Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

sábado, 13 de febrero de 2016

RESEÑA: ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas?

¿SUEÑAN LOS ANDROIDES CON OVEJAS ELÉCTRICAS?


Título: ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas?

Autor: Philip K. Dick (Chicago, 1928- Santa Ana, 1982) procedente de una familia desestructurada, se casó cinco veces, fue consumidor de drogas y tal vez esquizoparanoide, su psiquiatra dijo de él que era imposible diagnosticar debido a su insólita vida. Escribió sobre realidades alternativas, simulacros, la naturaleza divina, androides o el control social en más de cien mil cuentos y una cuarentena de novelas. Entre las más célebres se encuentran El hombre en el Castillo, Ubik, Valis o ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas? ésta última daría lugar al filme de culto Blade Runner

Editorial: Cátedra. 

Idioma: inglés.

Traductor: Julián Díez. 

Sinopsis: una agradable y ligera descarga eléctrica, activada por la alarma automática del Climatizador de Ánimo Penfield, despierta a Rock Deckard, que deja la cama ataviado con su pijama multicolor y apremia a su esposa a que reajuste el climatizador para sentir deseos de levantarse. Deckard es un cazarecompensas. trabaja para el Departamento de Policía de San Francisco retirando androides de las calles. Vive en una Tierra prácticamente desierta desde que los seres humanos han emigrado a la nueva colonia de Marte después de la Guerra Mundial Definitiva. Los pocos que aún quedan en nuestro planeta buscan poseer carísimos animales; a través de ellos sienten la empatía que los diferencia de los androides. Sin embargo Deckard sufre por no permitirse económicamente uno y finge cuidar de una oveja auténtica cuando en realidad es sólo un animal eléctrico. Ataviado con su Ajax de Calzón de Plomo Mountibank contra el polvo radioactivo, se encamina al trabajo, descubre que sus superior está en el hospital con una herida de láser en el espinazo y recibe la orden de perseguir al nuevo androide que ha podido ser el responsable, el Nexus-6, de cerebro altamente sofisticado.

Su lectura me ha parecido: rara, atrayente, caótica, distinta, única, prodigiosa, reveladora, personal, atractiva, extremadamente reflexiva...A veces, queridos lectores y lectoras, no valoramos realmente nuestros logros, nos parecen pequeños, insignificantes, mínimos; en comparación, siempre, con lo que otras personas puedan alcanzar haciendo lo mismo que nosotros. Esto, aunque no lo creáis, pasa muy a menudo, y más de lo que nos pensamos. ¿Quién no ha sentido alguna vez que X trabajo de X asignatura es peor que lo que realmente es? ¿Quién no se ha autocompadecido de si mismo por creer que está a la cola de la clase cuando en realidad podría superar a todos en cuestión de tiempo? A la gente, en general, no puede evitar autoflajelarse, tirar piedras contra su propio tejado, dicho de otra forma, fustigarse porque esta convencido de que sus capacidades o su trabajo es lo peor de este planeta cuando puede llegar incluso a resultar interesante a ojos de otras personas. En definitiva, no confiamos en nosotros mismos, ni en nuestras capacidades y ni en nuestros proyectos que emanan de nuestra creatividad, ya sea física, artística, científica, intelectual...No obstante, he aquí un ejemplo de confianza y de creencia en su trabajo. Según el prólogo, el autor de la novela que hoy tengo el placer de reseñar, rechazó la posibilidad de ganar 40.000 dólares por permitir que este libro desapareciera. Esta, sin duda, fue una decisión muy valiente, teniendo en cuenta, como a continuación dice, que veinte años atrás tenía que comprar comida para perros para su familia porque sus ingresos no daban para más. Si no tenemos confianza en nosotros mismos, ¿quién la va a tener por nosotros? En este sentido deberíamos aprender un poco más de Philip K. Dick y su novela, ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas?: la rareza extraordinaria.


