Presentación

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora." Proverbio hindú

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca." Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

"Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer." Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

En este blog encontraréis reseñas, relatos, además de otras secciones de opinión, crítica, entrevistas, cine, artículos... Espero que os guste al igual de todo lo que vaya subiendo.

domingo, 6 de diciembre de 2015

RESEÑA: La Carretera.

LA CARRETERA


Título: La Carretera. 

Autor: Cormac McCarthy (Providence, Rhode Island 1933) novelista, dramaturgo y guionnista estadounidense. El crítico literario Harold Bloom le ha distinguido como uno de los cuatro mayores novelistas norteamericanos de su tiempo junto a Thomas Pynchon, Don Delillo y Philip Roth. Se le suele comparar habitualmente con William Faulkner y ocasionalmente con Herman Melville, aunque por la importancia que juega la naturaleza en sus novelas, también se le compara con Mark Twain. McCarthy es autor de novelas tan importantes como El Guardián del Vergel, Hijo de Dios, Meridiano de Sangre, Suttre, No es país para Viejos y de la famosa Trilogía de la Frontera (Todos los hermosos Caballos, En la Frontera y Cuidades de la Llanura) entre otros. En el año 2006 McCarthy publicó La Carretera, obra que le valió el prestigioso Premio Pulizer al año siguiente.


Editorial: Debolsillo.

Idioma: inglés.

Traductor: Luís Murillo Fort.

Sinopsis: La Carretera, novela galardonada con el Premio Pulitzer 2007 y best seller literario en Estados Unidos, transcurre en la inmensidad del territorio norteamericano, un paisaje literalmente quemado por lo que parece haber sido un reciente holocausto nuclear. Un padre trata de salvar a su hijo emprendiendo un viaje con él. Rodeados de un paisaje baldío, amenazados por bandas caníbales, empujando un carrito de la compra donde guardan sus escasas pertenencias, recorren los lugares donde el padre pasó una infancia recordada a veces en forma de breves bocetos del paraíso perdido, y avanzan hacia el sur, hacia el mar, huyendo de un frío "capaz de romper las rocas".

Su lectura me ha parecido: dura, apasionante, terrible, reflexiva, intrigante, trepidante, humana, versátil, interesante...¿Sabéis de esos momentos en los que piensas que nada puede sorprenderte ya? ¿Esos instantes en los que, tras una racha de lecturas para olvidar, te sientes bastante frustrado con el mundo de la cultura y de la literatura sobretodo? ¿Esos segundos en los que a punto estás de perder la confianza en el ser humano como creador de cultura? Creo que todos, amigos y amigas, sobretodo los que nos dedicamos a esto de escribir lo que nos parece una lectura en concreto, hemos atravesado fases críticas, en las que tras encadenar una decepcionante novela tras otra, nos hace padecer, llamémoslas, crisis de fe o de confianza. Sin embargo, una servidora, afortunadamente, gracias a un acontecimiento fortuito, consiguió salir de ese interminable y agonizante bucle que parecía no tener fin. En ese maravilloso momento, surgió una especie de historia de amor, entre la literatura de un autor y una servidora, empujándome a querer saber más y a intentar en la medida de lo posible leer más libros suyos. De momento, he conseguido, y también de pura casualidad, conseguir leer el libro que hoy tengo el placer de reseñar, y que de seguro algunos conocéis. Sin más preámbulos, lectores y lectoras os presento La Carretera: la depresión y la reflexión unidas en un libro único. 


