Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

martes, 17 de enero de 2017

RESEÑA: Historia de las abejas.

HISTORIA DE LAS ABEJAS

Título: Historia de las abejas.

Autor: Maja Lunde (Oslo, 1975) es escritora y guionista, conocida por su trabajo para algunas de las series más populares de la televisión noruega. Ha publicado tres libros infantiles y una obra juvenil, Battle. En 2015 triunfa con su primera novela para adultos, Historia de las abejas, ganadora del Norwegian Booksellers´Prize 2015, convirtiéndose en la primera escritora noruega debutante en recibir este prestigioso galardón. La novela será publicada en dieciséis países.


Editorial: Siruela.

Idioma: noruego.

Traductor: Kirsti Baggethun y Asunción Lorenzo.

Sinopsis: en la Inglaterra de 1852, William, un naturalista y comerciante de semillas que no pasa por su mejor momento, lucha por desarrollar un tipo de colmena totalmente nuevo que les valdrá a él y a sus hijos fama y respeto. George es un apicultor de los Estados Unidos que en 2007 pone todas sus esperanzas en que su hijo universitario continúe con el sacrificado negocio familiar. En la China del año 2098, donde las abejas han desaparecido y con ellas el mundo tal y como se conocía, Tao se dedica a la polinización manual, con el deseo de dar a su hijo una vida mejor que la suya.

Su lectura me ha parecido: intensa, poderosa, interesante, ágil, original, bien estructurada, crítica, muy reflexiva, que invita a la concienciación...Unos días antes de que me pusiera frente al ordenador para redactar esta reseña, estuve viendo, por vez tercera o cuarta la película Avatar. Era un domingo por la tarde, sin ganas de hacer nada, y puestos a elegir, opté por pasar un rato viendo una de esas películas que hacen historia de alguna forma u otra. En su momento, Avatar supuso un gran acontecimiento cinematográfico y toda una revolución en el cine de por aquel entonces. No sólo por la técnica empleada, por los espectaculares gráficos o por sus históricas nominaciones a los Oscar de aquel año; Avatar logró captar la atención del espectador también con un sub tema que, parece pasar desapercibido, pero que está presente en todo el metraje. Avatar es un canto a la naturaleza, al anti imperialismo, a la preservación del medio ambiente, y por extensión, a las demandas ecológicas. Fue una de las primeras películas mediáticas que introdujo uno de los mayores problemas y debates de por aquel entonces y del que todavía se sigue hablando a día de hoy. Luego, el tema del ecologismo, apareció en algunas novelas, aunque la tradición arrancase de mucho más lejos, pero fue en el siglo XXI cuando este tipo de libros de ficción ecologista empezaron a lograr adeptos y obtener algún que otro reconocimiento. La novela que hoy tengo el placer de reseñaros podría insertarse dentro de este grupo, en el que se usa la ficción para concienciar de la urgencia del problema y en el que unos insectos tan molestos como cruciales toman el protagonismo que se merecen. Historia de las abejas: homenaje y tragedia descritos en una atemporal lectura.


Historia de las abejas llegó a mis manos gracias a la Editorial Siruela, sin embargo, Historia de las abejas logró ocupar un estante privilegiado en mi biblioteca particular debido a una curiosidad, a un interés que a medida que pasaban los años iba en aumento. Una servidora es una apasionada de la naturaleza, soy de las que le encanta pasear por el campo, realizar alguna ruta senderista, comer, merendar o almorzar en la naturaleza y de las que se queda embobada con algún entorno que me parezca sumamente espectacular. Sin embargo, tengo un pequeño problema, y es que tengo miedo a las alturas, por lo que esto me ha limitado un poco a la hora de subir a ciertos lugares. Ese miedo no me viene de lejos, pero sin duda, es realmente perjudicial si lo que pretendes es pasar un buen rato y disfrutar de una actividad. En mi pueblo, el lugar en el que veraneo desde que tengo uso de razón, me inculcó ese amor por el paisaje y por el bosque, sin duda, uno de mis entornos favoritos, un lugar en el que perderse y que resulta inspirador, sobretodo para una escritora en potencia. Desde que era bien pequeña me inventaba historias, y me metía en ellas como uno más, un personaje más de mis aventuras particulares. En esta sociedad en la que no se valoran otras virtudes que se salgan de la norma se vería extraño, pero lo cierto es que fue en ese entorno donde empecé a desarrollar mi imaginación, algo que recordaré con ternura siempre. El caso es que, con el tiempo, me empezó a interesar bastante las novelas en las que el paisaje tuviese muchísima presencia, y de hecho, durante una etapa relativamente corta me dio por leer libros de ese estilo. No obstante, y a medida que crecían mis exigencias como lectora, busqué otro tipo de historias, en las que por supuesto el paisaje actuase como un personaje más. Fueron muchos los intentos y los libros decepcionantes hasta llegar a Historia de las abejas, cuya sinopsis leí con gran interés. Creía estar ante un buen libro, que a lo mejor no llegaba al sobresaliente, pero que de seguro no estaría vacía de contenido. La novela llegó a los pocos días a mi casa, y aunque tardé en adentrarme en sus páginas, el resultado fue bastante sorprendente e inquietante.