La historia de como este libro llegó a colarse, no sólo en mi adorada estantería, sino también en mi selecta memoria lectora, se remonta a hace un año aproximadamente. Como alguna vez he comentado en otras reseñas, el año pasado tuve que realizar el Trabajo Final de Grado, en el que rastreé la representación y la critica al totalitarismo a través de la novela Distópica del siglo XX, trabajo que me llevó un tiempo enfrascada y ocupada totalmente. En dicho ensayo abordé un análisis a mi gusto demasiado breve de las siguientes novelas: Un mundo Feliz, 1984, Farenheit 451 y La Naranja Mecánica; las cuales me aportaron muchos datos interesantes para, no sólo el trabajo, sino para mi enriquecimiento personal, el cual, plasmé en las reseñas que elaboré en su momento de Un Mundo Feliz y 1984 respectivamente. No obstante, y a pesar de que me hubiese gustado, no me dio tiempo a incluir ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas? en el trabajo, ni siquiera tuve la oportunidad de adentrarme en su lectura. Desde entonces, viví con esa inquietud, y aunque me pusieron muy buena nota, me quedé con las ganas de leer dicho libro y analizarlo como lo había echo con el resto. Esa espinita siguió clavada en mi cabeza hasta hace unas semanas, cuando por casualidad, vi en la página de Cátedra que habían sacado una edición de ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas? Como os habéis podido imaginar, acabé pidiéndolo a la editorial, acabé como consecuencia de ello sucumbiendo a su sorprendente lectura, y finalmente, acabé por darme cuenta de que habría cometido un pequeño error al intentar incluir esta novela dentro de la novela Distópica.


Adentrándonos en este tercer párrafo en lo que es la crítica propiamente dicha, tengo que decir en primer lugar que ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas? es una novela muy poco convencional de principio a final, incluyendo por supuesto, su extraño y excéntrico título, el cual, una vez el lector ha leído la novela, se da cuenta de el por qué de su elección. Este libro tiene la peculiaridad de mostrarnos una forma de hacer literatura diferente y realmente impactante, pues, desde mi experiencia, muy pocas veces me había encontrado una novela de estas características tan peculiares y atrayentes al mismo tiempo. En segundo lugar, y ligado con lo anterior, lo que de verdad me sorprendió de la lectura de esta novela no fue ni los personajes, los cuales por cierto, son difíciles de imaginártelos por la ausencia de las tradicionales descripciones, lo cual en cierto sentido impacta, ni tampoco fueron la psicología de cada uno de ellos, la cual es muy patente pero se relega a un segundo plano, no, lo que realmente me gustó fue que el autor, conscientemente, pretendía que nos fijásemos en la historia en si. Con una ausencia de descripciones y dejando la psicología como un elemento inferior, lo que consigue Dick es que prestes más atención a la narración y a lo que sucede, además de a ese universo tecnificado y a los diversos mensajes que van apareciendo a lo largo de la novela, algunos sin que te los esperes, los cuales, provocan en el lector grandes reflexiones y preguntas oportunas. Esta sin duda, es la gran novedad y lo que hace que ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas? no sea un libro corriente y moliente, sino que el autor parece experimentar nuevas formas de narración para jugar a su antojo con el lector, cosa que sin duda consigue. Finalmente, si tengo que ponerle algún punto negativo sería la complejidad de su lectura, Philip K. Dick podía tener una mente prodigiosa, sin embargo, un lenguaje más cuidado y menos introspectivo ayudaría a entender mejor ciertas partes del libro. Sin embargo, y como no podría ser de otra forma, su personal estilo es otra de las marcas de la producción de este escritor norteamericano.


