Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

viernes, 24 de enero de 2014

RESEÑA: Finis Mundi

FINIS MUNDI


Título: Finis Mundi.
 
Autor: Laura Gallego García (Quart de Poblet 1977) escritora española de literatura infantil y juvenil. Comenzó a escribir su primera novela a los once años junto con una amiga de la infancia titulada Zodiaccía, un mundo diferente. A los veintiún años y mientras estudiaba filología hispánica en la Universidad de Valencia, escribió su primera novela publicada Finis Mundi, con la que obtuvo el primer premio en el concurso de Barco de Vapor, de la editorial SM. Es fundadora de la revista universitaria Náyade y entre sus novelas más conocidas destacan Mandrágora, Las Hijas de Tara, La Princesa de los Etéreos, la trilogía Memorias de Idún o Dónde los Árboles cantan; alzándose, con este último título con el prestigioso Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en el año 2012.
 

 
Editorial: SM.
 
Idioma: castellano.
 
Sinopsis: sólo quedan tres años para el fin del mundo y parece que Michel es el único que lo sabe. También es el único dispuesto a impedirlo. ¿Encontrará a alguien que quiera ayudarle sin que se le tome por loco?
 
Su lectura me ha parecido: rápida, sencilla, a ratos entretenida, unas veces interesante, otras bastante simple....Bueno, se que hay mucho admirador y admiradora de esta escritora de novelas juveniles y fantásticas, pero me siento en la obligación de expresar mi más sincera opinión acerca de Finis Mundi, su primera novela, y tal vez su mejor novela. Ante todo quiero confesaros que a pesar de su fama, mi experiencia con esta autora es más bien poca, de hecho, sólo me he leído por placer dos libros suyos, de los cuales tengo dos opiniones totalmente dispares aunque con puntos de unión. Tal vez penséis que soy la persona menos indicada para reseñar una novela de Laura Gallego sin antes haber leído más cosas de ella, cierto, ¿pero sabéis qué? Me apetece mucho reseñar Finis Mundi, y no porque Laura Gallego sea de mi tierra o porque entre la facultad en la que estudió la joven autora y la mía sólo las separa un paso de cebra, sino porque considero su lectura una buena forma para introducir a la gente joven en el placer de la lectura. En definitiva y sin más preámbulos, hoy os traigo Finis Mundi, la novela con la que Laura Gallego se dio a conocer.
 
 
Lo que os voy a contar no es seguro, pero creo recordar que Finis Mundi llegó a casa, a mis manos llegaría más tarde, porque un amigo de mi hermano se lo regaló en un cumpleaños. Como ya os he dicho, no me acuerdo muy bien, puede que el libro llegase por otras circunstancias, eso si, recuerdo que le eché un primer vistazo, no se si ese día o días mas tarde, y mi opinión sobre ese primer contacto no fue más allá de la portada de dicho libro. El libro no mostraba la portada que os he puesto al principio, era más bien una edición especial, en la que el dibujo de un gran ojo rodeado de estrellas ejercía como elemento principal. El caso es que, para seros sincera, no me llamó poderosamente la atención al principio. Pasado un tiempo, y estando todavía estudiando en la ESO, decidí leerme el libro. En esta decisión influyeron dos cosas: la primera, una mera curiosidad, y la segunda, que una de mis mejores amigas, por aquel entonces, era una fan con mayúsculas de Laura Gallego, en especial de la trilogía de Memorias de Idún. Tardé en leérmelo unos pocos días pues, quienes conozcan el libro, sabrán que tiene más o menos al rededor de unas 333 páginas fácilmente legibles y nada pesadas. ¿Me gustó? Si, no os voy a mentir, de hecho entre La Emperatriz de los Etéreos y éste, la diferencia es abismal. Sin embargo, y con el paso del tiempo, no ha logrado colarse, por los pelos, entre "Mis Imprescindibles", aunque eso si, sigo considerándola una buena lectura por ese buen recuerdo que tengo de su lectura. Para acabar con la experiencia personal, os confesaré que en la primavera de 2012, y aprovechando de que Laura Gallego visitaba la feria del libro de mi ciudad, decidí llevarme Finis Mundi para que me lo firmase, y desde entonces, sigo pensando que mereció la pena la eterna cola.
 