La historia de cómo La Carretera llegó a mis manos, sorprendentemente todo hay que decirlo, fue, como ya avancé en la introducción de pura y absoluta casualidad. Sin embargo, la historia comienza, para ser justos, una tarde, en una de mis queridas y admiradas librerías del centro de mi ciudad, mientras echaba un vistazo a las estanterías dónde se apilaban los clásicos de la literatura. En uno de aquellos golpes de vista, vislumbré un apellido, que en cierto sentido me resultaba familiar: McCarthy. Al leerlo, inconscientemente lo asocié con Josep McCarthy, el máximo exponente del Mccartthismo, es decir, de la tristemente famosa caza de brujas, de esta cruzada anticomunista que afectó en su mayor medida al mundo de la literatura y del cine en los Estados Unidos.Sin embargo, en cuanto me decidí a sacar uno de aquellos libros de la estantería, pronto supe que se trataba de un escritor estadounidense un tanto peculiar e interesante al mismo tiempo. Tras esa primera experiencia, en la que sólo leí la sinopsis del libro en cuestión, no había día en el que, cuando acudía a cualquier librería, mis ojos buscasen las novelas de Cormac McCarthy. Un a servidora no podía evitar perderse entre la belleza de sus portadas y saborear la escasa sinopsis que la editorial mostraba en su contraportada, preguntándome si llegaría el día, ese día en el que pudiese adentrarme plenamente en algunas de sus novelas. El tiempo pasaba y ante la imposibilidad de encontrar sus libros en alguna biblioteca cercana, estuve a punto de rendirme, sin embargo, una tarde se me ocurrió echar un vistazo a la lista de libros electrónicos que un familiar me pasó cuando me reglaron el Ebook. La sorpresa fue mayúscula cuando de entre la lista de autores pude leer el apellido McCarthy, enseguida pinché sobre él y apareció sólo una novela, La Carretera. Me hubiese gustado encontrar más títulos del autor, sin embargo, en aquellos instantes me contentaba con leer aquella novela que tantas veces había visto en las librerías. Mis deseos, por fin, se habían cumplido. 


En lo que respecta a la crítica propiamente dicha, comenzaré diciendo que La Carretera es una novela original dentro del estereotipo del género postapocalíptico en el que se inserta la novela. Encuentras algún cliché, como es habitual, mientras lees el libro, sin embargo, no molestan, pues, la historia que McCarthy nos narra sirve de contrapeso con respecto a estos pequeños detalles que podrían habernos distraído de su lectura de no haber estado difuminados a posta por el autor. Seguidamente, otro aspecto importante es el juego que establece el escritor entre la trama y el lector, proponiendo a éste último una especie de reto literario. En resumidas cuentas, en La Carretera McCarthy obliga al autor a estimular la imaginación y a pensar, algo que no es nuevo es cierto, pero que en este libro adquiere unas proporciones interesantes al posicionar al lector en un páramo desolador en el que seguimos la historia, la terrible historia de un padre y un hijo en busca de la salvación, de esa supervivencia deseada en un mundo arrasado. Es entonces cuando McCarthy inconscientemente nos plantea preguntas, cuestiones que van apareciendo a lo largo de la novela, que nos hacen por ejemplo, tratar de imaginarnos esa destrucción, esa bruma oscura, esos edificios esqueléticos y sin vida; pero también hacernos pensar sobre las consecuencias y los por qués de dicha catástrofe. Por último, el hecho de que presente una lectura ágil, explícita y directa, bastante directa, es un aliciente para que la predisposición del futuro lector a adentrarse en esta novela sea del todo favorable, por lo que en ese sentido McCarthy en La Carretera logra un magnífico trabajo. 


