Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

jueves, 31 de octubre de 2013

RESEÑA: Hamlet.

HAMLET

 
Título: Hamlet.
 
Autor: William Shakespeare (Stratford-upon-Avon, Reino Unido 1564-1616) fue un dramaturgo, poeta y actor inglés; considerado el autor más importante en lengua inglesa y uno de los más célebres de la literatura universal. Conocido en el mundo entero, Shakespeare es uno de los escritores más prolíficos de la historia de la literatura con 10 tragedias, 12 comedias, 11 dramas históricos y cientos de sonetos recopilados bajo los títulos de Sonetos y Venus y Adonis. Sin embargo, Sahkespeare es mundialmente conocido sobretodo por sus más famosas y eternas obras de teatro, tales como Romeo y Julieta, Sueño de una Noche de Verano, El Rey Lear, El Mercader de Venecia, Mucho ruido y pocas Nueces, Otelo, Macbeth, Julio César, Enrique IV, La fierecilla domada, Las alegres comadres de Windsor.... Hamlet es su obra de teatro más conocida y de la que más se ha representado desde la fecha de su estreno.
 
Editorial: Austral, aunque también lo podéis encontrar en Alianza Editorial y en ediciones especiales o de lujo.

Idioma: inglés.

Traductor: Ángel Luís Pujante.

Sinopsis: Hamlet, la obra más conocida de Shakespeare, es en realidad una pieza llena de lagunas e indefiniciones. Una obra enigmática y misteriosa, en la que cada personaje es un artista de la simulación. El propio Hamlet es un ser en continua transformación. En él caben la ceremoniosidad, la cortesía y la reflexión, junto a la pasión, la burla, el enigma o la posibilidad de la locura. En el castillo de Elsenor, en un ambiente que emana corrupción y desconfianza, claustrofóbico y hostil, se alternan escenas solemnes y reveses irónicos, al tiempo que se agita una corte de personajes cuyo sentido último será llevar a Hamlet a vencer su tensión interna y cumplir la venganza por la muerte de su padre.

Su lectura me ha parecido: pocos calificativos desfavorables merece esta obra de teatro, y en mi caso ninguno prácticamente. Siendo conscientes de la época en la que fue escrita y teniendo presente que ha perdurado a lo largo de los siglos intacta, viva, entera, inmortal...La humanidad debería de estar eternamente agradecida a un actor y dramaturgo llamado William Shakespeare, gracias a este personaje, tenemos el privilegio de leer, gozar, admirar, opinar, sentir, interpretar, participar y hasta ser testigos de una de las obras de teatro más importantes de todos los tiempos. Con todos ustedes, subimos el rojo telón para representaros Hamlet, la inmortal obra que todo el mundo debería conocer.
 
Aunque los que me conocen saben que el teatro es una de mis pasiones más importantes, he de confesar que di con este libro y con esta obra a partir de una lectura obligatoria en Segundo de Bachillerato. Recuerdo que lo adquirí en una librería cercana al instituto y que comenzamos a darlo en clase en los meses de enero-febrero-marzo si no me falla la memoria. Había oído hablar de la obra, la conocía más o menos y me sabía de memoria una de las frases por la que es universalmente conocida esta obra de teatro, sin embargo, las clases de literatura universal me impulsaron a conocer y a interesarme muchísimo por ella, despertando una curiosidad que ansiaba ser saciada. Me acuerdo que la leímos en clase y que disfrutamos mucho con esa lectura conjunta, en la que cada vez uno hacía de un personaje. Recuerdo con especial cariño una vez en la que a un compañero de clase le tocó leer los parlamentos de Ofelia, y lo hizo imitando una voz femenina, lo que provocó que las risas inundasen el aula por unos minutos. Aquella lectura conjunta fue de gran ayuda, fue una manera de iniciarnos a apreciar la dramaturgia de Shakespeare y los secretos que se esconden tras ese principe de Dinamarca llamado Hamlet. Desde entonces la obra me ha acompañado a lo largo de estos años, como escritora, espectadora, pero sobretodo como actriz; teniéndola como un referente prácticamente inamovible dentro el género. En el mes de Junio tuve el placer de asistir a una representación de la obra, interpretada excepcionalmente por unos amigos y compañeros de teatro. Era tal la fuerza de la dramaturgia y de la obra en si que había veces que sentía como si formase parte de la historia, como si los personajes me confiaran sus secretos, como si pudiese saborear la magia de las palabras...En definitiva, una delicia para los cinco sentidos.
 