 
Aproximándose a terreno seguro, Laura Gallego nos presenta en Finis Mundi una ambientación muy clásica y recurrente dentro de la literatura fantástica: la fantasía histórica, pero más en concreto la fantasía con tintes puramente medievalistas. Tal y como hizo Tolkien en su tiempo, y como hacen otros autores de renombre en la actualidad como Rothfuss o J.R Martin, Laura Gallego no ha querido con esa novela alejarse del ideario fantástico que todo el mundo tenemos en mente. Sin embargo, Laura Gallego tampoco ha utilizado excesivamente esa fantasía por la que se caracterizan sus novelas, sino que lo ha tratado de llevar al terreno más de la época en la que trascurre la novela, en las vísperas del inicio del año 1000, todo eso sin abandonar ese punto de magia y halo fantástico que aparece apoteósicamente en momentos cruciales dentro de la trama. Algo que también me ha llamado poderosamente la atención ha sido la utilización de lugares muy significativos y que sin duda, todavía los envuelve una bruma misteriosa, tales como la tumba de Carlomagno en Aquisgrán, Finis Terra y Stoneghenge. El primero de ellos guarda la sepultura de uno de los gobernantes más importantes de la Alta Edad Media europea, tumba sobre la que se han vertido mil y una leyendas. El segundo es el conocidísimo final del Camino de Santiago, se que tradicionalmente el camino finaliza una vez llegas a la plaza del Obradoiro, pero la ruta original continua hasta un impresionante acantilado, donde según las creencias, se terminaba el mundo. Y el tercero y tal vez el que más misterio despierte, Stonehenge, un monumento megalítico de grandes dimensiones del cual se han elaborado miles de explicaciones acerca de su construcción y su uso: que si era un templo, que si era para admirar fenómenos astronómicos, que si en él se han practicado ritos caníbales, que si allí residía un elemento mágico... En fin, lugares maravillosos que en la novela juegan un papel fundamental y que espero algún día ver con mis propios ojos. Seguidamente, me gustaría comentar algo acerca de los personajes, y es que Laura Gallego ha tenido buen ojo al elegir a tres protagonistas bastante característicos. Michel, el monje conocedor de la profecía del fin del mundo, representa sin duda a la iglesia y la fe, pero también el arrojo y el valor de la amistad. Mattius, el trovador, es el ingenio y el humor personificados, es el personaje que le aporta un matiz cómico a la novela. Y Lucía, la aspirante a trovadora, algo que en la Edad Media se daba, poco, pero se conoce la existencia de contadoras de historias como la Condesa de Día por ejemplo. Sabe que no es un trabajo bien visto, pero ella lucha por llegar a ser una gran trovadora, refleja el compañerismo, la generosidad y el coraje. En definitiva, personajes que no se olvidan tan fácilmente.
 
 
 
Por último y para dar por finalizada la reseña, me gustaría compartir con vosotros mi reflexión personal. Yo siempre os he contado que cada libro puede contarnos muchas cosas y Finis Mundi trata un tema que todavía hoy en día sigue muy vivo. ¿Es cierto que existe un final? ¿El mundo que hoy conocemos tiene fecha de caducidad? ¿Cómo será ese supuesto final? ¿Se extinguirá la humanidad? ¿El planeta se desintegrará? ¿Será absorbido por un agujero negro? ¿Nos invadirán los marcianos? ¿Una epidemia nos matará? ¿Acudirán los cuatro jinetes? ¿Será por fenómenos astronómicos? ¿Astrológicos? ¿O tal vez lo dicte un calendario? ¿La tecnología dejará de funcionar? o por el contrario ¿Seremos nosotros, los seres humanos, los que contribuyamos a que el mundo llegue a su fin? Desde que el mundo es mundo y a raíz de pensamientos y acontecimientos históricos, miles de teorías han augurado malos presagios sobre un supuesto fin del mundo. Desde el caos y el antisemitismo que se generó a raíz de la Peste Negra a los textos de las Sagradas Escrituras. Desde una invasión marciana a un calentamiento global. Desde una sucesión de catástrofes naturales a una guerra mundial atómica. Desde la profecía de un calendario Maya hasta la entrada en el propio año 1000. Todas ellas, sin excepción, vienen de un fanatismo que el ser humano creó, crea y desgraciadamente seguirá creando como mecanismo de predestinación y de incógnita, algo que el mundo del cine no duda en aprovechar, causando una verdadera e innecesaria apocalipsis colectiva. Yo, sinceramente, no pienso en cómo será el fin del mundo, y os aconsejo que hagáis lo mismo, porque lo mejor es vivir el momento, sin agobiarse y disfrutando de lo que nos rodea, sin pensar que dentro de X años pueda desaparecer. Finis Mundi: una historia de aventuras, amistad, valor, fantasía, magia...Una historia perfecta para iniciarse en el placer de la lectura, porque tal y como dice la dedicatoria de Laura Gallego: "Cada libro es una puerta abierta a un nuevo mundo ¡No la cierres!" ¡NO LA CERRÉIS!
 
