Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

miércoles, 13 de julio de 2016

RESEÑA Farenheit 451.

FARENHEIT 451


Título: Farenheit 451. 

Autor: Ray Bradbury (1920-2012), nacido en el estado de Illinois, durante la Gran Depresión se trasladó con su familia a Los Ángeles, donde se graduó en 1938 en Los Ángeles High School. Su esduación académica acabó ahí, pero continuó formándose por cuenta propia hasta que en 1943 se convirtó en escritor profesional. Sus obras más conocidas son Crónicas Marcianas (1950), El Hombre Ilustrado (1951) y Farenheit 451 (1953). Además de novelas, también escribió innumerables guiones de televisión, ensayos y poemas. Su preocupación como escritor no solo se centró en cuestionarse el modo de vida de su tiempo, también se adentró en el reino de lo fantástico y de lo maravilloso, con un estilo poético y provocativo. Murió el 5 de Junio de 2012 en Los Ángeles a los 91 años.


Editorial: Debolsillo.

Idioma: inglés.

Traductor: Alfredo Crespo.

Sinopsis: esta novela cuenta la historia de un sombrío y horroroso futuro. Montag, el protagonista, pertenece a una extraña brigada de bomberos cuya misión, paradójicamente, no es sofocar incendios, sino la de provocarlos para quemar libros. Porque leer está terminantemente prohibido. Porque leer obliga a pensar, y en el país de Montag está prohibido pensar. Porque leer impide ser ingenuamente feliz, y en el país de Montag hay que ser feliz a la fuerza...

Su lectura me ha parecido: intensa, impresionante, controvertida, necesaria, única en su contexto, versátil, tremendamente reflexiva, idónea, importante...¿Sabéis de esas veces, queridos lectores y lectoras, cuando una lectura, sea cual sea, llega a nosotros por medio de una recomendación? Muchas veces no nos damos cuenta del pequeño detalle, de ese breve momento, de ese preciso momento que en muchas ocasiones pasa completamente desapercibido, tanto que en alguna ocasión éste queda relegado al mayor de los olvidos. Pues bien, creo, y desde aquí lo reiteraré una y otra vez, las veces que haga falta, que el mundo de la literatura se ha basado y ha subsistido con buena salud en parte gracias a las recomendaciones. Gestos de personas, anónimas o conocidas, que en algún momento, hablaron maravillas de una lectura determinada a un amigo o a un completo desconocido por ejemplo. Son esos pequeños instantes en los que uno puede apreciar de primera mano la importancia de la lectura, la cual, puede llegar a cambiar la vida de una persona por completo, o incluso a condicionar el devenir de la historia, construyendo el futuro que vendrá. El libro no sólo implica cultura, eso lo sabemos todo el mundo, pero hay que tener presente que sin estas recomendaciones, probablemente la literatura no hubiese llegado hasta nuestros días o lo habría logrado pero en un estado deplorable. Pues bien, amigos y amigas, el libro que hoy tengo el placer de reseñar llegó a mis manos gracias a una recomendación, y vaya recomendación. Farenheit 451: la ingeniosa y terrorífica reconstrucción de una distopía que nadie querría presenciar.


La historia de como Farenheit 451 llegó a mis manos y a formar parte, con el tiempo, de ese amplio grupo de selectas lecturas imprescindibles, como ya os he comentado, me llegó a través de una recomendación muy especial. Fue mi pareja, la cual, tras haber hecho un trabajo de ese libro en concreto para su correspondiente carrera universitaria, me animo encarecidamente a que leyese el libro. La verdad, hay que reconocerlo, tiene bastante buen gusto literario, por lo que me fié de su agudo criterio para estas cosas. Tiempo más tarde fui yo la que le recomendé la lectura de 1984 y me lo agradeció, ¡Vaya si me lo agradeció! Volviendo al tema que nos ocupa, he de confesar que antes de oír por vez primera el nombre de este libro, una servidora desconocía por completo su existencia. Si amigos y amigas, se que es una auténtica calamidad, lo se, y más cuando éste libro en concreto se convertiría en un futuro no muy lejano en un título fundamental en mi futuro académico. Tras una lectura apasionante y unas sensaciones intensas, era obvio que debía incluir a Farenheit 451 entre los libros escogidos para mi trabajo final de grado, cuya defensa hoy me parece algo lejana pero de la cual guardo un gran recuerdo. El sobresaliente resultado de dicho trabajo me empujó a leer más libros del género, bien lo sabéis, hasta el punto de que cada vez que voy a una librería, mis ojos buscan distopías de calidad y de profunda reflexión. Desde entonces, al igual que pasó con otros libros del mismo estilo, Farenheit 451 se convirtió en uno de mis imprescindibles más queridos.