 
En su momento y en su época, Hamlet fue una obra totalmente revolucionaria. No es una obra original, ya que Shakespeare se inspiró en el Ur-Hamlet, una leyenda nórdica medieval, pero a la que le dió en su particular versión, un tratamiento y una profundidad nueva y universal. La importancia de su conocimiento del corazón humano le permitió pulsar variadas cuerdas de la emoción y conectar con el público sensiblemente, en todos los tiempos y lugares. En esta obra teatral se asiste también al quebramiento de las unidades de "espacio y tiempo", es decir que rompe con la convención de que la trama suceda en un sólo lugar y en un mismo tiempo cornológico. A lo largo de la obra percibimos así diversos escenarios y una ámplia sucesión de días, meses y años. En cuanto a personajes no puedo continuar sin hablar del gran protagonista de la trama, Hamlet, príncipe de Dinamarca. Representa sin duda la figura del vengador, un guerrero vehmente, alocado, hábil y calculador. Encarna la mayor contradicción, es decir, él impulsa la venganza a la vez que la reflexión sobre ella lo cohíbe, hasta tal punto que cae en manos de la duda, lo que le hace retrasar el momento de ejecutar la ansiada venganza. Es egocéntrico, busca individualizarse, nisiquiera la actitud sumisa de Ofelia y el amor que le profesa no logran ablandarle, provocando el orígen de la locura de ésta. Su demora en vengarse es lo que fundamenta el drama y lo que hace que la obra cobre interés en el espectador, además de una actitud casi detectivesca que nos conduce a través de la trama hasta dar con el culpable de los hechos.
 


 
Dentro de la obra de teatro sobresalen otros personajes increíbles, como es el caso de Ofelia, esa alegre, feliz, ilusionada y enamorada doncella de la corte cuya evolución psicológica a lo largo de la obra es notable. A raíz del desengaño amoroso de Hamlet, su vitalidad se invierte en tristeza, desesperación, locura; un trastorno que tendrá trágicas consecuencias para ella. Un personaje verdaderamente completo y que sinceramente algún día me gustaría representar. Me fascino también la comicidad y escrúpulos de Polonio, la valentía y el orgullo de Laertes, la conformidad de Gertrudis, la fidelidad de Horacio, la ambición del rey Claudio y el punto de humor que el bufón Orsic le da al dramón más importante de todos los tiempos. Todo eso y más pertenece a la mágia de representar, de hacer teatro, de apreciar todos los detalles y de tener el privilegio de meterte en cada uno de ellos, viviendo otras vidas disfrutando de ello plenamente. Ahi reside la gran mágia del teatro. Esa última fue una de las cosas que me fascinó del teatro y que me animó, hace cinco años, a sumergirme en él como actriz y que acabó forjándome como curiosa y crítica expectadora. Una afición y amor del que espero disfrutar por mucho tiempo y en la que espero toparme con esta obra tan descomunal y auténtica. Hamlet, una historia de amor, ambición, sed de poder, infidelidad, tragedia, angustia, temor, dolor y mucha venganza, con un sangriento final y con la que siempre es una delicia empaparse, aunque sea como espectador.
 
