, todos serán testigos de la tiranía y la represión de la nueva Alemania. El dominio del Tercer Reich se extenderá hasta Francia y más allá de la frontera rusa. Mientras, en Inglaterra, Lloyd Williams, activista político como su madre, luchará en el ejército británico para intentar frenar el avance de los nazis y se alistará en las brigadas internacionales durante la Guerra Civil Española. Participará en la ofensiva de Zaragoza y en la batalla de Belchite. En Ty Gwyn, la mansión familiar de los Fitzherbert en Gales, se alojarán los oficiales británicos y, durante su estancia, el teniente Lloyd Williams se sentirá atraído por la mujer de Boy Fitzherbert, la rica heredera americana Daisy Peshkov.

Su lectura me ha parecido: creo que cuando hago reseñas de libros de este autor en concreto me repito bastante, sobretodo porque en todas ellas aparece una palabra fundamental y que estoy segura que en la mayoría de vosotros y vosotras también piensa. Esa palabra no es otra que "ambición" y por consiguiente "ambiciosa". Podría decir mil y un calificativos positivos de El Invierno del Mundo, pues mi opinión con respecto a su lectura no es mala, al contrario, sin embargo, me gustaría centrarme unos instantes en esa palabra de nueve letras que tan bien define tanto a esta novela, como al resto de novelas que me he leído de Ken Follett. Reconozco que mi experiencia con este autor se centra exclusivamente en su etapa como escritor de novela histórica de éxito, pero no hay que olvidar que como él, muchos escritores empezaron escribiendo en un género que si, les aportó éxito, pero con el que no lograban dar ese salto a la primera línea de los más vendidos,  o los más recordados, que con el tiempo acaban siendo inmortales. Para dar ese gran paso hay que arriesgar, y mucho, y creer en uno mismo y en una idea que, independientemente de que guste o no guste a la primera, tenga los siguientes ingredientes: pasión, originalidad, intriga, sorpresa y una pizca de esa "ambición" de la que hablábamos antes. Estos ingredientes los encontré en Los Pilares de la Tierra, la novela que catapultó a la fama a Ken Follett, consagrándolo como ese escritor que todo el mundo conoce por sus novelas históricas de más de mil páginas y que tanto enganchan al lector. Hoy, veinticinco años después de su publicación, he encontrado los mismos calificativos en la novela que hoy tengo el placer de reseñar: El Invierno del Mundo, la novela que sigue la estela de un estilo literario muy personal.


Recuerdo como si fuese ayer cómo y cuándo llegó este libro a tener un lugar privilegiado en mi adorada y apreciada estantería. Fue a finales de noviembre, coincidiendo con mi santo. Llevaba tiempo y tiempo deseando tener este libro entre mis manos, para saborear y masticar, con absoluta y desbocada dedicación, la historia que esta inmensa novela podía esconder. Ya tenía La Caída de los Gigantes y me moría de ganas por saber cómo continuaba la historia, qué escenarios me mostraría, cómo trataría a los personajes, cuál sería el destino de los descendientes a los que en la primera entrega vemos nacer.... Pues bien amigos y amigas, como ya podéis imaginar, El Invierno del Mundo llegó a mi, coincidiendo con mi santo, envuelto en un bonito papel de regalo. En cuanto aprecié su notable peso y el ancho de aquel presente, supe enseguida que se trataba de el libro, si, ese que tanto había esperado y en el que podía adentrarme de inmediato, rápido, sin demora. La verdad, para seros sincera, me hizo muchísima ilusión que me regalasen El Invierno del Mundo, y además, que me lo regalasen mis padres, a los cuales agradeceré siempre que me inculcasen ese amor hacia los libros, hacia la lectura, y que despertasen en mi la curiosidad y el atrevimiento que a día de hoy me sirve para adentrarme en nuevas historias. Volviendo al tema que nos ocupa, que es la reseña de El Invierno del Mundo, recuerdo que inmediatamente, y con esto quiero decir esa misma noche, me puse manos a la obra con la lectura de este libro y la verdad, queridos lectores y lectoras, mereció la pena.
 
Centrando ahora mi atención en lo que respecta a la pura y sincera opinión personal, os puedo decir, ya de primeras, que esta novela, aunque esta muy bien documentada y refleja bastante bien muchos aspectos del contexto y de la época en la que se ambienta, es un pelín, pero solo un pelín densa. Sobretodo en ciertas partes, que coinciden en su mayoría con los pasajes en los que se relatan las batallas y la acción principal que los personajes llevan a cabo durante las mismas. En cuanto a preferencias dentro de la historia, reconozco que lo que respecta al mundo militar y bélico no me atrae en demasía, sin embargo, a todo aquel que le guste y disfrute con este aspecto, le recomiendo la lectura de esta novela. Seguidamente, me gustaría comentar que los personajes que integran la trama de El Invierno del Mundo, son carismáticos, con matices y con rasgos que sin duda ponen voz y significado a los principales acontecimientos históricos que desfilan a lo largo de la novela. Tenemos a una enfermera en plena Alemania nazi, a un científico que participa en la elaboración de la bomba atómica o a un activista político que se enrola en las brigadas internacionales entre otros. Y ha precisamente este último personaje, el de Lloyd Williams, el que más me ha cautivado, supongo que por la genial idea de Ken Follett de atribuirle una fuerte personalidad y esa férrea defensa de sus ideas. Otro aspecto que merece, sin duda, un rotundo aplauso, es la picardía y el acierto que el autor ha tenido al hablar de la Guerra Civil Española en la novela, dedicándole unos capítulos magníficos y presentándola como la antesala de lo que vendrá después: la Segunda Guerra Mundial. Por lo demás, el ritmo es bueno, el estilo obliga al lector a seguir leyendo y deja la puerta abierta a una tercera entrega, que por supuesto, estoy impaciente por leer.