En lo que respecta a la crítica propiamente dicha, comenzaremos diciendo que Historia de las abejas presenta una lectura ágil, ligera, pero sosegada al mismo tiempo. Se nota a la legua que la intención de la autora es la de concienciar, por lo que de nada le sirve sucumbir a un estilo demasiado recargado ni demasiado simplón. Pretende, en resumidas cuentas, ir al grano pero con el máximo de información posible. Seguidamente, la estructura de la novela me parece la más idónea para narrar una historia así. Tres historias diferentes, tres tiempos cronológicos distintos (1852, 2007 y el 2098), tres lugares diferentes (Inglaterra, Estados Unidos y China)...Pero todas ellas con el mismo nexo en común: las abejas. Sin duda, el personaje más importante de toda la novela. Pocas veces he leído un libro en el que un animal, en este caso un insecto, cobre el protagonismo y el abrumador simbolismo que en el libro de Maja Lunde. En esta novela, la autora no sólo nos describe la vida y el funcionamiento de estos pequeños seres, también nos describe su importancia en cada una de sus páginas, dejando claro de una vez por todas lo importantes que son para la supervivencia de la raza humana y del ecosistema en general. Por otro lado, en Historia de las abejas se abordan temas tan diversos y tan urgentes como la dedicación, el tesón, el amor por el trabajo, el sacrificio, la familia, la estabilidad económica, la esperanza...Pero si hay uno que destaca especialmente ese es la agricultura, ya no la apicultura en concreto, sino también lo que la envuelve, que no es otra cosa que el duro trabajo en el campo. En el siglo XIX vemos como a pesar de que ésta es necesaria para el sustento de un país como Inglaterra, la industrialización empieza a comer terreno a la actividad agraria. En el 2007 observamos ya ese desequilibrio, pero además, la falta de preocupación por parte de las nuevas generaciones por todo lo que tenga que ver con el trabajo en el campo o con animales, lo que provoca que cada vez menos gente se dedique a ello. Como de alguna forma se rompe la cadena y muchos trabajos, que pasaban de generación en generación, acaban sucumbiendo al poder de otros empleos o de la tecnología. Y por último, en un pasado muy lejano, contemplamos atónitos las consecuencias de haber explotado salvajemente los recursos, de haberlos maltratado, hasta el punto de llegar a extinguirse las propias abejas, mostrándonos una forma de vida que nadie querría experimentar. Eso queda claro nada más te adentras en el primer capítulo del libro. Finalmente, y por recapitular, concluiremos diciendo que en este libro prima más el contenido que la forma. Algo que dependiendo de los casos es muy necesario, y en concreto, si nos referimos a Historia de las abejas, está plenamente justificado.