Adentrándonos en la parte que a una servidora más le apasiona de este trabajo, es decir, la reflexión final, he de confesar que, como tantas otras veces, y siempre que me encuentro ante un libro tan complejo o aclamado, me surgen varios temas de debate y discusión posibles, lo cual siempre es buena señal. No obstante y a riesgo de aburriros ligeramente, he decidido decantarme por el tema primordial, la principal reflexión que se palpa a lo largo de ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas? como es la conciencia de los limites entre lo real y lo irreal, de lo humano de lo que no lo es, de lo auténtico y lo artificial. Los que hayáis tenido la oportunidad de adentraros en esta novela, coincidiréis conmigo en que es difícil, por no decir casi imposible, diferenciar a un ser vivo de un robot o androide, algo que por cierto, actualmente ya está sucediendo. Cada dos por tres nos sentamos a la mesa, frente a la televisión, y mientras disfrutamos de nuestra comida del día, contemplamos, algunos maravillados y otros con cierto escepticismo, como la tecnología avanza a pasos agigantados. Una servidora, por ejemplo, esta cansada de ver como en X país han inventado robots semejantes a un ser humano, como los drones van a formar poco a poco parte de nuestro día a día o como en Japón los robots han sustituido a los empleados en un hotel de cinco estrellas. También recuerdo que comentaron que la medida era provisional, solamente para evaluar la capacidad y la eficiencia de estas máquinas al servicio de las necesidades de los clientes vip que cada día pasaban por dicho hotel, no obstante, algo en mi interior me decía que seguramente, y no creo que la cosa tarde mucho, nos veremos invadidos por hombres/mujeres de compañía, los cuales, realizarán todas nuestras tareas y nuestros propios trabajos fuera del hogar. En ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas? la diferencia entre los androides y los humanos es mínima, por lo que se puede confundir y desarrollar, como le pasa al protagonista, sentimientos afectivos. Otros autores como Isaac Asimov también ha explorado estas posibilidades en sus aclamadas novelas como Yo Robot o El Hombre Bicentenario y Philip K. Dick, con originalidad y perspicacia, a través de Rick Deckard, nos pregunta ¿seríamos capaces de matar a un androide tan humano, aún sabiendo que en sus entrañas no hay más que cables y circuitos? o ¿pueden tener los armadillos sentimientos, a pesar de ser máquinas? o lo que es lo mismo ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas? Una novela de transformación, compasión, venganza, tecnología, hostilidad... El sueño de los amantes de la ciencia ficción y de las narraciones poco convencionales.

Frases o párrafos favoritos: 

"Somos máquinas, estampadas como tapones de botella. Es una ilusión ésta de que existió realmente, personalmente. Soy un modelo de serie."

Película/Canción: en el año 1982, de la mano de Ridley Scott, llegó a los cines la adaptación ligeramente libre de esta novela bajo el título Blade Runner. La película en su día no obtuvo el éxito que se esperó en taquilla, sin embargo, con el tiempo, acabó convirtiéndose en un clásico de culto para los amantes del cine. En ella, encontramos una de las mejores y más importantes interpretaciones de Harrison Ford y una de las escenas que ha quedado grabada en la retina de muchos espectadores, la cual, sigue poniendo los pelos de punta: 



¡Un saludo y a seguir leyendo!

Cortesía de Cátedra (Grupo Anaya).

20 comentarios:

  1. Este es un libro que me llama muchísimo, aunque el género no es lo que suela leer. Y ni siquiera he visto la peli, que luego sé que me da la pereza y no lo leo ya. A ver si logro animarme pronto. Increíble reseña!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Margari!
      Espero que algún día te animes a leer este libro, que sin duda merece la pena. Es cierto que puede resultar pesado por la forma en la que está escrito, pero eso es lo de menos, la historia en si es de lo mejor de la novela, al igual que los mensajes que trasmite.
      Un beso y a seguir leyendo! :)

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Leí este libro a raíz de su adaptación y la verdad es que fue un gran acierto. No se me hizo pesada (como creía que me iba a pasar en un principio) y me dio qué pensar.
    De todas maneras, Blade Runner me resulta más compleja que su novela.
    Por cierto, no tenía ni idea de lo de la comida de perro, qué fuerte.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Reich!
      Pues mira, en eso no coincidimos, una servidora todavía no ha visto la adaptación cinematográfica. Se que es un autentico sacrilegio, sobretodo porque me considero una cinéfila empedernida, algún día me tendré que hacer el animo. Vaya, eso que apuntas es interesante, lograr más complejidad que el libro tiene que ser una autentica proeza, ahora me han entrado más ganas de verla.
      Por otro lado, lo de la comida de perro lo ponía en el prólogo de la edición que he leído. Este hombre tuvo una vida muy peculiar como apunto en la biografía, sin embargo, tenemos a veces que centrarnos más en la novela y olvidar un poco los problemas que X autor pudiese o no tener. Aunque en cierto modo, si que tengo que reconocer que la biografía, en ocasiones, juega un papel determinante en la producción literaria del escritor/a.
      Un saludo y gracias por animarme a ver la película! :)