En lo que respecta a la critica propiamente dicha, comenzaremos diciendo que Farenheit 451 es una novela ágil, dinámica y muy intuitiva. Esto la verdad es que se agradece, sobretodo en un autor que viene de una época en la que la concisión, la cual se va logrando, no está del todo desarrollada. Esta novela es intuitiva en el sentido de que sin que la historia o el autor en si te guíen, el lector tiene la constante sensación de poder desentrañar lo que pasará en la siguiente página, como si ésta estuviese confeccionada para un tipo de lector en concreto. Con esto no quiero decir que sea excluyente o que sea previsible, al contrario, de hecho, llega incluso a sorprender, porque el método empleado está brillantemente ejecutado. Seguidamente, Bradbury nos presenta una distopía bastante inquietante y terrorífica al mismo tiempo, un mundo en el que la tecnología y la cultura de masas se han autoipuesto de manera brutal y en la que está terminantemente prohibido leer. Esta distopía tan magistralmente ideada tiene su correspondiente explicación, y es que, en la época en la que Farenheit 451 se publica, en Estados Unidos, país natal del autor, se asiste al periodo McCartista, una autentica caza de brujas liderada por McCarthy que consistió en perseguir y encarcelar a todos los sospechosos de simpatizar o formar parte del partido comunista en los Estados Unidos. Esto se introduce en el contexto de la Guerra Fría, en la que, para los que no lo sepáis los Estados Unidos y la Unión Soviética no se podían ni ver, manteniéndose durante largo tiempo en una guerra fría la cual, podía derivar en una guerra atómica total en cualquier momento. De ahí que Bradbury incidiese en la idea del capitalismo invasor, y sobretodo, en la idea de la censura, pues es lógico que en aquella época estuviesen prohibidas ciertas lecturas de ciertos autores. Sin duda, un modelo totalitario en el que una servidora, y como yo muchos de los que leéis las reseñas, no podríamos vivir. Me ha gustado, por otro lado, esa construcción tan definida de los personajes, en especial la de Guy Montag, un personaje lleno de matices y con un gran problema de conciencia, el cual, determina cada uno de sus actos. Para finalizar sólo, aunque se que os parecerá algo surrealista, me gustaría felicitar al autor por el buen gusto a la hora de escoger el titulo de este libro, sin duda, el más adecuado, ya lo comprobaréis.


Finalmente y para dar punto final a la reseña de este maravilloso libro, centraremos nuestra particular reflexión en hablar sobre el tema principal de la novela. Se que es un tema explotado, lo se, y que de seguro he hablado de él en otra reseña. Sin embargo, creo que es necesario de vez en cuando acudir de nuevo a él para darnos cuenta de que, aunque no lo parezca, todavía en nuestra sociedad imperan ciertos tipos de censura. Es cierto que todavía a día de hoy existen países en los que leer ciertos libros está completamente prohibido, algo que nos recuerda que no hace mucho tiempo antes países como en el que he nacido y vivo no se podía leer a autores como Lorca, Hernández o Machado entre otros. Sin embargo, y alejándonos un poco de este tipo de censura, me interesa hablaros de otra, una que está más cerca de lo que imaginamos y que prácticamente hemos adoptado en nuestro día a día, me refiero a la censura en internet, pero sobretodo en las redes sociales. Aunque parezca una cosa disparatada, lo cierto es que la censura impera en estos espacios, de forma invisible y camuflada de acciones que nos pueden parecer superficiales o que carecen de importancia. Cada uno de nosotros tiene en su propiedad cibernética un perfil-muro en una red social, el cual, puede llenar de lo que quiera, mostrándose al mundo tal y como es, sin ningún problema, logrando como consecuencia una orda de "me gustas" fríos como un témpano de hielo. Pero ¿Qué pasaría si se te ocurre comentar en un muro que no es el tuyo, en el que explicas que no estás de acuerdo con lo que ha publicado o
expuesto otra persona? Muy fácil, que te llueven los comentarios negativos al instante, además de otras consecuencias. Tras este planteamiento, una servidora os pregunta ¿Las redes sociales son el lugar de libre albedrío en los que se está permitido hacer lo que queramos? ¿Incluso dar rienda suelta a la censura? ¿Ese "respeto frío" a los muros podría definirse como una barrera invisible llena de censura? ¿Estamos ante una censura consentida? O lo más inquietante ¿Ante una censura dirigida por las élites de poder? Farenheit 451: una historia de sumisión, derechos perdidos, abolición de la cultura, control de las ideas, lucha, esperanza, poder, liberación...La historia que todos, unos más que otros, deberíamos leer.

Frases o párrafos favoritos: 

"Tiene que haber algo en los libros, cosas que no podemos imaginar para hacer que una mujer permanezca en una casa que arde. Ahí tiene que haber algo. Uno no se sacrifica por nada."