Llegados a este punto, queridos lectores y lectoras, una servidora se siente en la necesidad de hablar sobre un tema del que todo el mundo ha oído hablar y del que habéis participado activamente, aunque fuese en una simple conversación familiar o con amigos. Desde hace algunos años, tanto los medios de comunicación como los científicos especializados vienen alertando de una peligrosa amenaza, cuya sombra poco a poco se va cerniendo sobre nosotros mismos. Lo llaman, y lo siguen llamando, Cambio Climático, y no son simples palabras que las juntas sin más, sino que ambas llevan consigo muchas implicaciones a las que todos y todas debemos prestar atención. Hablan de una progresiva desertización, de la desaparición de especies vitales para la raza humana, de inviernos más fríos, de veranos más cálidos, de un vertiginoso aumento del nivel del mar, del deshielo del ártico, de aumento de las catástrofes naturales... Y lo peor de todo, además de que es cierto, parece que el ser humano parece pasar olímpicamente de estos temas. Es difícil escapar al sistema, no lo niego, al fin y al cabo, estamos todos y cada uno de nosotros atrapados por él, en esa telaraña de despropósitos que o bien no nos cuentan o lo sabemos pero no hacemos nada por remediarlo. Supongo que esta es otra de las consecuencias de la alienación a la que nos tienen sometidos los que más mandan en el mundo, por encima de los respectivos presidentes y por encima de cualquier organismo internacional. Hay quién no quiere verlo, y también, quien pretende desacreditarlo, algunos ya se han posicionado y ven una mentira el cambio climático, una estafa para implantar el ecologismo a todos los niveles. En Historia de las abejas se avista el problema, se debate y después, cuando es demasiado tarde, se tiene que vivir con ello, con la impotencia de no haber sabido gestionar mejor el problema, con la sensación de que parte de nosotros se ha muerto en el camino, en un camino que desgraciadamente ya no tiene retorno. Nunca en este espacio de crítica y opinión hemos abordado el tema del cambio climático, algo que de verdad me sorprende, pues, debería hablarse más de ello para concienciar y desmentir bulos que algunos multimillonarios pretenden difundir en favor de sus intereses, en beneficio de un egoísmo que a la larga puede matar. Yo no se si llegaré a ver las consecuencias de nuestros desorbitados actos, pero de lo que estoy segura es que no me gustaría vivir en un mundo como el que plantea la autora en el 2098, un futuro desolador, donde la oscuridad no deja espacio para la luz del sol y en el que sólo hay lágrimas de profundo arrepentimiento. Historia de las abejas: una historia de amor, naturaleza, sacrificio, renuncia, impotencia, sueños, ilusiones, desazón, esperanza...Una novela cuya moraleja debe hacernos reflexionar.

Frases o párrafos favoritos:

"Evité mirar el reloj. Sabía que no servía de nada. Lo único cierto era que con cada flor que rozaba con el cepillo, la tarde estaba un poco más cerca. Y también es la única hora que disfrutaba cada día con mi hijo. Esa hora era todo lo que teníamos, y en esa hora, yo a lo mejor podía aportarle algo diferente. Sembrar una semilla que le proporcionara esa posibilidad que yo nunca había tenido."

Película/Canción: existen muchas películas y documentales que abordan el tema del cambio climático, pero sin duda, la mejor de todas es Una verdad incómoda. Un documental producido por Al Gore y que en su momento logró gran impacto mediático. Hoy por hoy es uno de los mejores documentales sobre el tema.


¡Un saludo y a seguir leyendo!

Cortesía de Editorial Siruela

3 comentarios:

  1. Hola!!
    Me encanta... Una novela, como bien dices, ecologista y con una temática muy actual así como preocupante. El que las abejas están desapareciendo es un hecho y con consecuencias desastrosas para la humanidad... Creo que fue Einstein quién dijo que sin abejas la humanidad está perdida...
    También me gusta como la autora enfoca el tema a través de esas 3 historias de forma lineal en el tiempo (pasado,presente y futuro).
    Muy interesante... Acabo de mirar y lo tienen en la biblioteca... Creo que será una de mis lecturas del 2017!!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Pues no me había fijado en esta novela, pero has despertado mi curiosidad. Una temática de la que he leído poco, también tengo que decirlo. Me ha llamado la atención.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. no conocia esta novela, pero el tema me interesa, a fin de cuentas, vivo en este mundo y me gusta disfrutar de él en toda su plenitud y el calentmaiento global es una amenaza sería. El mundo corre verdadero peligro y no podemos olvidar que este es el unico planeta donde la vida humana es posible. La Tierra puede seguir sin nosotros, pero nosotros sin ella no.
    una reseña muy interesante de un libro muy actual

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...