Sin duda, una de las principales reflexiones que El Invierno del Mundo nos puede plantear es la deshumanización que toda guerra, no solo las que aparecen en esta novela, trae consigo. Odio, rabia, resentimiento, tristeza, impotencia, venganza... Estos son algunos de los sentimientos más potentes emocionalmente, pero también, son los que más se pueden encontrar en cualquier contienda. La guerra, no es un juego, ni una aventura, aunque en ocasiones lo parezca si lo miramos desde el punto de vista de aquellos jóvenes que un día se enrolaron con la idea de que aquello estaba pan comido, y en su lugar, hallaron la destrucción, el caos, y en muchos casos la muerte. No, la guerra es algo más que un simple enfrentamiento entre dos bandos, entre dos facciones, entre dos potencias. La guerra implica un componente emocional muy intenso, que trastoca por completo la vida de los que la han padecido, sobretodo si se mira desde la perspectiva civil, aquellos hombres, mujeres y niños, que nada tienen que ver con lo que está pasando, y que sin embargo, por culpa de ella, pagan las consecuencias con enfermedades, hambrunas o con la propia muerte. Las guerras marcan a los que las vivieron  y por ello, nunca debe olvidarse la atrocidad, ni debe hacerse tabula rasa sobre nuestro propio pasado, eso, sólo respondería a intereses políticos e ideológicos que, como ocurre en el país en el que vivo, no se atreven a investigar ni a reconocer a las victimas del bando Republicano, escudándose bajo la retrógrada y terrible excusa: "no queremos reabrir heridas". Por último, antes de finalizar la redacción de la reseña de El Invierno del Mundo, me gustaría hacer una comparativa que resulta realmente escalofriante y preocupante. Una de las causas que hizo que La Segunda Guerra Mundial estallase fue el hecho de que Europa, y muy especialmente Alemania, había sucumbido a la crisis económica del 29. Todo esto dio pie a que hubiese un descontento y una desconfianza en el gobierno imperante, con lo que aumentó una polarización en el voto hacia los partidos más extremistas. De estas elecciones tan polarizadas salió como vencedor el Partido Nazi, que entre otras muchas atrocidades, culpó a la población de otras etnias de quitar el trabajo a los alemanes y, en el caso de los judíos, de quedarse con su dinero. Hasta ahí lo que hemos leído y lo que nos han explicado en clase, pues bien, año 2014, elecciones al Parlamento Europeo, las dos grandes facciones políticas se mantienen, sin embargo, en países como Dinamarca, Holanda o Francia, que es el caso más alarmante, triunfa la Ultra Derecha, adaptada a los nuevos tiempos, con idearios realmente peligrosos y con un discurso que se aprovecha del contexto de crisis económica en el que Europa se ve sumida. Yo no quiero ser agorera pero creo que no me equivoco al decir que tras una etapa de inestabilidad económica, lo que venga después no puede ser nada bueno. La historia nos lo demuestra, y por eso, debemos aprender a no cometer los mismos errores, unos errores que debemos conocer pero que nunca deberían repetirse. El Invierno del Mundo: una historia de superación, lucha, ideales, compañerismo, injusticia, solidaridad....Una historia que no podéis dejar pasar.

Frases o párrafos favoritos:

            "La nube abrasadora empezó a disminuir, pero el trueno seguía rugiendo, alargándose de manera imposible, hasta que Greg se preguntó si aquel sonido sería el del fin del mundo."
             -Ha funcionado.
             -Si, ha funcionado. - repuso Oppie.
             Los dos hermanos se dieron la mano."Y el mundo sigue aquí" pensó Greg.Pero había cambiado para siempre."

Película/Canción: de momento y a pesar de los constantes rumores de una posible adaptación de la trilogía The Century a la pequeña pantalla, todavía no se ha confirmado. De todas formas y ante la ausencia de noticias, he decidido adjuntaros el Book Tráiler de la novela, que incluye una pequeña presentación del libro a cargo del propio Ken Follett.