Frases o párrafos favoritas:  
 
"Le sorprendió el resultado. Descubrió que los seres humanos podían sentir amor además de odio. Amor a las madres que acunaban a sus bebes. Amor entre esposos. Amor entre hermanos. Amor entre amigos. Entre amantes. Vio destellos de algo grande, muestras de heroísmo, de confianza, de sacrificio, de fe. Vio escenas de felicidad familiar. Vio gente que luchaba por causas justas. Gente capaz de comprender y perdonar. Gente que perseguía sueños, esperanzas e ilusiones. Seres humanos que lloraban y reían, que amaban y odiaban, que sufrían y experimentaban momentos fugaces de felicidad."
 
Película/Canción: al poner en el buscador del YouTube: Finis Mundi, los resultados que me salieron fueron muy dispares: desde varias canciones de heavy metal a cantos gregorianos, además de un documental sobre el Camino de Santiago. La cosa cambió cuando puse Laura Gallego tras el título de la novela, y el resultado fue totalmente diferente, encontrándome por ejemplo obras de teatro escolares recreando la novela, una breve explicación del mundo de los trovadores y juglares en la Edad Media y varios trailers hechos por los seguidores de sus novelas. No obstante y a pesar de no haber encontrado noticias sobre una posible adaptación cinematográfica o televisiva de Finis Mundi, os adjunto uno de los muchos encuentros que esta escritora ha tenido con estudiantes de colegios de primaria y secundaria de toda España:  
 

 
¡Un saludo y a seguir leyendo!

martes, 7 de enero de 2014

RESEÑA: El Jorobado de Notre-Dame

EL JOROBADO DE NOTRE DAME

 
 
Título: El Jorobado de Notre-Dame/ Nuestra Señora de París/ Notre-Dame de París.
 
Autor: Víctor Hugo (Tours 1802- París 1885) esta considerado como uno de los mejores escritores de la literatura universal. Tuvo una infancia difícil y poco estable, demostrando aún así y muy precozmente, su vocación literaria, pasión que se vio recompensada con diversos premios académicos. En 1830 publicó Hernani, teatro en verso que despertó gran expectación, a este éxito le seguiría la publicación de Nuestra Señora de París, conocida popularmente como El Jorobado de Notre Dame, tan sólo un año después. En el año 1862 se publica Los Miserables obteniendo un gran éxito novelístico. Desilusionado y agraviado por los hechos históricos que acaecían en su época, abandonó su actividad literaria para ocuparse plenamente a la política, hecho que le obligó a exiliarse durante años en los que aprovechó para retomar su brillante carrera de escritor.
 
 
Editorial: Debolsillo, Cátedra, Austral...Al ser un clásico de la literatura universal se puede encontrar en varias editoriales.
 
Idioma: francés.
 
Traductor: Jaime Matas.
 
Sinópsis: El siglo XIX fue muy rico en literatura y en avatares políticos; surcado está de poetas con las más diferentes visiones; de dramaturgos, filósofos, críticos y moralistas, de historiadores y científicos; de novelistas románticos, realistas, naturalistas... Nuestra Señora de París es la historia de una gitana, Esmeralda y de un jorobado campanero llamado Quasimodo en el París del siglo XV. En definitiva, una novela histórica, de marcado carácter romántico, ha gozado constantemente del favor de los lectores.