Reservando este cuarto y último párrafo a la reflexión final de la novela reseñada en cuestión, no puedo evitar iniciarlo sin antes confesaros lo difícil que ha sido encontrar un punto en el que poder desarrollar una opinión personal acerca de este libro, pues, son tantos los temas que aparecen, y cada cual más atrayente e interesante. Sin embargo, y tras meditarlo durante unos largos días, he llegado a la conclusión de que La Carretera encierra entre sus páginas un mensaje claro y apabullante, tan apabullante que irónicamente, puede incluso pasar desapercibido en la novela para nuestra tristeza. Hace unas semanas que sabemos de las reuniones de los jefes de estado y de gobierno en París, en las cuales, se pretende poner solución al problema del Camio Climático. De momento la cosa parece que avanza, pero a pasos minúsculos, de hecho ni yo misma sabría decir cuantas reuniones llevan ya intentando ponerse de acuerdo, algo que, por otro lado, no beneficia en nada al planeta tierra, el cual esta siendo testigo de una incesante crecida del nivel del mar, de cómo los gases contaminantes destrozan la capa de ozono, de cómo ríos se convierten en vertederos y de como el deshielo avanza vertiginosamente ante nuestros ojos sin que nadie se digne a frenarlo. En la contraportada de la edición de La Carretera, se insinúa que el estado de la tierra que presenta es debido a un holocausto nuclear, algo que nos remite sin lugar a dudas, a la tragedia acontecida en Chernóbil, pero que en el caso de la novela, sería a escala mundial. No obstante, en la novela no se especifica el por qué de la situación, sólo vemos las terribles consecuencias que dicho desastre provocó y como éste sirve de desolador y dantesco paisaje para los protagonistas, ese marco de fondo, ese ficticio mundo en el que nadie querríamos vivir. Por ello, y en relación con lo mencionado antes, desde aquí pido que cuidemos nuestro entorno, que lo mimemos, que lo tratemos bien, pues a veces no nos damos cuenta que con inconscientes actos, nos estamos cargando nuestro paraíso, nuestra casa, nuestro hogar. La Carretera ofrece esa reflexión, la cual, debemos tener muy en cuenta para nuestro futuro y para el de nuestros descendientes. La Carretera: una historia de sacrificio, solidaridad, paternidad, inocencia, supervivencia, desolación, ideales....Una novela que todos deberíamos leer al menos dos o más veces en la vida. 

Frases o párrafos favoritos: 

"No creo que la bondad se aprenda.Si te dejan a la deriva en el mundo para aprender sobre la bondad, vas a tener un problema."

Película/Canción: en el año 2009 se estrenó la adaptación cinematográfica de dicha novela. Interpretada por Viggo Mortensen (El Señor de los Anillos) obtuvo en su momento buenas críticas y llegó a competir en el conocido Festival de Cine de Venecia en su edición número 66. 




¡Un saludo y a seguir leyendo!

23 comentarios:

  1. Hey, la verdad es que no me llama, gracias por la reseña, besos :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Shiro!
      Bueno, no pasa nada, a todos no nos gustan los mismos libros ni las mismas lecturas. De todas formas desde aquí te lo recomiendo. Gracias, la verdad es que se hace lo que puede, esta reseña en concreto me ha costado bastante redactarla y que por fin viese la luz.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  2. Me ha gustado la reseña. La verdad es que es un libro con el que no terminaba de atreverme por ser una historia dura y tal, pero creo que finalmente me he decidido^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Laura!
      Me alegro de que te gustase la reseña. Pues si, en eso si que tienes razón, La Carretera es una novela que cuenta una historia muy dura, pero que sin duda su lectura merece mucho la pena, en la cual, te animo a que te adentres, aunque sólo sea por la curiosidad que esta reseña ha suscitado en ti.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  3. No es uno de los géneros que frecuento, pero me recomendaron tanto este libro que no me pude resistir. Y fue todo un acierto. Una obra magistral, que te invita constantemente a reflexionar y que te deja con cierta amargura, con pesimismo en el alma. Una gran reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Margari!
      Me alegro de que acabases accediendo a leer esta novela, que como ya he mencionado en la reseña, merece mucho la pena. Bueno, a veces nos tenemos que adentrar en géneros que no solemos frecuentar para encontrar verdaderas joyas de la literatura, las cuales, pueden incluso quedarse en nosotros y en nuestra memoria para siempre. Con respecto a lo que cuentas al final es cierto, La Carretera ofrece un abanico grande de reflexiones a tener en cuenta. Aquí en la reseña he expuesto el tema del desastre en el que se ha sumido la tierra en ese ficticio marco apocalíptico. Sin embargo, otro tema importante y que no hemos tratado en ella sería el de la mistificación del pasado y de nuestros propios recuerdos.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  4. Hola! No conocía el libro pero no acaba de convencerme.