 

13 comentarios:

  1. ¡Y ya queda poquito para que se publique la tercera y última entrega! Aunque mi preferida sigue siendo La caída de los gigantes, esta segunda parte también me gustó mucho.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Xavier!
      Cierto, y aquí una servidora tiene unas ganas tremendas de leer esa última y esperada entrega. La verdad es que para mi los dos estén muy bien, sin embargo, tengo una corazonada de que la entrega que cierra la trilogía será el mejor. No se, supongo que será porque me tira mucho el tema de la Guerra Fría.
      Un beso y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  2. Lo reconocemos: nos da mucha, pero mucha pereza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Al rico libro!
      Bueno, no a todo el mundo le puede apetecer leer un libro. Yo también siento pereza de leer algunos libros.
      Un saludo y gracias por vuestro comentario! :)

      Eliminar
  3. Me gustó mucho, sobre todo por la gran clase de historia que da y de forma muy amena. Lo único negativo para mi gusto son los personajes, que como me pasa siempre con Follet, los veo muy planos. Pero a pesar de esto, disfruté mucho con esta novela. Y yo creo que también el mejor va a ser el tercero, sobre todo porque creo que es la temática que mejor domina el autor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Margari!
      Bueno, clase, clase, no da exactamente. Mas bien este libro te ayuda a introducirte, de manera abrumadora eso si, en esa época y en los acontecimientos que la marcaron. De alguna forma te incentiva a que quieras saber más sobre en este caso, la segunda guerra mundial, entre otros temas que trata el libro.
      Personajes planos? Interesante. Me gustaría que compartieses con nosotros a que te refieres con personajes planos, resultará sin duda un tema interesante para debatir.
      Bueno, Ken Follett es nacido en la época en la que se ambientará El umbral de la eternidad, así que bueno, pienso que algo de personal y cercano tendrá esta última entrega de la trilogía.
      Un beso y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
    2. Personajes que no evolucionan a pesar de vivir no ya una, sino dos guerras... Sin traumas, sin pesadillas... No cambian de carácter ni de ideales, pasen los años que pasen, sufran lo que sufran. Nada les afecta. No sé si me explico bien.
      Besotes!!!

      Eliminar
  4. Me pasa con Ken Follet que me imponen sus libros, y no sólo por el tamaño, supongo que por eso que comentas: porque son obras ambiciosas y siempre dudo si tanta ambición podrá sostenerse en tantas páginas...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Ana!
      A mi al principio también me imponían, te entiendo muy bien, todavía recuerdo la cara de póker que se me quedó al ver el tamaño de Los Pilares de la Tierra, el primer libro que me leí de este autor. Ambiciosas, sus novelas, si que son, pero la verdad, si te soy sincera, tanta página merece la pena, sobretodo si se pretende contar muchas historias al mismo tiempo, como ocurre muchas veces con las novelas de Ken Follet, dando color y variedad a la historia.
      De todas formas te animo a que te adentres en alguna de sus novelas, seguro que no te defraudarán.
      Un beso y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  5. vivimos un tiempo en que una nueva moda se ha instalaado en la literatura, la moda de la novela historica, que tampoco es nada nueva, ya los Romanticos se adentraron en narrar de forma novelesca la historia, sobretodo lo que hace referencia a la edad media. Con esto tenemos que ir con cuidado, hay autores muy competentes a la hora de hacer novela historica, pero otros son pesimos y solo hacen que confundir a la gente, como paso con la edad media durante el Romanticismo, la cual fue idealizada por estos autores en grado sumo. Por este motivo creo que la novela historica debe ser abordada con cuidado; leer novela historica puede estar bien para iniciarse en el estudio del pasado, pero una novela, por muy bien hecha y documentada que este creo que nunca podra substituir a un libro especializado, por ello creo que resulta prudente tomarlas como cualquier documento; deben ser contrastadas para no quedarnos solo con una visión parcial de la historia, pues la IIGM no solo fue culpa de alemania, también de los aliados y las injusticias del tratado de Versalles.
    dicho lo cual, gran reseña de un ciclopeo libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes JF!
      Es obvio que una novela de estas características no se debe tomar al pie de la letra, siempre será mejor el libro especializado, el manual. Y te lo dice una que estudia historia. Sin embargo, no creo que haya que desprestigiar a este tipo de novela, pues, como tu bien has dicho, son libros perfectos para todo aquel que quiera conocer su propio pasado. Si quieres datos verídicos y concretos, ya te vas al manual.
      Un saludo y gracias por tu comentario! ;)

      Eliminar
  6. No sé si terminaré lanzándome a leer este libro o no, porque en sí este autor me gustó cuando leí Los pilares de la tierra hace años y años (10 años por lo menos), tengo pendiente un mundo sin fin, pero este tipo de novela tan bélica no me termina de llamar, normalmente cuando detallan la parte de las batallas es cuando me aburre y se me hace pesada.

    Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Ali!
      Es cierto, además, estoy contigo, las escenas bélicas, de cualquier libro, si no se cuentan bien, pueden llegar a ser un aburrimiento. Sin embargo, tanto en este libro como el de la caída de los gigantes, los capítulos dedicados a las batallas, son trepidantes, y la verdad, no te aburres.
      Un beso a ti también y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...