Su lectura me ha parecido: realmente original y única. Ahora mismo no sabría como expresarlo, pero lo que os puedo decir es que a ratos me ha resultado bastante abrumadora en cuanto al excesivo uso de la descripción para narrar la historia, y fascinante por la intensidad, la fuerza y la vigencia que tiene esta novela hoy en día. Lo se, me suele ocurrir con los clásicos algo que no puedo remediar y que considero muy importante: el hecho de relacionar aspectos que se tratan en los libros con la realidad de estos momentos, con el mundo que nos ha tocado vivir y que ya los grandes autores reflejaron en sus novelas en forma de temas universales. Supongo que son gajes de futura historiadora, pero en fin, Víctor Hugo no ha sido el único que ha generado en mi reflexiones tan profundas, pero tal vez si el que más debido a la repercusión que han tenido sus novelas a lo largo de la historia. En fin, no quiero enrollarme ahora, prefiero hacerlo más tarde, a lo largo de la reseña. Con todos ustedes: Nuestra Señora de París, El Jorobado de Notre-Dame, Notre-Dame de París...Una novela para valientes y apasionados lectores.

 
No se las películas de Disney que visteis durante vuestra tierna infancia, en mi caso fueron bastantes, algunas incluso más de siete veces. Entre todos esos títulos se encontraba El Jorobado de Notre-Dame, una película musical llena de luz y de color que me entusiasmó desde el primer momento,  no se los años que tendría por aquel entonces, me imagino que más bien pocos, pero mientras escribo estas líneas recuerdo esa pizca de curiosidad que se apoderó de mi mientras seguía, con cierta admiración, esa romántica historia de amor. Años más tarde, no se cuantos, me encontraba paseando con mi familia por los Jardines de la Gran Vía, visitando la tradicional Feria del Libro Antiguo, un evento que a los que sois de mi tierra os remiendo que vayáis y disfrutéis de la magia de los libros y de las ofertas que podéis encontrar. Recuerdo que nos detuvimos enfrente de una parada muy grande, cuyo mostrador estaba repleto de libros de tapas algo ajadas y de páginas bastante amarillentas, pero que contenían grandes historias. Ante tanta maravilla junta, mis ojos y mis manos fueron de un libro a otro, deleitándome con su tacto y olor. De pronto, mi mirada se detuvo ante un libro en particular: el único de la parada cuyas páginas no mostraban ese amarillento color símbolo del paso del tiempo. Mis manos se acercaron a él, hasta tomarlo entre mis manos, como una joya de incalculable valor. Cual fue mi sorpresa que al darle la vuelta descubrí que estaba ante El Jorobado de Notre-Dame, y entonces, las imágenes de la película retornaron a mi, acompañadas de esa curiosidad lectora que tanto me gusta. No me lo pensé ni un minuto más, le tendí el libro al dependiente, le pagué, cogí la bolsa y me volví a casa orgullosa de haber adquirido una buena lectura. Tardé un poco en atreverme a iniciar su lectura, pero en cuanto lo hice no pude parar.
 
 
Antes que nada, tengo que confesaros que este ha sido el libro con más opciones de título que me he topado: Nuestra Señora de París, Notre-Dame de París, El Jorobado de Nuestra Señora de París, El Jorobado de Notre-Dame...Al final, y después de meditarlo mucho decidí optar por la última, que es la que más suele sonar, aunque parece ser que el título original es el primero. Incluso ahora, después de haber escrito la reseña, todavía no se porque a este libro se le conoce por tantos títulos, lo tendré que investigar. Volviendo al tema que nos ocupa, cabe destacar que esta novela pertenece, por cronología y temática, al movimiento Romántico que nació en Europa entre finales del XVIII y que alcanzó su máximo apogeo durante la primera mitad del XIX. Y a mi sinceramente esta corriente literaria me encanta, entre otras cosas porque nos proporciona, al igual que las novelas Realistas, descripciones fantásticas sobre lo que está sucediendo en aquellos siglos y estilo de vida de esos hombres y mujeres que los vivieron. Sin embargo, con esta novela ocurre algo parecido pero Víctor Hugo le ha dado la vuelta, tratando de hacernos ver, con la calidad literaria de su movimiento, como se vivía en el París del siglo XV, un siglo convulso, un siglo clave, que significó el paso de la Edad Media a la Edad Moderna. Sin embargo, su pluma hace un retrato bastante interesante sobre la sociedad de ese siglo tan importante, lo que podría hacernos pensar que estamos ante una novela histórica. Es de todos sabido que los Románticos tenían una fijación especial por la Edad Media, una época lejana a la que parecían añorar y en la que encontraban la inspiración que tanto necesitaban para sus creaciones, sin embargo, pienso que hubo algo más ya que el Romanticismo no deja de tener un punto nacionalista importante, tal vez en la Guerra de los Cien Años...En fin, tendré que indagar. Lectores! Gracias a esta reseña estáis ayudando a despertar a la investigadora que llevo dentro!
 
