Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

jueves, 24 de septiembre de 2015

RESEÑA: Frankenstein.

FRANKENSTEIN


Título: Frankenstein.

Autor: Mary W. Shelley (1797-1851) narradora, escritora, ensayista y biógrafa británica. Hija de del filósofo político William Godwin y de la teórica feminista Mery Wollstonecraft, frecuentó los más selectos ámbitos culturales y literarios de la mano de su esposo el poeta Percy Bysshe Shelley. Su obra más importante sin duda, fue Frankenstein, nacida tras una apuesta entre Lord Byron, John William Polidori, Percy Shelley y la propia Mary durante las vacaciones del año 1816 en una mansión Cerca de Ginebra. Tras el fallecimiento de su esposo, se dedicó en cuerpo y en alma a la educación de su único hijo y a forjar su carrera como escritora, sin embargo, la última década de su vida estuvo dominada por enfermedades provablemente asociadas al tumor cerebral que acabaría con ella en el año 1851. Además de Frankenstein, Mary Shelley es autora de Mathilda, El útlimo Hombre o Falkner entre otros. 

Editorial: Cátedra, Alianza Editorial o Punto de Lectura entre otras.

Idioma: inglés.

Traductor: Francisco Torres Oliver (Alianza Editorial).

Sinopsis: recogido de entre los hielos del Ártico, Victor Frankenstein cuenta su vida y su tragedia al capitán Walton: cómo descubrió el secreto para dar vida a la carne muerta y cómo creó el mounstruo que después se reveló contra él y al que ahora persigue. Surgida de una competencia amistosa entre Lord Byron, Polidori, Shelley y su esposa Mary Wollstonecraft Shelley, Frankenstein o el moderno Prometeo es una novela que, si bien responde a las características generales del llamado género gótico, traspasa los límites del mero relato de horror e incorpora rasgos innovadores que la situan en los orígenes de las narraciones de ciencia ficción. El optimismo científico, la posibilidad de la animación de la materia alentada por los estudios sobre el galvanismo, las leyendas sobre la creación de golems u hombres artificiales y diversos componentes míticos (Fausto, la bella y la bestia, Prometeo) confluyeron en la creación de un personaje cuya dimensión simbólica le ha valido un lugar indiscutible en el imaginario contemporáneo.

Su lectura me ha parecido: gélida, misteriosa, intrigante, inquietante, perturbadora, reflexiva, intensa, fascinante...En este espacio he dedicado muchas de las entradas a reflexionar acerca de esa manía que tienen los profesores, sobretodo los de secundaria, de imponer, de adjudicar, en definitiva obligar a un alumno a leer un determinado libro, ya sea por capricho expreso del profesor en cuestión o porque el sistema educativo tiene muchas caréncias. Sea como sea, siempre he pensado que no es beneficioso, sobretodo porque condiciona su capacidad de desarrollar criterio y personalidad no sólo lectora, humana también. Pues bien, enlazando con lo comentado en repetidas ocasiones, me gustaría evidenciar un problema importantísimo que afecta, y mucho, a este ámbito. Ese escollo no es otro que una triste y amarga realidad, resulta que la infinita mayoría de las novelas que se obliga a los alumnos a leer en los institutos, en su mayoría, corresponden con clasicos de la literatura universal, y lo digo por experiencia, no hay peor cosa que leer un libro, aunque sea el mejor del mundo, sin el menor placer. Pienso que la lectura no debe de suponer una obligación, todo lo contrario, tiene que ser un medio para poder dejar volar la imaginación y entregarte a las emociones que una lectura determinada te pueda aportar. Y la cosa es más grave si cabe cuando, el libro que no estás leyendo a gusto es un libro importantísimo, lo que significa tirar a la basura un momento y una lectura que, siendo de otra forma, es decir, por placer y no porque si, nos parecería marvilloso. De esta forma estamos condenando irremediablemente a la literatura de calidad al mayor de los peligros, a ese odio y a ese olvido progresivo, pues, como no disfrutamos de su lectura en su momento, muchos no lo recomendarán, e incluso lo despreciarán. El libro que hoy tengo el placer de reseñar seguro que ha formado parte de una de esas lecturas obligatorias que de adolescentes os hacían leer, y seguro que a muchos se os atragantó su lectura, pues bien, hoy nos hallamos ante un clásico entre clásicos y como tal, nunca, jamás de los jamases, debemos menospreciar su lectura. Y sin enrollarme más os presento a Frankenstein: una obra maestra escrita por una mente aún más extraordinaria.


