Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

viernes, 22 de julio de 2016

RESEÑA: El amor en los tiempos del Cólera

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA


Título: El amor en los tiempos del Cólera. 

Autor: Gabriel García Márquez (1928-2014) trabajó como periodista en su juventud, profesión que nunca abandonó del todo, y vivió varios años en París, Barcelona y México. Debutó como novelista con La Hojarasca (1955), a la que le siguieron el reportaje novelado Relato de un Naufrago, las novelas cortas El Coronel no tiene quien le escriba y La Mala Hora, y el libro de relatos Los Funerales de Mamá Grande, obras que ya anticipaban sus excepcionales dotes de fabulador y el rico universo místico-literario de su novela cumbre Cien Años de Soledad (1967). Posteriormente ha publicado las novelas El Otoño del PatriarcaCrónica de una muerte AnunciadaEl General en su Laberinto El Amor en los tiempos del Cólera. Sus relatos aparecen recogidos en los volúmenes Ojos de perro AzulLa increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada y Doce Cuentos Peregrinos. En 1982 recibió el Premio Novel de Literatura.


Editorial: Debolsillo. 

Idioma: castellano. 

Sinopsis: la historia de amor entre Fermina Daza y Florentino Ariza, en el escenario de un pueblecito portuario del Caribe y a lo largo de más de sesenta años, podría parecer un melodrama de amantes contrariados que al final vencen por la gracia del tiempo y la fuerza de sus propios sentimientos, ya que García Márquez se complace en utilizar los propios recursos de los folletines tradicionales. Pero este tiempo, por una vez sucesivo, y no circular, este escenario y estos personajes son como una mezcla tropical de plantas y arcillas que la mano del maestro modela y fantasea a su placer, para al final ir a desembocar en los territorios del mito y la leyenda. Los zumos, olores y sabores del trópico alimentan una prosa alucinatoria que en esta ocasión llega al puerto oscilante del final feliz. 

Su lectura me ha parecido: sensual, onírica, mágica, intensa, apasionada, grandiosa, sin pretensiones, metafórica, hermosa, magistral,..Queridos lectores y lectoras, tal día como hoy hará un año que una servidora finalizó una de las peores lecturas de la pasada temporada, una lectura en la que pretendí hallar, ilusamente, algún resquicio de esperanza, de limar asperezas, pretender un reencuentro con un autor al que finalmente, y hasta que no se demuestre lo contrario, he dado por perdido. Fueron días de descargar tensiones, había pasado uno de los finales de curso más intensos que recuerde, por fin me había graduado, ya era historiadora, por lo que me encontraba feliz conmigo misma y abierta a las posibilidades que el mundo me ofrecía ante mis ojos. Una puerta que, debido a la incertidumbre de la crisis, era del todo insegura, pero que en aquellos instantes, estaba deseando cruzar. Pero también, un día como hoy, comencé la que sería sin duda, la lectura que marcó el inicio de las vacaciones de agosto, una lectura inolvidable y que me hizo alejarme completamente de la realidad, sumergiéndome en un mar donde podía imaginar y soñar cosas imposibles, pero tan reales que podía incluso rozar con la yema de los dedos. Sin duda, una experiencia literaria para enmarcar. Y hoy, un año después, y en una situación totalmente diferente a la anterior, me hallo aquí, recordándola, incluso en los momentos más duros, Gabriel García Márquez logra sacarme una sonrisa. Sin demorarme más de lo necesario, os presento a El amor en los tiempos del Cólera: la historia de amor más bella al servicio de la buena literatura. 


La historia de como este libro llegó a mis manos es bien simple, además de recordada. Para seros sincera, El amor en los tiempos del Cólera acabó en mi estantería por un sentimiento de culpa. Si, habéis oído bien, por culpa. Fue el año en el que el gran escritor colombiano falleció, dejando tras de si, un legado literario que muchos aspirantes a novelista ya quisieran amansar. Por aquel entonces, una servidora, sólo había leído hasta la fecha un libro de este genial escritor, y la verdad, no fue por voluntad propia, sino que fue impuesto como lectura en el instituto. Tras la muerte del escritor, la cual, se sintió como es obvio muy de cerca en todo el panorama literario, la verdad, me sentí bastante mal por no haberme atrevido, tras Del amor y otros Demonios, con otro de sus libros insignes. De hecho, a día de hoy, todavía no he podido adentrarme en Cien años de Soledad por el inmenso respeto que le tengo este autor tan importante. Aquella situación debía solucionarla de una vez por todas, y la oportunidad de enmendarme llegó un día, por sorpresa, cuando mi pareja quiso compararme un libro, el que yo eligiera de entre los miles que debe atesorar cualquier librería. Mi decisión fue clara, quise de una vez por todas leer algo de Gabriel García Márquez, y por ello, y porque la película me gustó, me decanté por El amor en los tiempos del Cólera. Una elección de la que a día de hoy, no me arrepiento de haber tomado.