    Muy buena reseña como siempre.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Beatriz!
      Bueno, te digo lo mismo que a Shiro, no pasa nada, no a todos nos pueden atraer las mismas lecturas. Yo con que al menos os acabe transmitiendo una opinión acerca de él me conformo, y me doy por satisfecha. Gracias, se hace lo que se puede, aunque en esta ocasión he de confesarte que me ha costado bastante trabajo redactarla, no se, las musas no me acompañaban.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  5. ¡Buenas!

    Vi la película hace un par de años y me gustó bastante; por tu reseña deduzco que no está muy mal adaptada y de momento me conformo con la peli, aunque no descarte leer la novela algún día.

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Mrs.S!
      Yo la verdad es que la película no la he visto, de hecho, para mi fue toda una sorpresa encontrarme con la adaptación cinematográfica. En eso la verdad es que no te puedo orientar, sin embargo, confío en tu criterio, si es así, estamos hablando ante una buena adaptación. Espero entonces que la reseña te haya animado a leer algún día La Carretera, lectura totalmente recomendable.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  6. una obra muy interesante la que nos presentas, espero tener un hueco para leerla algún día.
    La verdad es que el tema del fín del mundo siempre ha atraido a los novelistas, sobretodo desde la guerra fría, donde el miedo a una guera nuclear disparó la imaginación de muchos, desde entonces el genero postapocaliptico copa las estanterias y es que el panorama en el mundo pinta muy feo.
    una gran reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días JF!
      Espero que así sea, sin duda, es una novela que como digo, debemos leer más de dos veces, por las distintas lecturas y las diferentes conclusiones que podemos extraer de ella.
      Eso es cierto, a los escritores la idea del fin del mundo les resulta atractiva. Ahora mismo no se me ocurre ningún titulo en cuestión, pero si, estás en lo cierto, el miedo a un posible desastre nuclear estaba ahí. Por otro lado, no sabemos lo que el futuro nos va a deparar, sin embargo, el auge de la novela distópica juvenil y los libros de zombies nos pueden dar una idea de una moda por un lado o de un pensamiento reinante en la sociedad actual, lo que indicaría que si, el panorama pinta muy feo.
      Un saludo y gracias por tu interesante aportación! ;)

      Eliminar
  7. Me la apunto. Creo que el mensaje es muy positivo y no creo que algo asì estè muy lejos de la realidad tomando en cuenta que en Hiroshima y Nagasaki ya cayò una bomba nuclear y que desde aquel terrible año hasta nuestros dìas, las armas biològicas y nucleares se han ido perfeccionando muy en secreto.

    La tarea de cuidad el planeta es asunto de todos y me imagino que èsta historia serà de esas que me hacen llorar porque las relaciones padre/hijo son muy nostàlgicas para mì dado la relaciòn super cercana que llev con el mìo y que en una situaciòn tan extrema como un apocalipsis, de seguro se intensifica muchìsimo màs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Arethusa!
      Es cierto, las armas de destrucción masiva se han ido perfeccionando a lo largo de los años, no obstante, no hay que irse muy lejos para encontrar otro desastre nuclear que estuvo a punto de convertirse en una catástrofe mundial y que aún a día de hoy sigue muy activo como es lo que sucedió en Chernóbil en los años 80 y que cuenta la premio nobel de este año Svetlana Alexievich brillantemente en uno de sus libros. Es entonces cuando te das cuenta de que no sabemos nada de un tema tan importante como es la energía nuclear y la radiación.
      Por otro lado, si, en esta novela la relación entre el padre y el hijo es muy fuerte, pero en esta ocasión lo es más, pues el entorno hostil y la supervivencia acrecentan esa unión. Así que de seguro que te gustará.
      Un saludo y gracias por tu interesante comentario! :)