Seguro que muchos de vosotros habréis pensado que la historia de como Frankenstein llegó a mis manos fue por culpa de una lectura obligatoria de turno, pues no, siento decepcionaros pero no fue así, más bien fue de otra forma. Todo el mundo, sea aficionado a la lectura o no, conoce Frankenstein, aunque muchos lo asocian erróneamente a la abominable creación, en realidad, ésta no tiene un nombre concreto, aunque a lo largo de la novela se le nombre como "ser demoníaco", "engendro", "la criatura" entre otros. En definitiva, Frankenstein, su libro, su universo, al igual que pasa con Dracula, está muy anclado en la memoria y en la cultura de nuestro tiempo. En mi caso, como todo el mundo, conocía la novela, y la vida de su autora siempre había despertado en mi inquietud y fascinación, sin embargo, nunca me había atrevido con su lectura, pues, me habían hablado mal y bien de ella tantas veces que su lectura se demoró bastante tiempo, años diría. Hasta que un día, mientras paseaba con mi pareja por una de aquellas encantadoras librerías del centro,él decidió comprarse un ejemplar de Frankenstein. Pasaban los días y yo lo observaba leer, con pasión, y cuando le preguntaba a cerca de la lectura, él siempre me respondía que espeluznante pero magistral, alimentando de esta forma una irrefrenable curiosidad que poco a poco no podía disimular. Al final y a pesar de que esperé mucho tiempo, demasiado tal vez, decidí adentrarme en aquella novela la cual había evitado y que ahora, tras unos cuantos meses trascurridos tras su lectura, atesoro en uno de los lugares más privilegiados de mi memoria.


Centrándonos en este párrafo en analizar y en valorar críticamente la novela, en primer lugar, es importante elegir bien la edición con la que leer un libro de estas características. La edición que cayó en mis manos y que leí fue la de Alianza Editorial, no está mal, pero eché en falta una información complementaria que acompañase a la novela, sobretodo en lo que respecta a las interpretaciones de la obra en cuestión. Desde aquí os recomiendo que si tenéis interés, y sobretodo si os sobra el dinero, que adquiráis los clásicos en editoriales como Cátedra o Gredos. Tras hacer este pequeño apunte, me gustaría decir que la lectura de Frankenstein no ha sido de las más fáciles de mi larga experiencia como lectora, he leído novelas mucho más densas, sin embargo, la complejidad que Shelley efectúa en en la trama contribuye a una mayor profundidad argumentativa, psicológica, narrativa...En fin, un largo etcétera. Este aspecto puede ahuyentar a los lectores a atreverse con esta novela, din embargo, desde aquí os digo que aunque sea una lectura compleja en todos los sentidos, merece la pena adentrarse en ella. Por otro lado, Mary Shelley logra en Frankenstein crear un estilo propio, que aunque los estudiosos hayan incluido en el género gótico, se anticipa enormemente en lo que respecta a debates y puntos de reflexión, y que aunque le hayan otorgado el título de "precursor de las novelas de Ciencia Ficción", lo cierto es que tiene una lectura potencialmente diversa, siendo objeto de múltiples interpretaciones a lo largo de los años. Finalmente, sólo me queda por decir que estamos ante un clásico de la literatura universal con mayúsculas, y como tal, no debemos nunca dejarlo, abandonado, en ese cajón de los olvidos, o peor, el de los destierros eternos y malditos.