Frases o párrafos favoritos:
 
"Algo podrido hay en Dinamarca"
 
"Ser o no ser, ésa es la cuestión: si es más noble para el alma soportar las flechas y pedradas de la áspera Fortuna o armarse contra un mar de adversidades y darles fin en el encuentro. Morir; dormir, nada más. Y si duermo terminarán las angustias y los mil ataques naturales herencia de la carne, sería una conclusión seriamente deseable."

Película/Canción: esta obra universal ha sido traducida a muchas lenguas y se sigue representando en teatros de todo el mundo. A raíz del éxito y la mágia de las obras de Shakespeare, se fundaron muchas compañías y escuelas de teatro en las que se representaban las obras del autor. La más importante hasta la fecha es la Royal Shakespeare Company, dirigida actualmente por Michael Boyd y por la que han pasado las más importantes figuras del cine británico. Aquí en España se ha adaptado en más de una veintena de ocasiones, incluso para una versión televisiva para el programa Estudio 1 de la TVE, con las interpretación de Emilio Gutierrez Caba (Gran Reserva) en el papel de Hamlet. Seguidamente, en una de las últimas temporadas de Los Simpsons parodiaron la trama de Hamlet en un capítulo especial de literatura. Por último en el ámbito cinematográfico existen muchas adaptaciones desde una de las primeras interpretada por el actor británico Laurence Oliver (El Príncipe y la Corista) en 1948, pasando por una versión interpretada por Mel Gibson, hasta acabar con una de sus más magníficas y famosas adaptaciones con Kenneth Branagh (Mi Semana con Marilyn) a la cabeza, acompañado de las interpretaciones de Kate Winslet (Titanic) y Robin Williams (El Club de los Poetas muertos) entre otras. Aquí os dejo con la que tal vez es su escena más famosa:
 

¡Un saludo y feliz puente!

4 comentarios:

  1. buff. Menuda obra. De hamlet y sobre Hamlet se ha escrito mucho, los teoricos de la literatura, los estetas, los filosofos, los filologos y todo tipo de profesionales vuelben una y otra vez a esta obra y es que como todo buen clasico, hamlet nunca se agota, cada vez que la lees te sugiere algo diferente. Por mi parte me quedo con el monologo del ser o no ser, que ya encuentra similitudes con la filosofia de Parmenides, por ejemplo y con el dialogo de la tumba de Ofelia, una profunda reflexión sobre el sentido de la muerte y la vida.
    gran reseña de una obra excelente.

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches JF!
    Pues sin, los calificativos positivos se le acaban, en serio y nunca me cansaré de repetirlo, pero Hamlet es una obra de teatro que merece la pena conocer, a fondo o si se prefiere a nivel de espectador, pero sin obviar los detalles básicos de la obra. lo que la hace inmortal al paso del tiempo.
    Me alegro de que deduzcas todo eso, la verdad es que esta obra da para mucho, y desgraciadamente el secreto de tales monólogos y reflexiones Shakespeare se lo llevó a la tumba, a cambio, nos ha regalado una obra para la posteridad que merece ser conservada y representada.
    Gracias por tu comentario ;)

    ResponderEliminar
  3. Lo leí en ingles hace unos cuantos añitos y después de leer tu reseña me han dado muchísimas ganas de releerlo. A ver si tengo tiempo y le hago un huequito porque este clásico se lo merece.
    Muy buena reseña, como siempre.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes BlackRose!
      No es de extrañar que en muchos colegios, institutos y demás centros recomienden la lectura de esta obra de teatro en inglés. Es más, yo soy de las que piensa que un libro en su versión original gana mucho más que las traducciones que se le puedan hacer, tanto a nivel filológico como en argumento.
      Si, cuando puedas leelo, y luego si es el caso y se está representando en tu ciudad, ves a verla, entonces es cuando de verdad disfrutas de una buena obra de teatro y cuando aprecias los detalles que más te han llamado la atención durante su lectura y como la obra puede amoldarse además a cualquier época histórica.
      Gracias por tu comentario! :) y un saludo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...