Película/Canción: se conoce una sola adaptación, la de el gran director francés François Truffaut en el año 1966, protagonizada por Oskar Werner y Julie Christie. Aunque en su momento las criticas no fueron del todo favorables, debido a ser una adaptación ligeramente libre del libro de Bradbury, hoy en día se le considera un clasico además de una obra de arte en lo que respecta a la fotografía y el montaje.

¡Un saludo y a seguir leyendo!

14 comentarios:

  1. la verdad es que es un libro impresionante este del que nos hablas, a mi tambien me gusto mucho y tambien lo tengo entre mis imprescindibles.
    sobre la censura en Internet decir que tampoco es tan nuva como pudiera creerse. Es lo mismo de siempre. Al final tanto en Internet como en la vida normal, en el mundo real, manda la opinión dominante y quien no se adapta a ella es considerado antisistema, subversivo, peligroso, pasó con el heavy metal en los años 70- 80, pasó con los comunistas y pasa ahora con los criticos de la cultura de Internet, se les trata como apestados, aunque lo unico que hacen es mostrar que la red de redes no es el paraiso, que tiene un lado oscuro que debemos conocer para hacer un uso responsable de Internet.
    una reseña excelente

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leerlo, espero poder hacerlo en verano. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Un libro imprescincible que recomiendo a toda persona que le guste la lectura.Perturbador, es un libro que remueve algo dentro del lector, y para bien o para mal, a nadie le deja indiferente.
    La cita que has escogido es mi favorita también y la considero la más representativa del libro. Aunque también me gustaría dejar este extracto:
    "Uno siempre teme las cosas insólitas. Recuerdas seguramente a un compañero de escuela excepcionalmente brillante, que recitaba las lecciones y respondía a las preguntas mientras los demás lo miraban con odio, inmóviles como estatuas de plomo. ¿Y no era este mismo compañero brillante el que golpeaban y torturaban al salir de la escuela? Claro que sí. Todos debemos parecernos. No nacemos libres e iguales, como dice la Constitución, nos hacemos iguales. Todo hombre es la imagen de todos los demás, y todos somos así igualmente felices. La conclusión es muy sencilla. Un libro, en manos de un vecino, es un arma cargada. Quémalo. Saca la bala del arma. Abre la mente del hombre. ¿Se sabe acaso quién puede ser el blanco de un hombre leído? ¿Yo? No puedo aceptarlo. Y así, cuando las casas de todo el mundo fueron incombustibles, no se necesitaron bomberos para cumplir su antigua misión. Se les dio otro trabajo, el de custodios de la paz de nuestras mentes, el centro de nuestro comprensible y recto temor a ser inferiores"

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. SOy fan de los libros de ciencia ficción. F451 está entre los mejores. Otras dos novelas que no debes perderte: The handmaids tale de Margaret Atwood y We de Yevgeny Zamyatin. Creo que ambas tienen ya traducción al español.

    ResponderEliminar
  5. Me apunto el clásico. Buena reseña.

    ResponderEliminar
  6. Un eterno pendiente. Hace muchísimo que quiero leerlo, desde que ví la película, que esa sí que es una de mis imprescindibles y que he visto varias veces. Sé que la historia original difiere en algo con la del film.
    Una reseña magnífica, me has reavivado el deseo de ponerme con ella ¡ya!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Buenas :) Estoy como Ilona, del comentario de arriba, para mí es un eterno pendiente. A ver si me animo :)
    Un besazo y gracias por la reseña, me alegro de que te haya gustado.

    ResponderEliminar
  8. Me pusiste los pelos de punta con ese último párrafo y es que tienes toda la razón, estamos tan rodeados de censura que a veces lo vemos como algo natural o ni siquiera lo notamos.
    Es una novela genial, cuando la leí disfrute de cada página y ahora la recomiendo a diestra y siniestra porque creo que todo el mundo debería leer en algún momento de sus vidas.
    Muy buen reseña, como siempre ;)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Es de esos libros con los que aún no me he atrevido. Pero en tu reseña he encontrado muchas razones para por fin atreverme.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Un libro con el que no me he atrevido aún, pero en tu reseña encuentro muchas razones para empezar a atreverme.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Podría gustarme, pinta bien. Otra cosa seria conseguir el hueco para leerlo. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. Hola! hace un tiempo reseñaba algo del autor y la verdad es que tengo muy pendiente una obra suya, creo que me estrenaré con ésta y espero poder hacerlo pronto, porque es uno de esos clásicos que se deben leer. Gracias por la reseña.

    Beso...

    ResponderEliminar
  13. Hola! Aunque no es un libro de mi estilo no tiene mala pinta pero tengo tantos pendientes que por ahora lo dejaré pasar. Magnifica reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. Lo leí hace mucho, pero siempre lo recomiendo, igual va siendo hora de que yo lo relea.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...