      Eliminar
  3. Recientemente he visto la película y me gustaría ponerme pronto con el libro. Tiene que ser muy curioso. Las distopías me gustan, aunque en pequeñas dosis. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Ana!
      Pues en ese caso, te animo a que leas el libro, no te arrepentirás.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  4. el genero de ciencia ficción, aunque en España esta muy denigrado, no defrauda, especialmente en los clasicos del genero. Lo bonito de la ciencia ficción es que nos hace replantearnos toda una serie de profundas creencias, es como una dinamita de prejuicios, lo cual no deja de ser una ventaja.
    esta novela es sin duda uno de estos clasicos dinamita, por eso no defrauda.
    una interesante reseña. Enorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes JF!
      Tienes toda la razón del mundo cuando planteas esta cuestion. Parece que no, en parte por lo que comentas sobre la denigración del género, pero soy una de las que piensa que no es así, que la ciencia ficción transmite muchísimas reflexiones y muchísima cultra literaria. Espero que algún día te atrevas con esta novela.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  5. Hola! Yo resumiré la sinopsis tal y como empiezas tu opinión, rara, y la verdad es que no me ha llamado mucho la atención así que lo dejaré pasar.

    Gracias por la reseña, buenísima como siempre.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Beatriz!
      Bueno, raro no significa que no este mal una novela. He empleado el término "rara" en el sentido de que me impactó su lectura, pues, no había leído algo parecido hasta ahora. Espero que algún día le des una oportunidad.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  6. Uno de mis eternos pendientes, es un género que me gusta mucho =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Shorby!
      Vaya, pues en ese caso, espero que le des una oportunidad más pronto que tarde. Además, con esto del avance de las nuevas tecnologías vendría muy bien su lectura.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  7. Vi la película y me encantó, así que la novela la tengo más que pendiente.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Letraherido!
      En ese caso te animo a que lo leas, sin duda merece la pena.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  8. No he leído el libro pero la película la he visto varias veces, para mi es una obra maestra y esa escena que nos traes efectivamente pone los pelos de punta por muchas veces que la hayas visto.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Ambar!
      ¿A si? Pues en ese caso me encantaría que nos ilustrases sobre si es una buena o mala adaptación de la novela. Si, la verdad es que coincido contigo, además, la voz de Constantino Romero aporta más intensidad si cabe a la escena.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  9. Es la segunda reseña que leo de este libro y tambièn es positiva. Ahora quiero leerlo. Me preocupa un tanto la ausencia de descripciones porque para mì son siempre fundamentales y aunado a eso, cuando un libro tiene demasiados tecnicismos, me suelen abrumar.

    Igual el argumento me parece super atractivo y puede que sea un reto para mì.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Arethusa!
      Me alegro de que la reseña te haya convencido de que tienes, por no decir debes, leerte esta fantástica novela. Bueno, la verdad es que coincido contigo en que las descripciones en ocasiones son necesarias en toda novela, eso si, tienen que ser bien ejecutadas y construidas, no rollos y rollos interminables. Sin embargo, en esta novela, la verdad es que la ausencia de descripciones no dificulta en demasía. Más que tecnicismos, palabras inventadas por el autor, pero eso pasa en cualquier novela del estilo. Eso seguro, el reto está asegurado, y espero que algún día lo inicies.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  10. Últimamente estaba pensando en leer algo de ciencia ficción y me ha parecido muy interesante esta novela, sobretodo viendo lo positivamente que la recomiendas. Había visto la película y me gustó mucho, así que le daré una oportunidad a la novela (que no sabía ni que existía). Gracias por la reseña :)
    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Resistencia Lectora!
      Me alegro que esta reseña te haya ayudado a decidirte, o más bien, a decantarte por esta novela. Yo la verdad es que tengo pendiente verla, algún día tendré que hacerme el ánimo.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...