Reconozco, queridos lectores y lectoras, que he demorado demasiado la redacción de este último párrafo. ¿La razón? La abrumadora variedad de temas y de aspectos interesantes que Frankentein transmite en uno de sus capítulos me obligó a detenerme unos largos minutos a meditar sobre ello. Como ya he comentado en el párrafo anterior, de Frankenstein ha significado un autentico regalo para todos aquellos expertos e intelectuales, los cuales, se han atrevido a dar una interpretación más o menos acercada de la obra. Antes y después de su lectura he oído muchas, desde la más común hasta la más inverosímil, sin embargo, y tras estudiar todas las opciones, he decidido seguir mi propio instinto y lanzarme al vacío con un tema de reflexión derivado de la lectura de esta novela. Este tema no es otro que las relaciones de amo y sumiso. Se que a simple vista os habrá sonado a algo relacionado con la literatura erótica, os aseguro que por ahí no van los tiros, lo que me refiero al hablar de amo y sumiso es de un aspecto social, cultural y hasta psicológico que la humanidad ha mantenido a rajatabla desde que el mundo es mundo. Desde siempre ha existido la figura del dueño, del jefe... En definitiva, ese ser, humano al fin y al cabo, que efectúa el mando u el control sobre el otro, es decir, el sumiso, el dominado, el débil, el que en apariencia es incapaz de revelarse. En Frankenstein, como todo el mundo sabe, la "abominable criatura" acaba revelándose ante las órdenes del amo, pero también, puede estar revelándose ante la injusticia, ante el despotismo de su dueño, ante la realidad de un sistema en el que las máquinas parecen sustituir a la fuerza y la voluntad del hombre. Tal vez Frankenstein sea una alegoría al fracaso de las ideas ilustradas, pero también, puede ser una metáfora de su tiempo, pues perfectamente podemos ver en Victor Frankenstein una representación de los avances científicos y tecnológicos, a un empresario burgués que pretende poner en práctica su potencial en crear la más ambiciosa de todas con el fin de producir beneficios, y en "el engendro" a ese proletariado, descontento, harto, extasiado, cansado de servir a los intereses de los poderosos sin a penas elementos de defensa. Esta interpretación un tanto industrial, puede ayudarnos a entender en parte como en el siglo XIX, siglo de las fábricas y de los inventos, existió una disidencia y personas que se atrevieron a desafiar lo establecido con el fin de obtener más derechos y mayor libertad. Esta es una más de las muchas interpretaciones, tal vez ya exista y no sea la única que opina así, de todas formas, lo que quiero evidenciar es ese extraordinario poder que tiene la literatura para traspasar los límites del espacio y tiempo, convirtiendo a sus historias en atemporales e inmortales, pues, incluso hoy día, todavía existen amos y sumisos, al igual que existen políticos insolidarios y personas que sufren las consecuencias de sus actos. Frankenstein: una historia de ambición, desdicha, injusticia, ansias de libertad, perdición...Una novela impecable en todos los sentidos.

Párrafos o frases favoritas: 

"¡Maldito creador! ¿Por qué me hiciste vivir? ¿Por qué no perdí en aquel momento la llama de la existencia que tan imprudentemente encendiste?"

Película/Canción: Frankenstein para la industria televisiva y sobretodo cinematográfica ha supuesto una autentica mina de oro, se cuentan más de 100 títulos en los que o bien se ha adaptado la novela, algunas a su libre albedrío, o ha tenido una aparición estelar o se le ha rendido un merecido homenaje. Dentro de esta extensa bibliografía destacamos por un lado aquella emblemática adaptación de 1910, la primera que se tiene constancia, la de 1931 dirigida por James Whale o la irrupción estelar y acertada en la conocida película española El Espíritu de la Colmena de 1973. Y aunque en el 2016 se han anunciado dos adaptaciones más, una con el actor Daniel Radcliffe (Harry Potter) a la cabeza, y la otra desde la perspectiva de la propia Mary Shelley con la jovencísima actriz Sophie Turner (Juego de Tronos) dando vida a la célebre escritora, una servidora se queda con la adaptación de 1974. Dirigida por Mel Brooks, El Jovencito Frankenstein es una adaptación libre y con mucho humor de este clásico de la literatura universal y a parte, una de mis películas favoritas. Con las estelares y muy trabajadas interpretaciones de Genne Wilder, Peter Boyle y Marthin Feldman os dejo este pequeño trailer de la cinta:


¡Un saludo y a seguir leyendo!

22 comentarios:

  1. Es un libro que leí hace unos años y como dices, es fascinante. En mi caso, sí leí una edición con comentarios y una breve biografía de Mary Shelley, que saque de la biblioteca, aunque mi interpretación también fue distinta, lo que dice mucho del gran libro que es.
    También opino lo mismo respecto a la obligación de leer determinados libros, la idea no es mala en sí, ya que puede salir bien y descubrir novelas o géneros que de otro modo no probarías (en mi caso he tenido tanto buenas como malas experiencias) pero la perspectiva de tener que leer un libro por obligación siempre me quita toda la ilusión,
    ¡Un abrazo! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Libros Varios!
      Me alegro mucho de que hayas disfrutado de la novela, sin duda, merece mucho la pena. Tengo mucha curiosidad sobre esa interpretación que sacaste tras su lectura, podrías escribirla en este espacio y así seguro que iniciamos un pequeño pero interesante debate.
      En lo que respecta a lo segundo que planteas, la verdad es que en el blog no me canso de denunciarlo, tenemos que ser conscientes de este problema y que por culpa de ello, el alumno en cuestión, corre el riesgo de perder o no desarrollar el habito lector, algo que es bastante terrible.
      Un abrazo a ti también y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  2. frankenstein es uno de mis libros favoritos, me encanta. Yo tambien pieso que se puede interpretar como dices, está en la epoca del Romanticismo, así que la critica a la sociedad burguesa es completamente coherente. La dialectica amo- esclavo es tambien tipica en otras obras como el caso de Hegel o incluso de Marx (que no deja de ser un hegeliano).
    Como bien dices, interpretaciones de Frankenstein hay muchas, lo cual no es raro, es un clasico, y los clasicos tienen tantas lecturas como lectores.
    enorabuena por esta fantastica reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes JF!
      Me alegro de que esta lectura sea una de tus favoritas, en mi caso ha logrado colarse en lo que yo suelo llamar "Mis Imprescindibles", es decir, libros que me acompañarán toda la vida y que han significado mucho para mi por muchos motivos.
      No he leído a Hegel, pero si que conozco, y bastante, el planteamiento de Marx sobre esta cuestión. Es siempre muy enriquecedor recurrir a la filosofía política para poder entender ciertos temas que aparecen en las novelas y que nos resultan algo complejos de comprender. Por otra parte, es cierto que hay muchísimas interpretaciones, yo he llegado a leer una feminista incluso, lo cual, evidencia que estamos ante un libro que no deja indiferente a nadie, y eso es realmente bueno en todos los sentidos.
      Un saludo y gracias por tu interesante aportación! ;)

      Eliminar
  3. ¡Buenas!

    Yo tampoco leí este libro por obligación, aunque concuerdo contigo en lo que dices acerca de las lecturas obligatorias (claro que leer es importante en el desarrollo, así que...). No hace mucho que decidí leer "Frankenstein" y me gustó mucho, incluso más de lo que esperaba; con estas historias tan conocidas siempre te llevas sorpresas, ¿verdad? Uno piensa que sabe de qué van las novelas originales y al ir a la fuente te encuentras con algo generalmente alejado de la cultura popular, como tú bien dices en tu entrada.

    Me ha gustado leer sobre tu interpretación más basada en lo histórico que, como yo tiendo a observar, lo filosófico o moral (aunque en tu interpretación también se toquen estos puntos).

    Creo que de todas las películas basadas en la novela que existen sólo he visto, precisamente, "El jovencito Frankenstein" y me reí bastante, aunque me sobró un poco de metraje.

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Mrs. S!
      Me alegro de que disfrutases y que te resultase tan productiva y reveladora la lectura de Frankenstein, la verdad es que es cierto, el mito ha traspasado fronteras erróneamente y la cultura popular ha asimilado un concepto (como es el de que el monstruo se llame Frankenstein) y que te lo vendan de este modo, por ejemplo cuando el Halloween vas a buscar un disfraz a una tienda o cuando ves una serie de televisión en la que aparece el monstruo que dice llamarse así, Frankenstein. Este es un tema del que podríamos estar hablando largo y tendido y que probablemente, merecería algún tipo de reflexión interesante sobre la ignorancia y el consumo de masas.
      En lo que respecta a la interpretación, si, las interpretaciones pueden llegar a tocar muchos puntos, incluso algunos bastante inverosímiles, no obstante, ahí está la gracia, es imposible formular una interpretación completamente histórica o completamente científica sin que conceptos filosóficos, morales, políticos, psicológicos o incluso religiosos en algunos casos converjan en ellas. En la variedad está el gusto como se suele decir.
      En lo que respecta a la adaptación cinematográfica la verdad es que una servidora sólo ha visto dos, pero me quedo con "El jovencito Frankenstein", que aunque sea una adaptación muy libre de la novela, es desternillante y original. A veces reeinterpretar un clásico tiene mejor resultado que adaptarlo fielmente, pues, de esta forma, contribuyes a generar mayor cultura y mayor arte cinematográfico.
      Un saludo y gracias por tu interesante comentario! :)