      Eliminar
  8. A mi también me gustó mucho. Coincido contigo en que no es la típica novela post-apocalíptica (para empezar la extensión, que no llega a 200 págs. y el estilo único y nada intercambiable de McCarthy). La adaptación al cine es muy fidedigna y Viggo Mortensen transmite todo ese conflicto interior a la perfección.
    Si que es una novela para pensar, no solo en las cuestiones de supervivencia de nuestra propia especie, sino en las relaciones entre personas y lo que realmente nos hace humanos.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Gerardo!
      La verdad es que como le comenté a Mrs.S no he tenido todavía el placer de ver la película. No obstante, entre todos me estáis animando a verla, pues, por lo que contáis es una buena adaptación y Viggo Mortensen no me desagrada del todo como actor.
      Ese es precisamente, Gerardo, otro de los temas que se abordan en la novela y que por falta de espacio no hemos tratado en la reseña y que en cierto modo es muy importante. En cualquier situación adversa ya sea una guerra o un desastre ecológico de gran envergadura, es donde el ser humano suele mostrar su lado oculto, su instinto más animal, algo que por otro lado se ha abordado en miles y miles de novelas.
      Un saludo y gracias por tu interesante opinión! :)

      Eliminar
  9. Una de mis novelas favoritas.
    Me encanta el estilo y la forma de contar la historia.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Shorby!
      Me alegro de que esta sea una de tus novelas imprescindibles, espero que disfrutases mucho leyéndola en su momento. Si, lo cierto es que el estilo de la novela tan directo ayuda al lector a ponerse en la piel de los protagonistas.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  10. No me desagrada, pero no me termine de convencer, no sé por qué.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Buscando-mi-equilibrio!
      Bueno, no pasa nada, de todas formas, te lo recomiendo encarecidamente aunque sea una historia muy dura y aunque la atmósfera que impregna al libro sea muy oscura.
      Un beso y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  11. Hola:

    La lei en su momento y como te ha pasado a ti me impresionó muchísimo. Luego vi la peli con Vigo Mortensen y pensé que la novela la superaba con creces. Los adjetivos con que la describes en la reseña son adecuadísimos: dura, interesante, humana, versátil..., a los que yo añadiría los de terrible, apocalíptica y alguno otro de connotación humanamente penosa.
    Estoy de acuerdo contigo en que la Cumbre del Clima abre una esperanza en esta distopía que si nos descuidamos llegará y... eso... sería terrible.
    A mí la manera que tienen de escribir estos writers norteamericanos me gusta mucho, son capaces de crear unas atmósferas verosímiles incluso cuando -como en esta novela- el asunto es de pura anticipación.
    Fenomenal reseña, Jimena
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Juan Carlos!
      A diferencia de ti, yo todavía no he tenido la oportunidad de ver la adaptación cinematográfica, por lo que en ese sentido no te puedo hablar mucho. No obstante, me alegro de que hayas encontrado la reseña interesante y adecuada en sus términos. Con respecto a la cumbre del clima estoy de acuerdo con tus palabras, hay que tomar medidas por el bien de la humanidad.
      Sobre los writers norteamericanos te diré que compartimos en este sentido la misma admiración por este tipo de literatura, es más, me encanta ese sello de literatura directa y en cierta medida bastante brusca, pero hermosa al mismo tiempo. Hace unos meses descubrí a un autor americano llamado John Kennedy Toole. Tiene un libro titulado La biblia de neón, el cual está muy bien y te recomiendo encarecidamente.
      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  12. Hola :)
    Buena reseña. Yo también leí La carretera, el primero y hasta ahora el único libro que he leído de McCarthy. Pero tengo ganas de poder anteponer ya alguno más suyo en mi larga lista de pendientes.
    Y creo que hay mucho en la novela, pese a su aparente sencillez argumental y temática.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...