 
Otra cosa que me ha llamado mucho la atención ha sido su interés por las capas más bajas de la sociedad, especialmente los marginados por la sociedad, algo que no es ninguna novedad dentro de la producción literaria de Víctor Hugo y que no deja de resultar interesante ante mi inquietud lectora, pero a también a mi curiosidad como historiadora en potencia. Quasimodo es el ejemplo más claro en El Jorobado de Notre-Dame, seguramente el feo más famoso de la literatura universal, pero que a pesar de sufrir esa discriminación por parte de la sociedad, Víctor Hugo le atribuye bondad, amor, sacrificio, amabilidad, generosidad... Y un arrojo comparable al de cualquier héroe. Otro personaje que me llamó tremendamente la atención fue Frolo, el malvado archidiácono, que en mi opinión, es la viva imagen del estereotipo de villano que todos tenemos en mente. Sin embargo, sus comportamientos no son histriónicos, Frolo es intransigente, inflexible y autoritario; con el poder suficiente para cambiar el rumbo de los que le rodean, enemigos o no.
 
 


 Por último, quería compartir con vosotros la reflexión que produjo en mi la lectura de este libro. Como todos bien sabéis, la novela narra, entre otras muchas cosas, pero principalmente, una particular y desgarradora historia de amor entre la bella gitana Esmeralda y el feo camperero Quasimodo. Y remarco eso de particular porque Quasimodo ama con todas sus fuerzas a la muchacha, pero desgraciadamente no es correspondido, pues el corazón de Esmeralda late por el apuesto y atractivo Febo. Sin olvidar lo que es el corazón de esta novela, mi reflexión viene a ser la siguiente: ¿actualmente creemos que la belleza está en el interior? ¿o por el contrario somos una sociedad anclada todavía en la idea de que la apariencia y el físico es más importante? Si queréis saber mi opinión, yo pienso que lo más importante es como es por dentro la persona en concreto y si es el mejor compañero para iniciar una relación juntos, sin embargo, no os voy a negar que tiene que existir también una atracción física también, eso es innegable. Hoy en día vivimos en un mundo cada vez más globalizado y en el que nos avasallan con las modas, que llegan incluso a los ideales de belleza, es decir: mujeres esqueléticas y hombres musculitos excluyendo a otros físicos que no entran dentro de la moda establecida. En definitiva, creo que deberíamos guiarnos lo menos posible por estos estereotipos y llevarnos más por la fuerza de nuestros sentimientos y por cómo es la persona que tenemos a nuestro lado. Algunos me diréis que el físico importa, yo no os lo niego, pero os animo a buscar en el interior de las personas, y si lo hacéis, os sorprenderéis de las joyas y los corazones de oro que hay por ahí, esperando ser descubiertos. El Jorobado de Notre-Dame: una historia de amor, tragedia, amistad, valentía, injusticias sociales....En definitiva, una novela que os aconsejo fervientemente su lectura, y que no la discriminéis como al pobre campanero Quasimodo! Que no me entere!

Párrafos o frases favoritas:

"Si: Quasimodo era sordo. Sin embargo, ya empezaba a impacientarse de los arrumacos de Coppenole, y se volvió pronto a éste con un rechinamiento de dientes tan espantoso que el gigante flamenco retrocedió como un perro presa delante de un gato. Formóse entonces en torno del extraño personaje un corro de terror y respeto que tenía un radio de quince pasos geométricos por lo menos."

Película/Canción: como ya comenté en la reseña de Los Miserables, el cine quiere y ha querido mucho a Víctor Hugo. En el caso de esta novela, la primera adaptación cinematográfica se realizó en el año 1905 bajo el título Esmeralda. A esta le siguieron otras rodadas en los años 1911, 1923,1936, 1959 y 1982, además de numerosas adaptaciones a la televisión y al teatro musical. Actualmente existen rumores sobre el posible rodaje de una posible nueva versión de este inmortal clásico, rumores que parecen no confirmarse por el momento. Sin embargo, y creo que coincidiréis conmigo en que si ha habido una versión que ha marcado ha sido la de 1996 que Disney adaptó en formato animado y musical. La película es preciosa como ella sola y las canciones son bastante pegadizas:


¡Un saludo y a seguir leyendo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...