      Eliminar
  4. En mi caso lo leí porque lo ví en la biblioteca mientras buscaba lecturas obligatorias y me vine con éste y una lectura obligatoria menos. Luego tuve que ponerme las pilas... Pero mereció muchísimo la pena. No me esperaba para nada esta novela así, con tantos matices, con tantas reflexiones, con tantos temas... Años después la leí otra vez y sigues descubriendo más cosas que en una primera lectura me habían pasado desapercibidas. Y estoy segura que leeré este libro una tercera vez. Y seguirá sorprendiéndome...
    Fantástica reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Margari!
      Me alegro de que sea una lectura de cabecera para ti, la verdad es que las reelecturas, como tu bien expones en el comentario, vienen muy bien a la hora de descubrir nuevos temas, nuevos matices y nuevas interpretaciones que en una primera lectura no habías logrado captar. Pues en ese caso, desde aquí te animo a que te atrevas con una segunda lectura, seguro que logras sacar más aspectos que te aporten mayor satisfacción intelectual y personal. En cuanto a la reseña, sólo puedo darte las GRACIAS, se hace lo que puede, aunque las gracias debería dártelas a ti por haber empleado parte de tu tiempo en leerla. Sin los lectores, este espacio no sería nada.
      Un beso y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  5. Todavía no he leído este libro, aunque está claro que es uno de estos eternos pendientes que terminaré por leer y que espero que me guste. Frankenstein siempre me ha producido mucha curiosidad ^^

    Besos y muchísimas gracias por esta reseña tan genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Clara!
      Pues en ese caso, no dejes que siga más en esa lista de "eternos pendientes" y atrévete con su lectura, te aseguro que no te arrepentirás. Gracias, se hace lo que se puede, sacando tiempo de donde sea y poniéndole muchísima pasión, esa es la clave.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  6. Qué ganas de leer este libro :D Es uno de los pocos clásicos de la novela gótica que tengo pendiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Jorge!
      Pues te aconsejo que no demores más su lectura, es un clásico imprescindible que merece que le demos una merecida oportunidad.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  7. Tuve suerte, porque en mi caso Frankenstein o El moderno Prometeo no fue una lectura obligatoria, al contrario que El Quijote o La regenta, obras a as que termine por coger manía y no siquiera las termine en su momento.
    Me gusta tu interpretación y la veo tremendamente lógica, aunque si te soy sincero nunca lo había visto así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Chechu!
      Pues en ese caso has tenido mucha suerte de que así sea, aunque no te perdono que les hayas cogido manía a La Regenta y al Quijote, sobretodo al Quijote. Es broma, pero es una lástima que te sucediese eso.
      Gracias, la verdad es que fue producto de darle muchas vueltas a la cabeza y de intentar redactar una reflexión más o menos interesante para el lector. Pero sinceramente, se hace lo que se puede.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  8. Hola! Hace años que leí la novela y me gustó, siempre me ha llamado mucho la atención la historia de Frankenstein.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Beatriz!
      Pues en ese caso me alegro de que atrevieses con esta obra maestra de la literatura universal. Bueno, eso que tu dices es hasta normal, Frankenstein siempre, desde su publicación, ha despertado gran interés no sólo en los círculos intelectuales y culturales, también en los medios de comunicación, e incluso en el ámbito científico.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  9. Lo leí, y reseñé, hace poco y me pareció una verdadera joya maltratada. El libro no tiene nada que ver con la imagen actual desvirtuada que tenemos de él. Sin duda, gracias a sus numerosas adaptaciones y apariciones, Frankenstein ha alcanzado la categoría que tiene, pero a coste de su esencia. Insto a todo el mundo a leerlo.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes El lector Invisible!
      Coincido contigo plenamente. Frankenstein ha sido sin duda uno de esos libros que ha traspasado los límites hasta convertirse en un personaje más de la cultura popular de nuestro tiempo. Sin embargo, pienso que en ese tránsito su figura ha sido muy maltratada y estereotipada, perdiendo esa esencia de la que tu nos hablas.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  10. Tengo ganas de leerlo, de hecho espero poder hacerlo en lo que queda de año =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Shorby!
      Pues en ese caso, no esperes ni un año más, inicia su lectura este mismo año. No te arrepentirás, te lo aseguro.
      Un beso y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  11. Un libro de literatura clásica el cual no he leído ya que es literatura inglesa pero si estuviera en castellano.Lo leería ya que es una novela muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Tuko!
      Pues claro que el libro está en castellano, de echo, en la reseña he adjuntado algunas editoriales que lo tienen en castellano, así que ya no tienes excusa para adentrarte en sus páginas, lo cual, merece muchísimo la pena.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...