En lo que respecta a la crítica y el análisis de la novela, comenzaré diciendo que El amor en los tiempos del Cólera presenta una lectura intensa, penetrante, bonita, pero muy difícil en algunos fragmentos. De hecho, os tengo que confesar que más de una vez tuve que acudir al diccionario para poder conocer el significado de ciertas palabras que no comprendía. Este aspecto, que en un principio califiqué como de negativo, en realidad me demostró que era más valioso de lo que pensaba, pues su lectura incita al conocimiento, a querer conocer las palabras, su significado, algo impagable. Seguidamente, es conveniente decir que la narración es de los puntos más originales que esta novela posee, pues, a pesar de que está narrada en una tercera persona, el autor va cambiando constantemente de perspectiva, te está narrando desde el pensamiento de alguno de los personajes, pero en ningún momento osa adentrarse en él, creando un espacio ambiguo idóneo para que el lector deje volar su imaginación. Esto puede al principio desconcertar al lector, sin embargo, a la que te das cuenta y como te encuentras tan pendiente de la historia y de su particular narración, sin darte a penas cuenta, ya has leído unas 10 páginas de un tirón, por lo que se demuestra que el experimento narrativo funciona a la perfección en la relación entre el lector y la novela. Por otro lado, encontramos un amplio despliegue de elementos fantásticos, naturales, mágicos, atrayentes...Unos elementos que, de la forma en la que García Márquez lo plasma, podemos oler, saborear, tocar, observar, sentir, admirar, experimentar. Nos hayamos ante una lectura tan sumamente sensorial y cuidada al detalle que te dan ganas de fugarte, por unos instantes, a aquel paraíso tropical de luz y amor. Finalmente, solamente me queda por destacar que, a pesar de hallarme ante una autentica obra maestra, se respira humildad por todas sus páginas, fiel a un estilo, nada pretencioso, Gabo nos hace una vez más, disfrutar de los placeres secretos de la literatura.



Adentrándonos en el terreno de la reflexión final, me gustaría confesaros una cosa antes que nada. Lo cierto es que hoy, un día como hoy, no me encuentro en condiciones como para ahondar en una profunda reflexión, ni para desentrañar los aspectos que podrían interesarnos de cara a un debate. Han sido demasiadas emociones en un sólo día, y una servidora, necesita asimilarlos a su tiempo. Sin embargo, como me conozco bastante bien, no os dejaré con la miel en los labios y os daré algunos consejos varios que espero que toméis en cuenta. Si deseáis algo, con todas vuestras fuerzas, aunque esté muy lejos de vosotros, aunque os cueste la vida lograrlo, aunque tengáis que padecer en el intento, aunque en un primer momento penséis que no valdrá la pena, aunque lloréis, aunque tengáis que ceder, aunque el tiempo juegue en vuestra contra, aunque los de vuestro alrededor no confíen en vosotros, aunque vuestras perspectivas de futuro cambien, aunque el viento sople en vuestra contra, aunque el peso de la conciencia caiga sobre vosotros, aunque el día salga nublado, aunque la ilusión parezca desfallecer por momentos, aunque se os genere un nudo en el estómago, aunque la inseguridad se apodere de vuestra voluntad, aunque cuatro paredes os constriñan, aunque la experiencia dicte lo contrario, aunque la gente opine diferente, aunque haya que esperar un tiempo, aunque te sientas hundido; corre. Corre hacia aquello que tanto deseas y que sin duda, logrará que tus sueños, por imposibles que sean, se hagan realidad. Ya lo dijo un sabio, la perseverancia es la madre de la ciencia, y cuanta razón tenía. Éste es el tremendo mensaje que deja tras de si esta novela, la verdadera reflexión de El amor en los tiempos del Cólera, la cual, podría resumirse en la siguiente frase: quien la sigue, la consigue. Yo estoy dispuesta a intentarlo, espero que vosotros también lo hagáis. El amor en los tiempos del Cólera: una historia de ternura, cariño, constancia, fuerza, tesón, desencuentros, pasión...Una novela que te enamorará, de la literatura y de los pequeños detalles.

Frases o párrafos conocidos: 

"Lo he pasado mal por amor, y prefiero no ilusionarme. Si alguna vez te digo te quiero, serán las palabras más sinceras que hayas escuchado."

Película/Canción: en el año 2007 se estrenó la versión más conocida hasta la fecha de este clásico inmortal. Bajo la dirección de Mike Newell y con las brillantes interpretaciones de Javier Bardem, Giovanna Mezzogiorno y John Leguizamo entre otros. Una cinta del todo recomendable para los incondicionales del escritor colombiano. 


¡Un saludo y a seguir leyendo!

8 comentarios:

  1. sin duda una lectura muy recomendable, no le dan el nobel a quien no lo merece. Una reseña excelente. Y si, realmente, cuando quieres algo, has de luchar por ello, es el unico modo de lograr las cosas

    ResponderEliminar
  2. Hola! Este libro es uno de mis eternos pendientes pero nunca termino de decidirme, espero leerlo algún día! Excelente como siempre!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. No he leído aun nada de este autor, pero este título me lo han recomendado varias veces y viendo tu reseña creo que puede gustarme bastante...la reflexión final, preciosa.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Mi novela favorita de Gabo. Una reseña magnífica para esta obra maestra.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Muy buena reseña! Fijate que es el libro del autor que más me ha gustado y el que más me costó leer, creo que lo empecé 2 o 3 veces, no sería el momento y en el último intento, quedé atrapada en la historia y la disfruté.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Un clásico muy recomendable. Tengo un buen recuerdo de él. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. Todavía tengo pendiente este libro. Me lo regalaron hace muchos años....Espero poder leerlo pronto...pero viendo lo largo que es...lo seguiré retrasando...

    Kiss

    La Estupenda

    ResponderEliminar
  8. Este libro me fascinó, y eso que lo leí hace bastantes años y era más bien jovencita. Pero recuerdo que me pareció uno de los libros más sensoriales que he leído nunca... tengo que releerlo otra vez, García Márquez lo merece, aunque tengo mil veces releído cien años de soledad.

    Un beso!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...